¿Puedo añadir más dispositivos Mesh a mi red?

Un sistema Wi-Fi Mesh es una de las opciones que tenemos para poder mejorar la red inalámbrica en nuestro hogar. Está compuesto por una serie de dispositivos conectados entre sí y a la vez al punto de acceso principal, que sería el router. Pueden ser desde un dispositivo hasta varios. A veces incluso uno de ellos puede actuar como router. Ahora bien, ¿podemos añadir más dispositivos Mesh y cubrir un área mayor?

Cómo funcionan los dispositivos Mesh

Una red Wi-Fi principalmente se utiliza para poder llevar la cobertura a diferentes puntos de una vivienda, oficina o cualquier edificio. Son diferentes satélites a través de los cuales nos podemos conectar. Cada uno de ellos se conecta entre sí, por lo que funciona distinto a un repetidor.

Es decir, a diferencia de los repetidores no se conectan cada uno de ellos al router y reparten la señal, sino que se conectan entre sí. De esta forma se optimiza más la señal y se evita que un satélite que esté muy lejos del router pueda dar una cobertura muy limitada.

También se le conoce como red mallada y todos los dispositivos actúan como si fuera uno. Esto va a permitir que el nombre y la contraseña sean iguales y podamos conectarnos de uno a otro sin problemas. Es muy útil si por ejemplo estamos en una empresa y nos movemos de un área a otra. En ningún momento perderíamos conexión, ya que automáticamente pasaríamos de un satélite a otro.

Un sistema Mesh puede tener una gran cantidad de satélites. Como podemos imaginar, mientras más tengamos será mejor para ampliar la cobertura. No es lo mismo cubrir una vivienda con dos satélites que tener ocho. Cada uno adicional permitirá aumentar más la cobertura.

Añadir más dispositivos Mesh a una red

Llegado a este punto puede surgir la duda de si podemos o no añadir más dispositivos Mesh y qué debemos tener en cuenta. Hemos indicado que mientras más tengamos, mejor. Si podemos cubrir nuestra vivienda con tres o cuatro satélites más, podremos cubrir un mayor área.

Por tanto sí, podemos decir que es posible añadir más dispositivos Mesh a una red. Ahora bien, debemos ser conscientes de que tienen que ser compatibles y poder conectarlos entre sí. Esto ocurre si son modelos de la misma marca, aunque puedan ser diferentes aparatos.

Cuando compramos un sistema Mesh, lo normal es que cuenten con diferentes modelos en los que podemos encontrarlos con dos, tres o más satélites. Un ejemplo es el Tenda Nova MW6, que lo podemos encontrar en el mercado con dos satélites o con tres. Si adquirimos el de dos satélites, podemos comprar posteriormente otros adicionales y ampliar la capacidad.

Esto es algo común que encontraremos en la mayoría de modelos que hay en el mercado. Pero incluso no necesitamos que sean del mismo modelo exacto, aunque sí la misma marca y que sean compatibles entre sí.

Es posible que decidamos comprar dispositivos Mesh para tener cobertura en diferentes zonas del hogar, pero en un futuro se queden cortos. Tal vez instalamos un ordenador y lo vayamos a utilizar en otra habitación y veamos que vamos a necesitar un satélite más.

¿Cuántos dispositivos Mesh hay que tener? La respuesta dependerá de las necesidades de cada uno. Puede que alguien simplemente necesite un satélite más, mientras que si hablamos de una gran empresa puede que necesitemos muchos más.

Sistema Mesh Huawei

Por qué añadir más satélites a la red

Después de explicar que sí podemos añadir más dispositivos Mesh a una red, vamos a mostrar algunas razones habituales por las que puede ser interesante. Son dispositivos útiles para aprovechar al máximo la red y lograr que la conexión funcione lo mejor posible.

Mejorar la cobertura

La primera razón, la más evidente, es poder mejorar la cobertura inalámbrica de un hogar o un lugar de trabajo. Gracias a tener más satélites Mesh podremos abarcar un mayor espacio para conectar otros dispositivos a Internet sin necesidad de utilizar cables.

De primeras, un router o un punto de acceso van a poder cubrir un área específica. Por ejemplo varias habitaciones, una planta, etc. Cada satélite adicional puede cubrir varias decenas de metros cuadrados adicionales. Incluso puede llegar a más de 100 metros cuadrados.

Tener más puertos Ethernet disponibles

También, otro motivo más para decidir adquirir satélites Mesh adicionales es para tener más puertos Ethernet disponibles y conectar equipos por cable. Normalmente cada dispositivo va a tener uno o dos puertos. ¿Qué ocurre si en un momento dado necesitamos conectar tres o cuatro?

Cada vez tenemos más aparatos conectados a la red y podemos optar por el cable. Por ejemplo televisiones, videoconsolas, reproductores de vídeo… Tal vez necesitemos agregar un satélite más en una zona concreta de la vivienda y poder conectarlos por cable Ethernet.

Evitar usar otros aparatos

Otra cuestión es que nos ayuda a evitar utilizar otros dispositivos para mejorar la conexión o llevar Internet por cable. Por ejemplo hablamos de repetidores o dispositivos PLC, los cuales suelen tener un resultado peor si lo comparamos con los sistemas Mesh, que son más estables y ofrecen mejor cobertura.

En una misma red podremos tener conectados diferentes equipos para mejorar la conexión. En este sentido no hay incompatibilidad. Pero si queremos centralizar todo en un único tipo, lo mejor es añadir los satélites Mesh que necesitemos y listo.

Conclusiones para añadir más satélites Mesh

Por tanto, como conclusión podemos decir que agregar más dispositivos a la red Mesh es algo posible y además recomendable en determinadas circunstancias. Eso sí, debemos asegurarnos de que los equipos sean compatibles entre sí. Lo normal es que necesiten ser de la misma marca e incluso a veces del mismo modelo concreto.

La cantidad de satélites Mesh que debamos añadir dependerá de cada caso y las necesidades que tengamos. Mientras mayor sea el área que queremos cubrir, más aparatos tendremos que agregar. Dependerá también del modelo en concreto y cuánta cobertura pueda ofrecer.

Son una alternativa interesante a otras opciones como repetidores o dispositivos PLC para llevar Internet de un lugar a otro de la vivienda. Cada uno va a permitir cubrir varias decenas de metros cuadrados por Wi-Fi, pero además permitirá también conectar más dispositivos por cable Ethernet.

¡Sé el primero en comentar!