Por qué mi conexión a Internet tiene picos de latencia alta

Cada día millones de internautas acceden a la red de redes para navegar, jugar online, ver contenidos en streaming, hacer videollamadas y más. Para algunas de estas tareas tener una latencia alta puede hacer que la experiencia de usuario se convierta en insufrible. La velocidad de conexión que tenemos contratada, o si es fibra o ADSL, también va a tener una influencia importante. Por lo tanto, para tener las mejores sensaciones posibles, lo mejor es tener una conexión de fibra, con la mayor velocidad posible y menor latencia. En este tutorial vamos a hablar por qué nuestra conexión a Internet tiene picos de latencia alta y ofreceros algunas soluciones para arreglarlo.

Vamos a empezar hablando del ping, la latencia y sus picos. También hablaremos que, en función de la actividad que estemos realizando puede ser más o menos molesto. Luego continuaremos ofreciendo algunas soluciones para evitar tener picos de latencia.

El ping, la latencia y sus picos de latencia

El ping y la latencia son dos elementos que tienen una relación muy estrecha y que tienen una gran influencia en nuestra conexión. Así, la latencia de red podríamos definirla como los retardos temporales que tenemos dentro de una red. Este retardo se va a producir por la demora en la propagación y transmisión de los paquetes dentro de una red. Respecto a los factores que influyen para que tengamos una menor o mayor latencia, intervienen tanto el tamaño de los paquetes enviados como los búferes de los equipos.

En ese sentido, para medir la latencia podemos usar el típico Ping que mide en milisegundos y cuya abreviatura es ms. Como podéis observar son dos conceptos muy relacionados. Así, en el momento que hacemos Ping enviamos un mensaje ICMP Echo Request al host de destino, y cuando el servidor de destino lo recibe, le manda contestación. Esa respuesta que emite se hace con un mensaje ICMP Echo Reply.

Por ese motivo, cuando aumenta ocasionalmente el Ping con valores altos, eso quiere decidir que tenemos picos de latencia alta. Entonces, en ese momento ese servicio que estamos utilizando funciona lento o no lo podemos utilizar.

En la latencia, un elemento importante es el retardo. Otro concepto que nos puede interesar conocer es el Jitter o fluctuación del retardo​ que se refiere a la variabilidad temporal durante el envío de señales digitales, una ligera desviación de la exactitud de la señal de reloj. El Jitter suele considerarse como una señal de ruido no deseada. En este caso, afectaría al tiempo de ejecución de los paquetes en la que sufriríamos un retraso que puede llegar a ser muy molesto, como veremos a continuación.

El ping y los picos de latencia alta en función de la actividad

La navegación por Internet y el uso del correo electrónico son dos de las cosas que más utilizamos. En caso de tener picos de latencia alto, salvo que sea muy exagerados podríamos seguir utilizando estos servicios. Eso no quiere decir que no podamos realizar estas actividades, pero sí que tendremos un retardo más o menos molesto. Esto hará, por ejemplo, que tarden más en cargar las páginas webs o nuestro correo electrónico.

No obstante, hay una serie de actividades, para las que es indispensable tener un ping bajo para poder disfrutarlas como:

  • La telefonía IP
  • El juego on-line
  • La radio por Internet
  • El vídeo en streaming de YouTube, o de plataforma de pago como Netflix, Amazon Prime o HBO
  • Videollamada

En caso de tener picos de latencia alta nos encontramos con que, por ejemplo, en que en un vídeo en streaming no coinciden el audio con el vídeo. En el juego online ves los movimientos del oponente demasiado tarde y no puedes hacer nada, es lo que se conoce como LAG. Esos retardos, cuanto más pronunciados sean, más negativamente nos van a afectar a nuestra experiencia. Por lo tanto, vamos a tener un ping tan alto que no nos va a permitir utilizar estos servicios de manera adecuada.

Comprobar el estado de nuestra conexión a Internet

Un ejemplo que podríamos utilizar para comprobar la latencia de nuestra conexión es hacer un Ping a alguno de los servidores DNS más conocidos. Podríamos usar los de Google con la IP 8.8.8.8 o los del CloudFlare con 1.1.1.1. Para ello en Windows vamos a Menú de inicio, CMD más enter y utilizamos el comando Ping añadiendo la IP que vamos a utilizar.

Este un ejemplo de PING a un DNS de Cloudflare:

En relación a los resultados obtenidos, cuanto menor sea el ping mucho mejor será para nosotros. Así, en el momento que aumenta ocasionalmente el Ping con valores altos eso quiere decidir que tenemos picos de latencia alta. Para no tener problemas en esos servidores de juegos, de streaming, y hacer videollamadas necesitamos que el Ping tenga unos valores determinados. Por lo tanto, lo recomendable es tener un ping inferior a 50 milisegundos. Un buen ping sería de entre 20 y 50, y si podemos bajar de los 20ms sería la situación ideal.

Por otra parte, a partir de 70 u 80 de ping ya nos encontramos al límite, y cuando se sobrepasa ya vamos a empezar a tener problemas más serios.

Qué puede ocasionar picos de latencia alta

En bastantes ocasiones tenemos una latencia alta porque en el lugar donde estamos ubicado tenemos una mala cobertura Wi-Fi. Algunos ejemplos que pueden provocar esto es que estemos lejos del router, que haya interferencias con otras redes Wi-Fi o dispositivos y también que nuestro router tenga problemas de algún tipo.

En ese sentido, si no tenemos una cobertura Wi-Fi adecuada, además de que se está perjudicando a la velocidad de conexión a Internet, también va a afectar negativamente a nuestro ping.

Otro factor puede ser que tengamos en nuestra red equipos que utilizan programas en segundo plano. Si nuestra conexión tiene poca velocidad, puede perjudicar a la calidad y latencia de la misma. También hay que tener en cuenta los programas P2P, que pueden llegar a consumir gran parte del ancho de banda, saturar la tabla NAT del router y provocar picos de latencia alta.

Tampoco debemos olvidarnos de los usuarios y equipos conectados a nuestra red. Si son muchos y realizan descargas intensivas pueden terminar saturando la red. Una buena opción es entrar por web a la configuración del router y observar los que están conectados. Nos podría servir para detectar también si tenemos un intruso en nuestra red Wi-Fi. También deberíamos comprobar si tenemos malware o algún tipo de software dañino. Así no estaría más escanear ese equipo con un antivirus y a ser posible también con software antimalware.

Cómo bajar el ping o latencia de nuestra conexión a Internet

Una de las mejores opciones sería conectarnos por medio de cable de red Ethernet al router, si es posible. Así reduciremos el Ping y tendremos menos picos de latencia alta.

En cuanto al router podríamos probar el cambio del canal Wi-Fi. También si estamos alejados del router usar la banda de 2.4 GHz que es la que mejor estabilidad ofrece a largas distancias.

Zona frontal inferior del router 4G AVM FRITZ!Box 6850 LTE

Además, en caso de que en algunas zonas no llegase bien la señal Wi-Fi, podríamos plantearnos la compra de algún punto de acceso o sistema Wi-Fi Mesh. Por último, esos picos de latencia alta pueden deberse a que nuestro router se esté quedando muy obsoleto, o que la parte Wi-Fi está empezando a fallar. En ese caso, lo que tocaría es la sustitución del router.