¿El nombre de DNS no existe en Windows? Tiene fácil solución

Tener una conexión a Internet estable y que funcione correctamente se ha convertido en algo casi esencial para muchos usuarios. Hoy en día tenemos la oportunidad de conectarnos desde muchos lugares, tanto de forma inalámbrica como a través de cable. Podemos usar dispositivos móviles o equipos de escritorio para ello. Hay un gran abanico de posibilidades que nos ofrece la red. Ahora bien, en ocasiones pueden surgir problemas. Existen fallos que pueden hacer que sea imposible navegar o tenga muchas limitaciones. Hoy vamos a explicar qué es el mensaje de error de que el nombre de DNS no existe en Windows y cómo podemos solucionarlo.

El nombre de DNS no existe en Windows

Windows es en la actualidad el sistema operativo más popular y utilizado. Por tanto es el que usan muchos usuarios para navegar por Internet. En ocasiones pueden surgir problemas y podemos quedarnos sin conexión. Intentamos navegar por la red pero vemos que es imposible.

Generalmente aparecen mensajes de error que nos ayuda a descubrir el motivo. Así podemos poner solución al problema y poder navegar por Internet con normalidad. Uno de esos errores o fallos es cuando aparece el mensaje de que el nombre de DNS no existe en Windows. También incluye el mensaje de error INET_E_RESOURCE_NOT_FOUND.

Hay que tener en cuenta que este fallo no aparece en todos los navegadores. Eso significa que en ocasiones simplemente con cambiar de navegador podemos solucionar el problema. Otras veces tocará realizar algún cambio más.

Si nos aparece este error estamos ante un problema importante. No se trata de un fallo que pueda dificultar la navegación, ralentice la conexión o similar. En esta ocasión estamos ante un error que directamente bloquea el acceso a la red. Tenemos por tanto la imposibilidad de navegar correctamente.

Cómo solucionar el error de que el nombre de DNS no existe en Windows

Por suerte podemos tener en cuenta algunas cosas con las que solucionar este problema. Básicamente son tres y vamos a explicar en qué consisten. Es muy sencillo y lo normal es que se arregle el problema rápidamente.

Probar otro navegador

Hemos mencionado que este problema no suele ocurrir en todos los navegadores. Eso significa que si nos topamos con este error al navegar por un navegador, siempre podemos probar otro para ver si sigue ese problema o no.

Es por tanto una solución sencilla pero que puede ser útil en muchos casos cuando no queremos más complicaciones. Podemos probar simplemente a usar otro navegador diferente al del problema.

Ya sabemos que tenemos a nuestra disposición un amplio abanico de posibilidades. Hay navegadores que se centran más en la privacidad, otros están presentes en múltiples plataformas, etc. Es muy importante siempre tenerlos actualizados y en buen estado. A veces estos errores aparecen por tener el navegador desactualizado o una mala configuración del mismo.

Usar los DNS de Google

Estamos ante un problema que nos muestra que el nombre de DNS no existe en Windows. Es posible que el servidor DNS de nuestra operadora esté causando problemas. Si utilizamos los DNS de Google podrían solucionarse y navegar con normalidad. Para ello simplemente hay que seguir unos sencillos pasos.

Lo primero es entrar en Configuración, vamos a Red e Internet y aquí seleccionamos Cambiar opciones del adaptador. Seleccionamos el que nos interesa, le damos clic derecho y entramos en Propiedades. Una vez aquí pinchamos en Protocolo de Internet versión 4 (TCP/IPv4) y nuevamente a Propiedades.

Solución al error de que el nombre de DNS no existe en Windows

Tenemos que seleccionar Usar las siguientes direcciones DNS automáticamente. Aquí introducimos las de Google, que son 8.8.8.8 en Servidor DNS preferido y 8.8.8.4 en Servidor DNS alternativo. Solo que tenemos que darle a Aceptar y listo.

De esta forma habremos cambiado los DNS para utilizar los de Google. Esto podría solucionar el problema de que el nombre de DNS no existe en Windows.

Cambiar HTTP por HTTPS

Por último, una solución que parece que le ha servido a algunos usuarios, es simplemente cambiar HTTP por HTTPS a la hora de abrir una página web en el navegador.

Como sabemos muchas páginas aún están en HTTP. Lo normal es que si ponemos una web en HTTP el navegador nos redirija automáticamente a la versión HTTPS en caso de que exista. Sin embargo podría darse el caso de que nuestro navegador no interprete eso correctamente y genere problemas.