Consejos para acelerar la navegación por Internet con Chrome o Firefox

A la hora de utilizar Internet todos queremos que funcione bien, que vaya rápido y que no haya problemas. Son muchos los factores que pueden influir. Podemos destacar la conexión contratada, el dispositivo que utilicemos, si nos conectamos por cable o Wi-Fi… También hay que tener en cuenta qué navegador estamos utilizando y cómo lo tenemos configurado. En este artículo vamos a dar algunos consejos esenciales para que el navegador Chrome o Firefox, que son los más utilizados, funcionen mejor.

Cómo mejorar la velocidad al usar el navegador

Son muchos los navegadores que podemos utilizar para acceder a Internet. Hay muchas opciones disponibles tanto para dispositivos móviles como también equipos de escritorio. Algunos de ellos están más orientados en mejorar la privacidad y seguridad, otros pueden estar más optimizados para la velocidad o incluso algunos cuentan con más herramientas externas.

Nosotros vamos a dar algunos consejos para lograr que tanto Google Chrome como Mozilla Firefox funcionen lo mejor posible. Es importante tenerlos optimizados para que la velocidad de navegación sea la adecuada y no haya problemas. Vamos a hablar de estas dos opciones ya que son las que cuentan con más usuarios.

Optimizar la caché

Uno de los trucos que podemos tener en cuenta para que el navegador funcione más rápido es optimizar la caché. Podemos limpiarla cuando tenemos problemas de funcionamiento. Es algo que podemos aplicar tanto en Chrome como en Firefox y el proceso es similar.

Siempre que navegamos por Internet y entramos en cualquier página web, el navegador almacena información. Son pequeños archivos del sitio que se guarda en el dispositivo para cargar ese sitio de forma más rápida en el futuro. No obstante, esta característica puede tener su parte negativa, y es que al navegar por muchos sitios web esa memoria caché puede ser demasiado y generar complicaciones.

Para optimizar la caché en Chrome tenemos que ir al menú de arriba a la derecha (los tres puntos), pinchamos en Más herramientas y Borrar datos de navegación. Allí podremos elegir el periodo que queremos borrar. Posteriormente le damos a Borrar datos y reiniciamos el navegador.

Borrar la caché en Chrome

En Mozilla Firefox el proceso es similar. Tenemos que ir a Opciones, Privacidad y seguridad, Limpiar datos, marcamos Contenido web y caché y le damos a Limpiar. Después solo tendremos que reiniciar el navegador.

Limpiar datos en Firefox

Tener el navegador actualizado

Otro consejo muy importante para que el navegador funcione correctamente y vaya rápido es tenerlo actualizado. Esto es algo que debemos aplicar a cualquier opción que estemos utilizando. De esta forma evitaremos problemas y siempre lograremos contar con las mejoras que puedan introducir en cada nueva versión.

En el caso de Chrome, para comprobar que lo tenemos actualizado correctamente hay que ir al menú, Ayuda e Información. Allí nos mostrará qué versión estamos utilizando y en caso de que haya alguna nueva la actualizará automáticamente.

Saber si el navegador está actualizado

En Mozilla Firefox el proceso es similar. Tenemos que ir al menú, entramos en Ayuda y marcamos Acerca de Firefox. Nos abrirá una nueva ventana con la información sobre la versión que estamos utilizando.

No sobrecargar Chrome o Firefox con extensiones

También debemos recomendar no sobrecargar el navegador con complementos. Tanto Chrome como Firefox cuentan con muchas extensiones que pueden ayudarnos en nuestro día a día. Algunas pueden ofrecer funciones interesantes que de serie no trae el navegador.

Sin embargo al contar con un exceso de este tipo de herramientas también podemos tener problemas. Algunas extensiones podrían provocar una saturación y que a la hora de abrir una página web vaya lento.

Mantener el sistema y navegador libres de amenazas

Por supuesto también es muy importante la seguridad. Hay muchas amenazas que pueden afectar también al propio navegador. Adware, extensiones maliciosas, virus que modifiquen algunos parámetros… Todo esto podría ralentizar también cuando navegamos con Chrome o Firefox.

Pero no solo hay que mantener la seguridad en el propio navegador, sino también en el dispositivo que estemos usando. De ahí la importancia de tener instaladas herramientas que nos protejan, como puede ser un antivirus o cortafuegos.

Usar complementos que ayuden a la velocidad

Sí, hemos dicho que abusar de las extensiones podría lastrar el buen funcionamiento del navegador. No obstante hay algunos complementos que podrían optimizar el funcionamiento. El objetivo es que funcionen lo mejor posible, que no estén sobrecargados y expriman los recursos que tenemos disponibles.

Eso sí, recomendamos siempre instalarlos desde fuentes oficiales. De esta forma evitaremos problemas que puedan comprometer nuestra seguridad. A veces podemos toparnos con software de terceros que no son seguros.

Cerrar pestañas innecesarias

Cada pestaña que tengamos abierta puede ralentizar el uso del navegador. Esto dependerá de la capacidad de nuestro dispositivo. Habrá casos en los que afecte más o menos. Nuestro consejo es cerrar aquellas que no son necesarias. Por ejemplo páginas que hemos visitado y que ya no necesitamos.

Una alternativa es crear marcadores para ir almacenando aquellos sitios que en un futuro pudiéramos necesitar. Así los tendríamos siempre disponibles pero no afectarían al rendimiento del navegador.

Cuidado con los programas de seguridad

Tener un antivirus o cortafuegos es muy importante. Nos ayudan a prevenir ataques que afecten a la seguridad y que incluso pueda afectar a la velocidad del navegador. Sin embargo el hecho de tener mal configurado algún programa de este tipo también podría perjudicarnos. Debemos siempre cuidar qué programa vamos a instalar para protegernos y que esté optimizado y bien configurado.

En definitiva, estos son algunos consejos interesantes para mejorar la velocidad al navegar con Firefox o Chrome. Son pasos sencillos que podemos aplicar en nuestro día a día para lograr un rendimiento óptimo y evitar problemas.