Network Manager: programa de código abierto para monitorizar la red

Network Manager: programa de código abierto para monitorizar la red

Javier Jiménez

Son muchos los dispositivos que tenemos conectados a la red en nuestro día a día. Cada vez tenemos más, ya que lo que se conoce como el Internet de las Cosas está en auge. Esto hace que en ocasiones pueda ser interesante conocer en todo momento qué tenemos conectado, qué consumo estamos haciendo de la red, etc. Es interesante para evitar problemas y lograr optimizar al máximo la conexión. Tenemos muchas herramientas para ello y en este artículo vamos a hablar de Network Manager, un programa gratuito para Windows.

Network Manager, una herramienta para gestionar las conexiones

Dentro de todas las opciones que tenemos a nuestra disposición, Network Manager es una de las que tenemos disponibles para Windows de una manera gratuita. Se trata de un programa de código abierto que nos permite monitorizar los adaptadores de red de una manera sencilla, así como llevar a cabo algunas configuraciones.

Ofrece también información detallada sobre cada interfaz de red, como puede ser el protocolo IPv4, IPv6, dirección MAC, etc. De esta forma podremos tener esos datos específicos de una tarjeta de red y que pueden ser necesarios en determinadas ocasiones para llevar a cabo algunas configuraciones.

Además permite configurar los parámetros de varias interfaces de redes, donde podemos incluir direcciones IP, DNS y diferentes métricas para organizar todo de una manera óptima. De igual forma permite gestionar las redes de Windows de una manera sencilla.

Cómo usar Network Manager

La herramienta Network Manager es muy sencilla. Está disponible para todas las versiones del sistema operativo de Windows, que es el más utilizado en equipos de escritorio hoy en día. Un punto clave de este software, más allá de que es gratuito y de código abierto, es que no necesita instalación.

Por tanto simplemente tenemos que descargar el archivo ejecutable e iniciarlo. Automáticamente comenzará a funciona, sin necesidad de que lo instalemos en el sistema. Podemos bajarlo de su página web, así como ver el código fuente en GitHub. Está disponible para 32 y 64 bits.

Network Manager

Cuando lo tengamos ejecutado veremos que aparece una primera ventana tal y como vemos en la imagen de arriba. Allí nos mostrará algunos datos básicos, como la dirección IP de la tarjeta de red que estamos usando, así como la dirección IP pública. También la velocidad de descarga y subida, con un pequeño gráfico.

Network Manager para Windows

Si le damos al icono de ajustes, que aparece abajo a la izquierda, nos abrirá una ventana más completa, con más datos e información relevante a nuestra conexión. Allí veremos datos como la dirección MAC de la tarjeta de red, dirección IP, el adaptador, etc.

Interfaz de configuración Network

Entrando en la configuración de la interfaz podemos crear perfiles. De esta forma, por ejemplo, podemos crear uno para que utilice los DNS de Google. Cuenta también con otras funciones como resetear los valore TCP/IP.

También tenemos el apartado de configuración de la herramienta, que nos permite usar algunos parámetros como por ejemplo que se lance al iniciar el sistema, que esté siempre visible, el espacio de tiempo que se va a reflejar en el gráfico, etc. Algunos puntos que podremos configurar en cualquier momento.

Arriba veremos un apartado para comprobar actualizaciones. Esto es útil, ya que siempre conviene tener todas las herramientas que utilicemos actualizadas a la última versión. De esta forma podremos corregir posibles problemas que puedan surgir y que comprometan la seguridad o el buen funcionamiento de los dispositivos. Es algo que debemos aplicar en todo momento, sin importar el sistema operativo que estemos usando, así como el tipo de programa.

En definitiva, Network Manager es una herramienta muy sencilla para utilizar en Windows si queremos usar un programa para gestionar algunos aspectos de nuestra red. Son datos que podemos ver en nuestro dispositivo, así como configuraciones que podemos llevar a cabo, pero todo ello en un único lugar, en una aplicación básica donde concentra todo esto de una manera sencilla.

Además, como hemos visto se trata de un software de código abierto totalmente gratuito. No necesita instalación y en pocos pasos lo podemos estar utilizando en nuestro sistema Windows, desde la versión XP hasta la última de Windows 10.