Qué es una red centralizada y cuáles son sus puntos fuertes

Hay diferentes tipos de redes y lógicamente no todas ellas funcionan igual, ni sirven para lo mismo. En este artículo vamos a explicar en qué consiste una red centralizada, cómo funciona y cuáles son los usos que le podemos dar. Esto va a tener sus ventajas y desventajas, como también explicaremos. Según la situación en cada caso, puede ser interesante una red de este tipo o sería mejor optar por otras alternativas.

Cómo funciona una red centralizada

Una red centralizada, como su nombre indica, se basa en un servidor central, que va a ser el que maneje todo el procesamiento principal. Los demás dispositivos, como pueden ser ordenadores en un espacio de trabajo, van a conectarse a ese servidor y enviar las solicitudes.

Dicho de otra forma, cada dispositivo va a actuar como nodo. Todos ellos van a ser nodos periféricos, salvo el central. Para que cada dispositivo se conecte va a tener que pasar antes por ese servidor central. Es decir, no van a poder comunicarse entre sí sin este intermediario.

Para que esto sea posible, el receptor va a tener que conocer el mensaje del emisor. Esa solicitud la envía cada nodo al servidor central. Si volvemos al ejemplo que poníamos, esa red de ordenadores de un lugar de trabajo va a conectarse individualmente al equipo central.

Podemos decir que funciona con escalabilidad vertical. Esto quiere decir que es el servidor central el que va a dar respuesta a una gran cantidad de nodos periférico. No existe escalabilidad horizontal, en la que los nodos se comunicarían entre sí y podrían obtener información.

Puntos positivos y negativos

Este tipo de redes va a contar con algunos factores interesantes, pero también tiene puntos negativos. Esto hace que sea necesario poner en una balanza cuáles son en cada caso y así optar por utilizar una red centralizada o pasar a alguna alternativa, como son las redes descentralizadas o distribuidas.

Ventajas

Dentro de las ventajas podemos mencionar su simplicidad. Por ejemplo, en una organización evitarían tener que mantener actualizados y protegidos todos los equipos. Simplemente con mantener con todos los parches el servidor central, van a evitar muchos problemas que puedan surgir.

Otra ventaja es que toda la información va a pasar por un equipo central. Esto facilita el rastreo y poder recopilar datos de toda la red, en vez de ir equipo por equipo. Hace que sea más eficiente y manejable. El ahorro de tiempo también es un punto positivo. Cualquier cambio que haya que realizar, basta con acudir al nodo central.

También podemos destacar como punto positivo que muchos equipos van a poder acceder a un nodo central. Esto ocurre en circunstancias en las que muchos dispositivos tengan que compartir información o acceder a datos. Pueden hacerlo mediante este servidor central, que va a proporcionar todo el acceso.

Función de una red centralizada

Desventajas

Pero cuenta con algunas desventajas. Aunque en cuanto a seguridad puede tener algunos beneficios, en caso de que un atacante logre romper la barrera del equipo central, podría acceder a todos los demás. Esto dejaría a toda la red expuesta.

También hay que tener en cuenta qué pasaría si ese nodo central tiene algún problema. En una red centralizada, todo va a pasar por él. Si se cae el servidor, el resto de nodos periféricos no podrían conectarse y eso sería un problema de accesibilidad.

Además, puede haber saturación. Pensemos en una gran cantidad de nodos solicitando acceso al servidor central. Puede que haya algún error y se bloquee debido a la alta demanda. Es otro de los puntos negativos que podemos destacar.

Esto último también tiene relación con los cuellos de botella que podemos sufrir. Esto ocurre ya que los servidores centrales tienen un límite máximo de dispositivos conectados al mismo tiempo. Si ese límite se sobrepasa, por ejemplo en una red inalámbrica que se conecten muchos aparatos al Wi-Fi, podrían aparecer dificultades e incluso hacer que sea imposible conectar más dispositivos.

Para qué se utiliza

Un ejemplo son las redes sociales. Para utilizar Facebook, tenemos que conectarnos con nuestra cuenta a un servidor central y, de esta forma, contactar con otros usuarios, ver contenido que ha publicado otra persona, etc. Si ese nodo centralizado cae, no podemos usar la red social. Lo mismo con cualquier otro servicio similar.

También podemos mencionar un sistema en el que diferentes dispositivos tienen que acceder a un servidor donde estén alojados los datos. Por ejemplo, en una empresa, que todos los ordenadores utilicen un equipo central para compartir y almacenar información. Cada nodo va a conectarse a ese servidor central, sin el cual no podrían funcionar.

Otro ejemplo podría ser el uso del Wi-Fi. Podemos conectar una gran cantidad de equipos a un router a través de la red inalámbrica, pero sin embargo no se conectan entre sí. Es decir, podemos conectar una televisión, móvil, ordenador… Incluso acceder de uno a otro equipo que esté conectado a esa red. Ahora bien, en caso de que apaguemos el router, la conexión no sería posible.

Una base de datos cumple perfectamente con el funcionamiento de las redes centralizadas. En un servidor central se encuentra toda la información y se accede a ella desde otros dispositivos y equipos conectados a ese nodo central. Si ese servidor falla, los clientes no podrían acceder a la base de datos.

Conclusiones de las redes centralizadas

Podemos cerrar este artículo haciendo mención a que las redes centralizadas están presentes en muchas situaciones en nuestro día a día. Como hemos visto, tiene sus puntos positivos pero también sus limitaciones. Debido a su naturaleza va a permitir que sean muchos los dispositivos que se conecten al servidor central y no entre sí.

Estamos ante un claro ejemplo de cómo funciona una red entre diferentes equipos actuando como clientes y servidores. La mención que hicimos al Wi-Fi es un ejemplo muy claro, ya que es algo que utilizamos constantemente en nuestro día a día cada vez que conectamos equipos a la red. Si el router falla, todos los equipos conectados quedarían sin tener acceso y poder conectarse a Internet.

¡Sé el primero en comentar!