Qué significa cada sigla de las características Powerline o PLC

Los dispositivos PLC o también conocidos como Powerline, nos permiten llevar la conexión a la red local e Internet allí donde tengamos un enchufe. Gracias a esta tecnología, podremos llevar la conexión a Internet hasta el último rincón de nuestro hogar, ya que normalmente en todas las habitaciones siempre tendremos uno o varios enchufes. Con el avance de la tecnología, han aparecido diferentes estándares Powerline, los cuales los podremos diferenciar en base a unas «siglas» en las especificaciones técnicas, y también podremos ver esto mismo en la caja del equipo.

¿Qué son los PLC (Power Line Communications)?

La tecnología PLC es un conjunto de diferentes tecnologías que se utilizan para permitir la transmisión de datos a través de la línea eléctrica convencional que todos tenemos en casa. Gracias a los PLC, podremos aprovechar la red eléctrica como si fuera un cable de red, para llegar hasta el último rincón de nuestro hogar, y hacerlo a una gran velocidad. Dependiendo del estándar HomePlug AV utilizado, la velocidad, la estabilidad y la experiencia de usuario será menor o mayor.

Para que funcionen los PLC, uno de ellos debe estar conectado directamente vía cable de red al router principal de nuestra casa, y el otro PLC lo deberemos colocar allí donde queramos tener conexión a Internet y a la red local. Algunos consejos para conseguir la mejor velocidad y latencia si hacemos uso de dispositivos PLC son los siguientes:

  • No conectarlo a ladrones de enchufes ni regletas, sino directamente a la pared.
  • Electrodomésticos que consumen mucha energía eléctrica, como un horno o un microondas, podría ocasionar una degradación de la velocidad temporalmente.
  • Los SAI también ocasionan muchos problemas a esta clase de dispositivos, ya que meten ruido en la red eléctrica y conseguiremos menor velocidad.

Por tanto, lo único que está en nuestra mano, es conectar los PLC directamente al enchufe sin usar ladrones, y si tenemos un SAI, nunca podremos conectar un PLC al SAI, porque no se sincronizará con el PLC que está en la red eléctrica.

Una vez que tenemos claro qué son los PLC, para qué sirven y cuáles son las mejores formas de utilizarlo, vamos a hablar de los diferentes estándares que existen.

Explicación de las diferentes siglas: HomePlug 1.0, AV, AV2 y G.hn

Actualmente los fabricantes de dispositivos PLC hacen uso de diferentes siglas para referirse a sus equipos. Con las siglas que incorporan en sus especificaciones técnicas y también en las cajas de los equipos, nos podremos hacer una idea del rendimiento (velocidad máxima teórica) que podremos conseguir en la red eléctrica. Un detalle muy importante, es que no todos los estándares HomePlug son compatibles entre sí, lo más recomendable siempre es comprar el mismo modelo de dispositivo PLC para asegurarnos al 100% de que no tendremos un problema de compatibilidad. Incluso dentro del mismo fabricante, un PLC podría no ser compatible con otro PLC que utilice otra tecnología, por este motivo es muy importante que todos los PLC sean exactamente los mismos.

HomePlug 1.0

HomePlug 1.0 fue el primer estándar que se lanzó para comunicar los diferentes dispositivos a través de la red eléctrica. Dentro de este estándar, tenemos varias velocidades, aunque la velocidad que se popularizó fue la de 85Mbps, con el estándar AV85:

  • AV85: los dispositivos de esta clase se pueden comunicar como máximo a una velocidad de 85Mbps, fue el primer estándar HomePlug 1.0 que se popularizó, y el fabricante Zyxel uno de los primeros en lanzar unos PLC de esta categoría. La velocidad real era entorno a la mitad aproximadamente.

HomePlug AV

En el año 2005 se lanzó el HomePlug AV, que mejoraba el ancho de banda en más del doble que el anterior, pudiendo transmitir vídeos en streaming a través de la red eléctrica sin problemas, además de poder realizar llamadas por VoIP o videollamadas sin corte en la conexión.

  • AV200: los dispositivos de esta clase se pueden comunicar como máximo a una velocidad de 200Mbps, obteniendo una velocidad efectiva real entre los 80 y los 100Mbps aproximadamente.
  • AV300: los dispositivos de esta clase se pueden comunicar como máximo a una velocidad de 300Mbps, pero en la vida real conseguíamos la mitad de velocidad aproximadamente.
  • AV500: los dispositivos de esta clase se pueden comunicar como máximo a una velocidad de 500Mbps, obteniendo una velocidad efectiva real entre los 200 y los 300Mbps aproximadamente.

Este estándar hace uso de portadoras OFDM para transmitir los datos, aunque dependiendo de las circunstancias, el sistema era capaz de utilizar modulaciones diferentes como BPSK, QPSK, 16 QAM, 64 QAM, 256 QAM, y 1024 QAM. Este fue el primer estándar en incorporar cifrado de datos con AES de 128 bits, de esta forma, todas las comunicaciones desde el origen hasta el destino van cifradas para evitar problemas de seguridad.

HomePlug AV2

En el año 2012 se lanzó HomePlug AV2, que mejoraba muchísimo la velocidad en la red eléctrica, este nuevo estándar es capaz de funcionar con dispositivos HomePlug AV, es decir, son compatibles hacia atrás sin problemas, pero en la vida real los usuarios que «mezclaban» tecnologías tenían problemas de cortes y sincronismo. Por este motivo, la mejor recomendación es no mezclar estándares, de hecho, lo mejor es comprar siempre el mismo modelo de PLC del fabricante para evitar problemas.

Este nuevo estándar supuso un antes y un después, porque incorporaba la tecnología MIMO PHY, por lo que permitía llegar a velocidades Gigabit teóricas, aunque en la vida real nos quedábamos entorno a los 500Mbps de velocidad. La comunicación se lleva a cabo en los pares de líneas de alimentación línea-neutro y línea-tierra, el fabricante alemán devolo realizó mejoras en este estándar y es capaz de usar el cable de tierra además de la fase. Es posible que esta tecnología no la puedas usar si en tu hogar no hay cableado de tierra.

  • AV600: los dispositivos de esta clase se pueden comunicar como máximo a una velocidad de 600Mbps, pero en la vida real conseguimos unos 200-300Mbps aproximadamente.
  • AV1000: los dispositivos de esta clase se pueden comunicar como máximo a una velocidad de 1000Mbps, pero en la vida real conseguíamos entorno a los 400-450Mbps.
  • AV1300: los dispositivos de esta clase se pueden comunicar como máximo a una velocidad de 1300Mbps, pero en la vida real conseguíamos entorno a los 450-500Mbps.
  • AV2000: el estándar más rápido dentro de HomePlug AV2, los dispositivos de esta clase se pueden comunicar como máximo a una velocidad de 2000Mbps, pero en la vida real conseguíamos entorno a los 800-900Mbps, una velocidad realmente alucinante.

G.hn de HomeGrid

Este nuevo estándar está desarrollado por la ITU (International Telecommunication Union), y es una tecnología que nos permite comunicar dispositivos a través de la red eléctrica, con un mayor rendimiento que los estándares HomePlug que hemos visto anteriormente. Las principales diferencias de este estándar respecto a los anteriores, es que tenemos una mayor velocidad, llegando hasta los 2.400Mbps teóricos, además, también nos permitirá cubrir mayor espacio en entornos domésticos, llegando hasta los 500 metros de cableado eléctrico. Otras ventajas que incorpora este estándar, es que tenemos una mayor estabilidad en la conexión, con los estándares HomePlug es muy habitual sufrir cortes o un jitter muy alto, este nuevo G.hn evita esto y nos brinda una mayor estabilidad. Por supuesto, el cifrado AES de 128 bits sigue estando en este estándar.

Actualmente solo el fabricante alemán devolo ha incorporado esta nueva tecnología en sus dispositivos PLC, es su apuesta de futuro ya que los nuevos dispositivos que han presentado este año 2021 hacen uso de este estándar, y, además, está ayudando a desarrollarlo junto con otros muchos fabricantes y empresas de telecomunicaciones.

El futuro de los dispositivos PLC

El futuro de los dispositivos PLC está claro que pasa por usar la tecnología G.hn porque ya es un estándar ITU, ahora falta que los principales fabricantes sigan incorporando en sus dispositivos esta nueva tecnología. También debemos tener en cuenta que hoy en día la gran mayoría de PLC que se venden lo hacen con WiFi, por tanto, disponer de características de los WiFi Mesh como el roaming WiFi y el band steering es algo fundamental. El fabricante devolo o D-Link, son uno de los pocos en incorporar la tecnología WiFi Mesh a sus dispositivos PLC, de esta forma, podremos formar una completa red WiFi mallada donde la red de retorno (backhaul) funcione a través de la red eléctrica, «descargando» de trabajo a la red inalámbrica WiFi, una combinación realmente interesante.

Por tanto, el futuro de los PLC son hacer uso de un entorno híbrido, donde tengamos una red troncal en la red eléctrica con el estándar G.hn, y una red inalámbrica WiFi Mesh con roaming WiFi y band steering, independientemente de que usen WiFi 5 o WiFi 6.

También debemos hablar del futuro de la propia tecnología, y es que hoy en día todas las casas y pisos nuevos tienen todas sus habitaciones cableadas con cable de red Ethernet Cat 6. Teniendo en cuenta que según dicta la normativa, el cableado es Cat 6, podemos tener una red local cableada Gigabit e incluso 2.5G sin necesidad de comprar unos dispositivos PLC, y es que tan solo necesitaremos unos nodos WiFi Mesh que se intercomuniquen entre ellos vía ethernet backhaul para tener todo nuestro hogar de WiFi. Creemos que los dispositivos PLC poco a poco empezarán a dejar de usarse, en favor de utilizar las rosetas RJ-45 que tienen las casas ya instaladas, y que simplemente con un switch podremos alimentar para tener Internet en cada habitación. Sin lugar a dudas, el cable de par trenzado siempre va a ser mejor que los dispositivos PLC o el WiFi para interconectar los dispositivos. Aunque el G.hn sea capaz de conseguir velocidades teóricas de hasta 2.400Mbps, son eso, teóricas, y en la vida real conseguiremos unos 700Mbps aproximadamente en circunstancias muy buenas (los PLC muy cerca), sin embargo, con el cableado Cat6 conseguimos entorno a los 900Mbps reales en cualquier circunstancia porque la distancia siempre será de menos de 90 metros.