Fallo al iniciar el Centro de redes y recursos compartidos

En Windows 10 tenemos diferentes opciones para gestionar todo lo relacionado con las redes a las que nos conectamos. El Centro de redes y recursos compartidos es una interfaz donde podemos ver funciones para administrar la red. Por ejemplo podemos ver el estado de las tarjetas de red, la configuración, a qué Wi-Fi estamos conectados o cuáles tenemos disponibles, crear una nueva conexión, solucionar posibles problemas… Ahora bien, en ocasiones este apartado no está disponible. Intentamos acceder pero vemos que no se abre. En este artículo explicamos cómo solucionar este problema.

Por qué no se abre el Centro de redes y recursos compartidos

Muchos usuarios de Windows 10 han experimentado en alguna ocasión que un programa, una función o un archivo no se abre correctamente. Las causas pueden ser muy diversas. Podría tratarse de un problema del sistema, que ese archivo esté corrupto, algún malware, una mala configuración…

Esto es algo que ocurre también al intentar abrir el Centro de redes y recursos compartidos. Los usuarios intentan acceder a él y se encuentran con el problema de que no se abre. Necesitan cambiar alguna configuración o simplemente ver algún aspecto de la red y no pueden entrar.

Una de las causas principales es un conflicto a nivel de software. Tal vez si hemos actualizado Windows recientemente y ha podido generar algún fallo si esa actualización no ha finalizado correctamente. También podría ocurrir que hayamos actualizado la tarjeta de red y haya pasado el mismo problema o, el caso opuesto, que estemos utilizando controladores obsoletos.

Pero además de estos fallos que podemos decir son los más comunes, podría estar afectando algún programa de seguridad. Aunque siempre debemos tener un  buen antivirus y firewall instalados, como puede ser Windows Defender por ejemplo, en ocasiones podrían generar fallos y afectar a la conexión y a todo lo relacionado con la red. Incluso podría pasar que se trate de un malware que no ha sido detectado.

Cómo solucionar problemas al abrir el Centro de redes de Windows

Vamos a mostrar opciones para intentar solucionar problemas al abrir el Centro de redes de Windows. Algunas son básicas y que podemos utilizar generalmente para intentar solventar este tipo de problemas.

Reiniciar el equipo

Sin duda algo básico y que soluciona problemas sencillos en muchas ocasiones es reiniciar el equipo. Esto puede solventar problemas a la hora de iniciar procesos que se hayan podido quedar colgados, por ejemplo. Puede ocurrir que el equipo se haya saturado, que tengamos una gran cantidad de procesos abiertos y que eso esté bloqueando el poder abrir esta función del sistema.

Por tanto, un primer paso para intentar abrir el Centro de redes y recursos compartidos de Windows cuando da problemas es reiniciar el ordenador. Posteriormente, una vez lo hemos vuelto a iniciar, probamos a ver si se abre correctamente. Si es un error sencillo, sin que haya afectado a la configuración, lo normal es que se solucione.

Ejecutar el comprobador de archivos de Windows

En caso de que ese primer paso no surta efecto, podemos ejecutar el comprobador de archivos de Windows. Esto nos puede solucionar muchos problemas de este tipo, como también podría ser cuando no podemos entrar en Configuración de Windows.

Para ello tenemos que ir a Inicio, escribimos CMD y lo ejecutamos en modo administrador. Posteriormente ponemos sfc /scannow e iniciamos la comprobación. Esto podría solucionar algunos problemas que provoquen fallos de este tipo. Se utiliza para corregir posibles archivos corruptos en el sistema. El proceso puede tardar unos minutos, según cómo sea nuestro sistema. Para que los cambios tengan efecto hay que reiniciar el equipo.

Comprobar archivos corruptos en Windows 10

Resetear la red

Otra cuestión que podemos tener en cuenta es la de resetear la red. También podría ayudar a acceder sin problemas al Centro de redes de Windows 10. En este caso volvemos a ir a Inicio y entramos en Configuración. Posteriormente vamos a Red e Internet y allí encontraremos, en la parte de abajo, la opción Restablecimiento de red.

Solucionar problemas con el Centro de redes y recursos compartidos

Lo que va a hacer esta función es resetear todos los adaptadores de red que tenemos en el equipo, ya sean Ethernet o Wi-Fi, y devolverlos a los valores predeterminados. Es una característica útil que puede ayudarnos si por ejemplo hemos actualizado Windows y ha habido un conflicto con los controladores de la tarjeta de red. Esto lo que hace es desinstalarlos y volver a instalarlos nuevamente.

Comprobar que el cortafuegos no lo está bloqueando

Las herramientas de seguridad son muy útiles para mantener el buen funcionamiento de nuestros equipos. Tener un buen antivirus o firewall es esencial para protegernos en la red. Ahora bien, en ocasiones una mala configuración o hacer uso de un programa inadecuado pueden provocar problemas también. Por ejemplo si utilizamos un firewall de prueba, una versión gratuita o que no cumple con lo que debería ser un buen funcionamiento.

Algo que podemos hacer si no podemos entrar en el Centro de redes y recursos compartidos de Windows es asegurarnos de que el firewall que tengamos instalado, como podría ser el propio de Microsoft, no esté impidiendo abrir esa aplicación. Siempre podemos pausarlo momentáneamente y ver si así se soluciona el problema.

Ver si el equipo está actualizado correctamente

Es muy importante tener todos los sistemas y dispositivos actualizados con las versiones más recientes. Esto es algo que debemos aplicar tanto a los sistemas operativos como también a todas las aplicaciones que utilicemos. Esto nos permite mantener el equipo en buen estado y poder solucionar posibles problemas.

En ocasiones incluso una actualización reciente ha podido quedarse a medias y generar fallos. Por tanto debemos asegurarnos de que nuestro equipo está actualizado correctamente y así evitar problemas. En Windows tendremos que ir a Inicio, entramos en Configuración y allí encontraremos la opción de Actualización y seguridad. Automáticamente comenzará a buscar nuevas versiones y, en caso de que haya algo que instalar, lo agregará.

Actualizar Windows

Actualizar el controlador de la tarjeta de red

También debemos comprobar que tenemos el controlador de la tarjeta de red actualizado. Podría ser esta la causa de un conflicto a nivel de software en caso de que tengamos una versión obsoleta. Para actualizarlo tenemos que ir a Inicio, escribimos Administrador de dispositivos, vamos a Adaptadores de red y allí seleccionamos el que nos interesa. Puede ser la tarjeta Ethernet o Wi-Fi.

Actualizar la tarjeta de red

Una vez aquí hay que hacer clic con el botón derecho del ratón y le damos a Actualizar controlador. Lo aconsejable es que hagamos este proceso en todos los adaptadores de red que tengamos. A veces tenemos varios adaptadores inalámbricos y uno de ellos podría estar desactualizado y generar algún tipo de fallo.

Buscar posibles amenazas

Son muchas las amenazas en forma de malware que pueden comprometer nuestros equipos. Esto podría suponer también la imposibilidad para abrir ciertos programas y funciones. Por ello debemos asegurarnos de que el sistema está limpio y no hay ningún tipo de virus que está provocando fallos. Por ejemplo podría ser un virus que hayamos descargado sin darnos cuenta a través de un correo electrónico o al instalar un programa que contenga software malicioso. Esto en muchas ocasiones va a dañar la configuración del sistema.

Contar con un buen antivirus puede ayudar a prevenir este tipo de problemas. Siempre debemos contar con herramientas que nos protejan, sin importar el tipo de sistema o dispositivo que estamos utilizando. Windows Defender sería una buena opción en el caso de Windows, pero también podemos utilizar otros programas independientes como serían Avast, Bitdefender, Kaspersky…

En definitiva, estas son algunas opciones que podemos tener en cuenta cuando hay problemas para entrar al Centro de redes y recursos compartidos de Windows 10. Hay diferentes causas que pueden derivar en este problema, por lo que también tendremos varias posibles soluciones para que todo funcione correctamente.