Por qué el ping es tan importante para jugar online

Por qué el ping es tan importante para jugar online

Javier Jiménez

A la hora de navegar por Internet hay factores que importan mucho para que todo vaya correctamente. Hablamos lógicamente de la velocidad. También de la estabilidad o calidad de la señal. Pero hay otro punto que para determinadas actividades resulta fundamental: la latencia. En este artículo vamos a explicar por qué el ping es tan importante para jugar online. De hecho tener un ping muy alto podría hacer que fuera imposible llegar a jugar por Internet.

El ping, un factor vital para jugar por Internet

Especialmente al jugar por Internet hay un factor que importa mucho: el ping. Esto puede pasar desapercibido para muchos usuarios que únicamente miden la velocidad de Internet. Podemos tener una velocidad muy alta y sin embargo tener problemas para jugar debido a la latencia.

A diferencia de la velocidad, mientras más bajo sea el ping, mejor. Básicamente podemos decir que es un valor medido en milisegundos y es el tiempo que transcurre desde que nuestro dispositivo pide la información al servidor, este último la envía y la recibimos. ¿Qué ocurre si esa latencia es muy alta? Significa que tarda mucho en llegarnos la información que estamos solicitando.

Pongamos que estamos jugando por Internet y tenemos un ping muy elevado. Estamos con otros usuarios en tiempo real. Si tenemos problemas en este sentido nuestros movimientos, el tiempo que pasa para que una acción se lleve a cabo, pueden tardar más de la cuenta y ser un problema real.

Podría llegar el momento en el que el servidor reconecte con nosotros para volver a actualizar los tiempos. Esto ocurriría si nuestro ping es demasiado alto y la diferencia ya es por tanto muy elevada. Tendríamos problemas para entrar en determinadas partidas online que requieran de una latencia máxima.

Por tanto podemos decir que sí, que el ping es un factor muy importante para jugar online. Si es demasiado alto podemos tener problemas para disfrutar de las partidas o incluso la imposibilidad de acceder a determinados juegos o partidas.

Mejorar la latencia de Internet

Cómo mejorar el ping de las conexiones para jugar online

¿Podemos mejorar la latencia de nuestra conexión? Es cierto que dependemos mucho de factores externos, de la conexión que tengamos contratada, del propio router o tarjeta de red que estemos utilizando. Esto hace que en cierto modo algunos aspectos de la conexión no podamos controlarlos. Sin embargo sí, hay formas de mejorar esa latencia e intentar que sea lo más baja posible.

Conexión por cable

Un consejo importante es optar por conexión por cable en vez de por Wi-Fi. Generalmente el ping va a ser menor y lograremos una mayor estabilidad de la conexión. No obstante, es una realidad que hoy en día la mayoría de usuarios utilizan redes inalámbricas para navegar. ¿Qué podemos hacer? Una buena solución pasa por utilizar amplificadores o repetidores de la señal inalámbrica. Una manera de mejorar la cobertura y lograr así más calidad para disminuir el ping.

Cerrar otras aplicaciones

También podemos cerrar otras aplicaciones que estén en segundo plano y que nos pueda afectar.  Ya sabemos que cada programa o servicio que esté consumiendo ancho de banda, que esté en definitiva utilizando la conexión, puede afectarnos de forma negativa.

Especialmente si nuestra conexión es limitada debemos controlar este factor. Si vamos a jugar por Internet y queremos que el ping sea lo más bajo posible sería un error estar descargando desde otro equipo, estar reproduciendo vídeos en Streaming o haciendo un uso intensivo de la red.

Evitar las VPN para jugar

Las VPN son herramientas muy útiles y cada vez más utilizadas por los usuarios. Pueden mejorar la privacidad al cifrar las conexiones y permitir además que nos conectemos a servicios que están restringidos en un determinado lugar. Ahora bien, pueden ser un problema para navegar correctamente.

Utilizar una VPN cuando vamos a jugar puede ser un gran error. La pérdida de velocidad es más que notable, especialmente si utilizamos un servicio gratuito o estamos conectados a un servidor que no cuente con una gran calidad. Pero además podría hacer que la latencia sea mucho más elevada.

Cambiar de VPN

Mantener el equipo libre de malware

Por supuesto otro punto muy importante para poder bajar el ping lo máximo posible es tener el equipo libre de malware. Son muchos los ataques que podemos sufrir en la red y el software malicioso puede dañar nuestro sistema, los recursos disponibles y afectar a la hora de jugar por Internet.

Para evitar esto siempre podemos hacer uso de herramientas de seguridad. Un buen antivirus puede ayudarnos a protegernos de la entrada de malware.

Tener las últimas actualizaciones

Otro punto muy importante es tener siempre las últimas actualizaciones disponibles. No solo para mejorar la seguridad y corregir posibles vulnerabilidades, sino para lograr aprovechar al máximo los recursos.

Aquí entran en juego diferentes aspectos como la tarjeta de red, el router o los programas que usemos. Es importante que todos cuenten con las últimas versiones y lograr así mejorar al máximo la conexión.

Cambiar de router si es necesario

Una última solución puede pasar por cambiar de router. Existen routers gaming que pueden mejorar la latencia y ofrecer una mayor calidad a la hora de jugar por Internet, logrando así un menor ping.

Son muchas las opciones que tenemos disponibles cuando hablamos de routers. Si lo que queremos es jugar por Internet y conectarnos de forma inalámbrica necesitamos que las características enfocadas en este campo sean las adecuadas.

En definitiva, el ping es un factor muy importante para jugar online. Siguiendo los consejos que hemos dado podemos mejorar la latencia para que nos afecte lo menos posible.