Cómo mejorar el Wi-Fi de mi portátil

Cómo mejorar el Wi-Fi de mi portátil

Javier Jiménez

Hoy en día es muy común navegar a través de dispositivos de forma inalámbrica. El uso del cable ha pasado a un papel secundario. Cada vez tenemos más equipos compatibles con el Wi-Fi y eso permite navegar sin importar dónde nos encontremos. Ahora bien, esta tecnología también puede sufrir complicaciones. En este artículo vamos a hablar de cómo mejorar el Wi-Fi del portátil. Vamos a dar algunos consejos para que la velocidad sea mayor y ganar en estabilidad.

Consejos para mejorar el Wi-Fi del portátil

Cuando utilizamos un ordenador portátil lo más normal es que nos conectemos a través del Wi-Fi. Es cierto que también podemos usar el cable de red para navegar, pero si buscamos movilidad y poder conectarnos desde cualquier lugar la red inalámbrica es la mejor solución. Es algo que cada vez ha ganado más peso, especialmente debido a la mejora notable de esta tecnología y el hecho de que haya más aparatos compatibles.

El problema es que a veces funciona lento, hay cortes, la cobertura no es muy estable y, en definitiva, hay pequeños fallos que pueden impedir que naveguemos con normalidad. Por suerte podemos tener en cuenta ciertos consejos para intentar que la velocidad y calidad mejoren. Así conseguiremos navegar por la red sin cortes, con la mayor estabilidad posible.

Hay que tener en cuenta que para que todo funcione bien no solo debemos centrarnos en el dispositivo principal, que sería en este caso el portátil. Habrá que tener en cuenta también que el router o punto de acceso funcionen correctamente, así como el hecho de que no haya intrusos en la red que puedan lastrar el buen funcionamiento y afectarnos negativamente.

Poner un adaptador Wi-Fi USB

Sin duda una opción muy interesante que tenemos para mejorar el Wi-Fi del portátil es utilizar un adaptador Wi-Fi USB. Nuestro portátil va a tener una tarjeta de red interna que, normalmente, es suficiente para navegar. Sin embargo puede estar limitada, puede no ser tan potente y causar algunos problemas cuando estamos lejos de la fuente de la señal.

Por tanto, un primer consejo que damos para mejorar el Wi-Fi es poner un adaptador USB. Los hay muy diversos, con diferentes características y también precios. Esto permitirá mejorar el rendimiento que pueda tener una tarjeta de red interna, que suelen estar más limitadas.

Instalar una antena más potente

Siguiendo un poco el hilo de lo que comentábamos de la posibilidad de instalar un adaptador Wi-Fi USB, también hay que indicar que muchos modelos permiten agregar una antena más potente. Esto es muy interesante si el problema que tenemos es de cobertura y queremos conectarnos a un punto de acceso que está muy lejos y tener todas las garantías y evitar problemas.

Instalar una antena que sea más potente, que tenga un mayor alcance, puede ayudarnos a que la conexión inalámbrica mejore notablemente. Debemos asegurarnos de que nuestro adaptador es compatible y permite incluir una antena superior con la que poder mejorar la cobertura y velocidad de la red.

Actualizar la tarjeta de red

También podemos tener en cuenta la importancia de mantener siempre actualizada la propia tarjeta de red. No importa si estamos utilizando la que viene con el portátil o le hemos instalado una nueva. Debemos siempre actualizar los drivers y mantener las últimas versiones.

Por un lado vamos a mejorar el rendimiento y lograr así además las últimas novedades. Pero también vamos a mejorar la seguridad. A veces surgen vulnerabilidades que pueden ser aprovechadas por piratas informáticos para llevar a cabo sus ataques.

Para actualizar la tarjeta de red en un portátil con Windows tenemos que ir a Inicio, escribimos Administrador de dispositivos, vamos a Adaptadores de red, seleccionamos la tarjeta que nos interesa, hacemos clic con el botón derecho del ratón y le damos a Actualizar controlador.

Actualizar controlador de red

Cambiar la banda a la que nos conectamos

¿Estamos conectados a la banda del Wi-Fi más óptima? Sin duda es otro punto que debemos controlar para mejorar la velocidad del Wi-Fi en un portátil. Como sabemos, tenemos la posibilidad de conectarnos a la banda de 2,4 GHz y también a la de 5 GHz.

En líneas generales, la banda de los 5 GHz es la mejor para lograr la máxima velocidad. Es útil si estamos muy cerca del router y no hay paredes o muros que puedan interferir. En cambio la banda de los 2,4 GHz es mejor para conectarnos lejos del punto de acceso, ya que es menos sensible a la distancia y posibles paredes.

Instalar repetidores Wi-Fi

Otra opción más, aunque en este caso no tiene relación tan directa con el portátil, es la de instalar repetidores Wi-Fi. Podemos usar amplificadores de red, dispositivos PLC o incluso usar un router viejo para llevar la señal a otras zonas. Todos estos aparatos pueden hacer que las conexiones sean más estables y tener menos problemas cuando nos conectamos desde más lejos.

De esta forma podremos mejorar la cobertura Wi-Fi y poder conectarnos con nuestro portátil sin problemas de velocidad. Es una alternativa muy interesante y tenemos muchos dispositivos a nuestra disposición que nos pueden ayudar.

Mantener el equipo seguro

La seguridad es un factor fundamental a todos los niveles. Si tenemos malware, si hemos sufrido algún tipo de ataque en nuestro equipo, puede afectar también al rendimiento de la conexión de Internet. De ahí que debamos siempre tener programas de seguridad, mantener los equipos actualizados y preservar en todo momento la seguridad de los sistemas.

Son muchas las opciones que podemos tener en cuenta para mejorar la seguridad en nuestro portátil, pero sin duda el sentido común es una de las principales. No cometer errores va a ayudarnos a evitar problemas de este tipo. Esto también aplica a la hora de lograr que la conexión inalámbrica funcione lo mejor posible.

Con estos consejos vamos a poder mejorar el Wi-Fi del portátil. El objetivo no es otro que conseguir que la velocidad sea la adecuada, que no haya cortes y tener una buena estabilidad. Son diferentes los factores que entran en juego, como hemos mencionado, pero muchos de ellos dependen del propio usuario y de cómo configure el equipo.