¿Es mejor compartir archivos online o un programa en la nube?

La manera en la que compartimos archivos, almacenamos información o creamos copias de seguridad ha cambiado mucho en los últimos años. Si echamos la vista atrás, no hace demasiado tiempo utilizábamos un DVD o CD para guardar archivos y que no se pierdan en caso de formateo del ordenador. También comenzó a ser muy popular el uso de discos duros externos, cada vez con más capacidad. Ahora bien, dentro de las opciones que tenemos para compartir archivos en la actualidad podemos nombrar hacerlo a través de Internet con alguno de los muchos servicios online que existen o utilizar algún programa en la nube. Vamos a ver cuáles son las diferencias, sus ventajas y qué tener en cuenta.

Compartir y almacenar archivos por Internet, algo muy habitual

Utilizar Internet para compartir o almacenar archivos es algo muy común hoy en día. Tenemos un gran abanico de posibilidades para ello. Podemos usar servicios gratuitos y de pago, multiplataformas, que mantengan mejor o peor la seguridad… Pero hay dos opciones diferentes, aunque ambas útiles: enviar archivos directamente online, a través de una página web, o utilizar programas en la nube.

Vamos a ver cuáles son las ventajas de usar ambas opciones, pero en primer lugar queremos recordar cómo ha aumentado el uso de este tipo de servicios en Internet. Son muy útiles para tener los archivos disponibles en todo momento, por ejemplo. También para crear copias de seguridad y ganar en accesibilidad.

Por tanto, compartir y almacenar archivos en la red es algo muy común hoy en día. Debemos siempre elegir la mejor opción para que nuestros datos no corran ningún tipo de peligro y tener todo disponible en cualquier lugar. Estos son los beneficios principales de almacenar archivos en Internet:

  • Máxima disponibilidad: sin duda una de las ventajas de usar Internet para almacenar archivos es tener la máxima disponibilidad en todo momento. Esto quiere decir que vamos a poder acceder a ese contenido desde cualquier lugar y en cualquier momento. Una manera interesante de tener todo siempre disponible.
  • Crear copias de seguridad: también nos permite crear copias de seguridad. Por un lado podremos almacenar los archivos y tenerlos a buen recaudo para evitar que se pierdan en caso de que nos roben el equipo o éste tenga algún problema a nivel de hardware o software. En la nube siempre tendremos los archivos. Pero también servirá para crear copias fuera del dispositivo y liberar así espacio en el disco.
  • Tener los archivos en todos los dispositivos: es una buena solución para poder tener todos los archivos en cualquier dispositivo. No importa si estamos utilizando un ordenador o móvil, ya que la mayoría de estos servicios van a ser multiplataformas.
  • Poder compartir fácilmente con otros: una razón muy importante para hacer uso de estas opciones es el hecho de poder compartir con facilidad archivos con otros usuarios. Aquí tenemos la opción de compartir archivos online directamente a través de un servicio o usar un programa en la nube.
  • Mantener la seguridad: pero también hay que hacer mención a la seguridad. Quizás no queramos tener archivos almacenados en una memoria física que pueda perderse o que un tercero acceda. Gracias al almacenamiento online vamos a poder mantener a salvo la seguridad y tener los archivos cifrados.

Problemas de seguridad en la nube

Enviar archivos directamente online

Una de las opciones que tenemos para compartir archivos con terceros a través de Internet es directamente utilizar servicios online. Básicamente son páginas web que nos permiten subir archivos y compartirlos con otros usuarios. Esto tiene sus ventajas, aunque también hay que tener en cuenta los riesgos.

En Internet podemos encontrarnos muchas páginas donde podemos enviar archivos. Su funcionamiento es muy sencillo e intuitivo. No suelen necesitar registro y podemos cargar hasta cierta capacidad. No suele ser habitual que permitan alojar grandes archivos, pero puede ser más que suficiente para enviar carpetas no muy grandes, por ejemplo.

Ventajas de enviar archivos online

  • No necesita registro: una de las ventajas principales de optar por enviar archivos directamente online es que no necesita ningún tipo de registro. No vamos a tener que crearnos una cuenta para poder enviar archivos a quien sea.
  • No hace falta instalar aplicación: tampoco vamos a tener que instalar ningún tipo de programa. Es tan fácil como acceder a la página web, subir el archivo que queremos compartir y generar un link que posteriormente compartiremos con otros.
  • Facilidad de uso: la manera de utilizar este tipo de servicios es muy sencilla. Como hemos explicado, tan solo tendremos que arrastrar y soltar el archivo. Posteriormente generamos un enlace que podemos compartir con otros usuarios de una manera rápida y sencilla.
  • No ponemos datos personales: no vamos a necesitar dar nuestros datos personales, ni correo electrónico, ni generar ningún tipo de información. Lo normal es que estos servicios sean simples, sin registros, ni datos. Una opción para quienes busquen simplemente compartir un archivo con rapidez.

Desventajas de enviar archivos online

  • Los archivos no están protegidos correctamente: sin duda la seguridad es muy importante y con este tipo de páginas para enviar archivos online no suele haber un buen cifrado. Es cierto que algunas prometen mantener a salvo los archivos, sin que terceros puedan acceder, pero el cifrado utilizado no suele ser el más óptimo. En muchos casos no hay nada.
  • Suelen tener un tiempo máximo antes de borrarse: también hay que indicar que suelen tener un tiempo máximo disponible a través del link que vamos a compartir antes de ser borrado. Pasado ese tiempo los archivos no están disponibles.
  • Límite de tamaño: otra cuestión a tener en cuenta es que tienen un límite de tamaño que puede ser bastante inferior. A fin de cuentas lo normal es que usemos servicios gratuitos, que no cuenten con grandes prestaciones. Puede que se queden cortos para muchos usuarios.
  • Menos opciones: también van a disponer de menos opciones. Son servicios simples, básicos para enviar archivos, pero que no cuentan con una configuración diversa.

Utilizar programas en la nube para compartir archivos

Otra opción que tenemos disponible es la de usar un programa de almacenamiento en la nube. Aquí hablamos de alternativas como Dropbox, OneDrive o Google Drive. Permiten tener los archivos guardados en Internet y poder acceder a ellos desde cualquier dispositivo y en cualquier momento.

Sin duda es algo más completo, con más posibilidades, pero que también tiene sus puntos negativos. Vamos a mostrar, una vez más, cuáles son las ventajas y desventajas. De esta forma podremos saber si es mejor enviar archivos online directamente o utilizar una aplicación en la nube.

En este caso consiste en alojar el contenido en este servicio de Internet y enviar un enlace para que otro usuario se lo descargue. En parte el funcionamiento es similar al caso anterior que vimos, pero cuenta con peculiaridades.

Ventajas de usar un programa en la nube

  • Mayor control sobre los archivos: una de las principales ventajas es que vamos a tener un mayor control sobre los archivos que hemos almacenado. A fin de cuentas es un programa en el que estamos registrados con nuestros datos. No van a desaparecer los archivos pasado un tiempo.
  • Mejora en seguridad: también es más fiable. Suelen tener un mayor cifrado y esto significa que vamos a evitar problemas que afecten a nuestra privacidad.
  • Fiabilidad al poder registrarnos: el hecho de registrarnos con nuestros datos significa que vamos a poder ofrecer una mayor veracidad al compartir archivos. La persona que recibe el link va a saber de quién pertenece.
  • Compartir sin necesidad de descarga: otra cuestión a tener en cuenta es que vamos a poder compartir con terceros sin que tengan que descargar el archivo necesariamente. Muchas opciones nos permiten editar online un archivo de texto, por ejemplo.
  • Mayor capacidad: podemos enviar también archivos más pesados. Esto dependerá del servicio que usemos, pero en general tienen una mayor capacidad.

Desventajas de usar programas en la nube

  • Necesita registro: una desventaja es que necesita registro. Vamos a tener que crearnos una cuenta y dar nuestros datos.
  • Hay que descargar aplicación en muchos casos: también será necesario instalar un programa en nuestro equipo en algunas ocasiones. Eso sí, también cuentan con versión online.
  • No es tan rápido para enviar algo básico: al tener que crearnos una cuenta vamos a perder tiempo. No es tan rápido como la anterior opción, en la que simplemente accedíamos a la web y enviábamos el archivo.