Causas de un ping de conexión elevado y soluciones para reducirlo

El «Ping» es uno de los comandos básicos más importantes que podemos utilizar para diagnosticar problemas en la red. Nos puede ayudar a averiguar si un equipo está conectado, comprobar si un recurso de la red está activo o si una página web está caída. En los sistemas operativos habituales, se cuenta con una herramienta para hacer ping, aunque hay que reconocer que existen programas más completos que ofrecen más funcionalidades. Así, cuando tenemos el ping alto en un equipo puede ser síntoma de que algo no funciona bien. En este tutorial vamos a explicar por qué a veces el ping de la conexión es muy elevado y cómo comprobar donde esta el fallo.

El punto donde enfocamos la mirada de nuestra conexión suele ser la velocidad. Sin embargo, también hay otro elemento muy importante que nos puede afectar. Este es el ping o latencia, en el caso de tener un ping alto puede provocar una navegación por Internet insatisfactoria. Además, puede repercutir negativamente cuando jugamos on-line, en las llamadas de audio y también, por supuesto, en las vídeo llamadas. Vamos a empezar explicando qué es el ping, cómo podemos averiguarlo y los valores correctos que debemos tener. También hablaremos de las causas que provocan que tengamos un ping de la conexión muy elevado.

Qué es el ping y para qué se utiliza

El ping lo podemos definir como un comando para el diagnóstico de redes que nos va a permitir comprobar el estado de la comunicación entre el equipo local y uno o varios equipos de destino para lo que se va a usar el protocolo IP. Su forma de funcionamiento es la siguiente, al hacer ping a una IP, este envía un mensaje ICMP Echo Request al host de destino, y cuando el host de destino lo recibe, le contesta. La respuesta se hace con un mensaje ICMP Echo Reply.

En función de esa respuesta, se calcula el tiempo mínimo, medio y máximo que se tarda en responder. Si no se obtiene respuesta en un tiempo predeterminado, nos indicará que no hay conexión con el host, que la red es inalcanzable u otro tipo de errores.

Hoy en día cada vez es más común tener una impresora conectada a nuestra red local por Wi-Fi o cable de red. En el caso de que falle la impresión podemos hacer una serie de comprobaciones. Si hacemos el ping a la impresora y contesta, eso puede ser síntoma que tenemos un problema de drivers o algo está mal configurado. Por otro lado, en caso de no responder al ping, es que el fallo tiene que estar relacionado con la red porque no esté asignada una IP o tengamos algún conflicto de IPs. Otra cosa podría ser algo físico que afectase al router, cableado de red o la propia impresora.

Averiguar si el ping de la conexión es elevado

Lo primero que debemos explicar, es que podremos utilizar el comando ping de dos formas bien diferentes:

  • A nivel de nuestra red doméstica: para comprobar el estado de nuestros equipos y recursos de red. Un ejemplo podría ser el de la impresora que pusimos en el apartado anterior.
  • En relación con nuestra conexión de Internet: si funciona con normalidad, o si hay una avería que nuestro ISP o proveedor de Internet debe solucionar.

En principio, tenemos que empezar por comprobar que nuestra red doméstica o de la oficina funciona correctamente. La forma más sencilla de hacerlo sería haciendo un ping al router. Para ello necesitamos conocer su IP, que en muchas ocasiones podemos encontrar en una pegatina que viene debajo. En el hipotético caso de que no apareciese en Windows, lo podemos hacer utilizando una ventana de Símbolo de sistema. La podéis encontrar en el Menú de inicio o ejecutando el comando CMD.

Una vez en la ventana de Símbolo de sistema tenemos que introducir este comando:

ipconfig /all

Estos son los resultados que obtendríamos donde la puerta de enlace es la IP de nuestro router.

Luego, en la misma ventana escribimos ping, añadimos la IP de nuestro router y pulsamos enter. Aquí tenéis un ejemplo realizando un ping a nuestro router conectado por cable de red.

En los resultados se aprecia que hemos enviado 4 paquetes, hemos recibido 4 de vuelta y no hemos perdido ninguno. Respecto al tiempo de respuesta, ha sido inferior a 1 milisegundo.

En cuanto a cuándo podemos decir que el ping de la conexión es muy elevado en nuestra red local dependerá de la forma en la que nos conectemos. Sí es vía cable Ethernet debería ser inferior a 1 milisegundo y si estamos conectado por WiFi el ping máximo recomendado sería de 5-8 milisegundos.

Recordad que, cuanto más bajo sea el ping, mejor. En el caso del ejemplo anterior, al ser inferior a 1 milisegundo es un buen resultado. Por otro lado, si no obtenemos respuesta al ping y se pierden todos los paquetes, el fallo puede estar en:

  1. El router: que esté apagado, averiado o mal configurado.
  2. Fallo a nivel de software en la configuración de portátiles y PCs. Por ejemplo, falta de drivers o que tengamos mal configurado el TCP/IP de Windows.
  3. Problemas de hardware de la tarjeta de red o del dispositivo Wi-Fi.
  4. El cable de red se haya dañado, probar con otro si lo tenéis puede ser una buena solución.

Ping en Android e IOS

También se puede comprobar el ping en un smartphone o tablet. La diferencia con Windows, es que para poder hacerlo, vamos a tener que utilizar aplicaciones. Un ejemplo de app que podemos usar es Fing. Tras la detección de los elementos de nuestra red, pulsamos sobre nuestro router de forma sostenida, tocamos ping y nos ofrecerá unos resultados como estos:

Aquí tenemos que fijarnos en promedio del ping. Recordad que el ping de la conexión es muy elevado por Wifi cuando supera los 10 milisegundos. Como he obtenido 3 ms los resultados están dentro de los límites y son muy buenos.

Aquí podéis descargar Fing desde la Play Store:

También otra dos apps Android que también podríamos usar son He.net Network Tools y NetX Network Tools:

NetX Network Tools
NetX Network Tools

Repecto a iOS para los dispositivos deApple, podemos usar Network Ping Lite y también iNetTools – Ping,DNS,Port Scan.

Causas por las que tenemos un ping alto

Ahora vamos a tratar sobre las situaciones en que el ping de la conexión es muy elevado. En algunas ocasiones hay que señalar que la causa se debe a nuestro proveedor de Internet porque, por ejemplo, tenga una avería y no estén operativos al 100%. En estos casos, lo único que se puede hacer es reportar la avería o pedir a nuestro ISP que revise nuestra conexión por si observa algún fallo que se pueda corregir o pueda hacer la modificación de algún parámetro que nos beneficie. También, el cambio de servidores DNS por unos distintos al del proveedor, a veces puede mejorar la navegación a Internet.

Una causa bastante común es la mala cobertura Wi-Fi. Si estamos lejos del router y tenemos muchas interferencias con las redes WiFi cercanas u otros dispositivos podemos tener problemas. En el momento que tenemos una cobertura con baja señal además de perjudicar a la velocidad de conexión también afecta al ping. Por lo tanto, las barreras arquitectónicas como las paredes, la distancia y las interferencias son los principales enemigos del Wi-Fi.

Otro problema puede ser la saturación de la red por parte de otros equipos que utilizan la red de manera intensiva. Por ejemplo, cuando se están usando programas P2P, subiendo o descargando archivos de un servidor. Esto puede provocar que aumente mucho la latencia y tengamos problemas a la hora de jugar on-line o realizar una vídeo llamada.

También puede darse el caso que tengamos malware en nuestro equipo. Esto además de ocasionar riesgos de seguridad hace que aumente el ping al utilizarse nuestra conexión de forma indebida. Para finalizar con este apartado, una buena política sería revisar los programas o aplicaciones que tenemos ejecutándose en segundo plano.

Soluciones a aplicar cuando el ping de la conexión es elevado

Una de las posibles soluciones si nuestro equipo lo permite, sería conectarnos por cable de red Ethernet. Algunos candidatos a hacerlo son el PC, el portátil, la Smart TV y algunas impresoras. También debemos observar los equipos que están conectados y qué están haciendo. Especialmente hay que controlar que nuestros equipos no saturen la red y comprobar si tenemos intrusos.

Por último, también podríamos plantearnos el cambio de router. Si nos ofrece las características que necesitamos puede ser una opción. En ocasiones el router cumple bien pero hay zonas de la casa que tienen una cobertura pobre. Entonces se puede optar por comprar algún punto de acceso o sistema Wi-Fi Mesh.

Tal y como habéis visto en este tutorial, si el ping de la conexión es muy elevado puede afectar a vuestra experiencia en Internet, también habéis aprendido cuáles son las causas y algunas posibles soluciones para reducir al mínimo posible la latencia o también llamada ping.