¿Merece la pena comprar equipos nuevos con Wi-Fi 6 o mejor esperar?

Las redes inalámbricas Wi-Fi es una de las tecnologías más utilizadas por todos nosotros para conectarnos a Internet, con el paso de los años, esta tecnología ha ido evolucionando hasta convertirse en lo que nos ofrece hoy en día, que es velocidad de transmisión de datos rápida y segura. Con la salida del último estándar Wi-Fi 6, muchos usuarios se preguntan si merece la pena invertir en dispositivos nuevos para aprovechar las ventajas, o es mejor esperar un poco más a que bajen de precio y tener más dispositivos compatibles. En este artículo te damos las claves de todo esto.

El nuevo estándar Wi-Fi 6 está claro que es el futuro, ya que desde su salida al mercado los fabricantes se están volcando en lanzar nuevos routers Wi-Fi con Wi-Fi AX. Algunas de sus características clave son el OFDMA en subida y descarga, el MU-MIMO en subida y descarga, la codificación 1024QAM, y otras tecnologías para mitigar las interferencias con redes vecinas como el BSS Color, e incluso el TWT para ahorrar energía en los dispositivos móviles o IoT. Muchas de estas tecnologías que tenemos en el Wi-Fi 6, vienen directamente del mundo del 4G, donde llevamos algunos años disfrutando de las mejoras.

Antes de poder pensar en usar Wi-Fi 6, tenemos que tener claro si nuestra red está preparada para ello, y por eso es importante tener en cuenta los siguientes requisitos:

  • La red interna cableada tiene que estar preparada para absorber el mayor ancho de banda que proporciona Wi-Fi 6. Si actualmente toda nuestra red cableada es Gigabit Ethernet, es muy probable que tengamos cuello de botella en la propia interfaz cableada. Es necesario que todo el cableado, y la electrónica de red, esté preparado para dar el salto a los 2.5G o superior.
  • Que los equipos principales donde van a recibir o transmitir datos, al menos tengan SSD o un RAID de discos duros, porque de nada sirve tener mucha velocidad inalámbrica, si posteriormente el cuello de botella lo tenemos en el propio disco duro de nuestro equipo.

¿Merece la pena comprar ya equipos con Wi-Fi 6?

Actualmente estamos en un momento de transición, del antiguo Wi-Fi 5 al nuevo Wi-Fi 6. El principal problema que nos encontraremos con este nuevo estándar es que no existen todavía muchos dispositivos compatibles. Los principales fabricantes han lanzado sus routers, sí, algunos de ellos como ASUS permiten crear sistemas Wi-Fi Mesh con dos o más routers exactamente iguales, pero actualmente no disponemos, o disponemos de muy pocos modelos de:

  • Repetidores Wi-Fi para ampliar la señal inalámbrica
  • Tarjetas Wi-Fi PCIe o USB para conectarnos a la red Wi-Fi con el nuevo estándar

Tal y como ocurrió con el Wi-Fi 5, tardaremos unos meses en empezar a ver todo el ecosistema inalámbrico con Wi-Fi 6. Lo más importante si tienes un router con Wi-Fi 6 son los clientes inalámbricos, y teniendo en cuenta que la mayoría de nosotros usamos el Wi-Fi en casa con los smartphones, tablets y ordenadores portátiles, creemos que aún el Wi-Fi 6 no está lo suficientemente implantado como para merecer la pena el desembolso extra. Si no tenemos un dispositivo que sea compatible con Wi-Fi 6, de nada nos sirve tener un router que disponga de esa conexión si no la podemos aprovechar por no ser compatible nuestro dispositivo. Actualmente hay muy pocos dispositivos que tengan Wi-Fi 6, en telefonía móvil, por ejemplo, solo los Samsung Galaxy S10/S10+ y los Samsung Galaxy Note10/Note10+ utilizan este nuevo estándar.

Si necesitas comprar un router nuevo para sustituir el de tu operador, o porque el que tienes actualmente ha dejado de funcionar correctamente, está claro que sí te recomendamos comprar un router con el estándar Wi-Fi 6, ya que en los próximos meses seguirán apareciendo poco a poco nuevos dispositivos. Sin embargo, si te compraste un router hace un par de años, y solamente quieres renovarlo para ver el rendimiento del Wi-Fi 6, nuestra recomendación es que esperes un tiempo hasta que aparezcan más dispositivos.