Crea fácilmente un punto de acceso con tu equipo Windows

El uso de las redes inalámbricas ha aumentado considerablemente en los últimos años. Hoy en día nos conectamos mucho más a través del Wi-Fi que del cable. Los routers modernos cuentan con la posibilidad de conectar dispositivos tanto por cable como de forma inalámbrica. Sin embargo en ocasiones puede que por algún motivo no funcione bien el Wi-Fi o simplemente queramos crear otro punto de acceso. Vamos a hablar de ello en este artículo. Vamos a explicar cómo crear un punto de acceso Wi-Fi en Windows.

Por qué necesitamos redes inalámbricas en todo momento

Conectarnos a una red inalámbrica es vital en la actualidad. Es una realidad que cada vez tenemos más dispositivos móviles que nos permiten navegar por la red de una manera sencilla. Especialmente si hablamos de lo que se conoce como el Internet de las Cosas hay que tener en cuenta que ha aumentado considerablemente.

Los routers también han mejorado para ofrecer una mayor calidad y velocidad de la señal. Están más preparados para poder conectar múltiples dispositivos sin perder potencia. De esta forma podremos navegar desde diferentes puntos de nuestro hogar y con cualquier tipo de dispositivo móvil.

En ocasiones puede que queramos crear un punto de acceso desde Windows. Así podremos dar Internet a otros dispositivos de forma inalámbrica. Una opción si por ejemplo nuestro router está muy lejos o simplemente tiene algún problema para ofrecer Wi-Fi. Podemos conectarnos de forma inalámbrica desde otros dispositivos.

Tenemos la posibilidad de hacer uso de software externo. Herramientas que tienen como función crear un punto de acceso Wi-Fi en Windows. Sin embargo nosotros vamos a explicar cómo crear un punto de acceso en Windows sin tener que instalar nada adicional.

Pasos para crear un punto de acceso en Windows

Para crear un punto de acceso en Windows 10 tenemos que seguir una serie de pasos que vamos a explicar. Son sencillos y en poco tiempo tendremos creada esta red inalámbrica para conectarnos desde el móvil o cualquier otro dispositivo.

Para ello tenemos que ir a la línea de comandos. Vamos a Inicio, escribimos Símbolo del sistema y lo abrimos como administrador. Posteriormente tendremos que ejecutar una serie de comandos.

En primer lugar hay que ejecutar el comando netsh wlan set hostednetwork mode=allow ssid=nombrewifi key=contraseña. Aquí hay que cambiar dos parámetros: “nombrewifi”, donde pondremos el nombre que queramos a esa red, como puede ser por ejemplo RedesZone, así como “contraseña”, que será la clave que queramos para esa red (nuestro consejo es que sea fuerte y compleja).

Crear un punto de acceso en Windows

Cuando ejecutemos ese comando debería de aparecer tal y como mostramos en la imagen de arriba. Esto nos indica que se ha establecido correctamente con el nombre y claves que le hemos dado.

Una vez hemos creado esta red lo que tenemos que hacer es activarla. Para ello hay que ejecutar el comando netsh wlan start hostednetwork.

Posteriormente tendremos que ir a Configuración de red, ir a Centro de redes y recursos compartidos y allí veremos los adaptadores de red disponibles y podremos configurarlos. Hay que darle a Estado y luego a Propiedades. Después entramos en Uso compartido y Permitir que los usuarios de otras redes se conecten a través de la conexión a Internet de este equipo.

Permitir conexión a Internet

Hay que aceptar y a partir de ese momento la red estará disponible para que se conecten desde otros dispositivos.

No todos los equipos son compatibles con esta configuración

Debemos mencionar que no todos los equipos con Windows, así como la tarjeta de red que utilicemos, van a ser compatibles para poder crear un punto de acceso de esta forma. Puede que nuestro equipo no tenga esta función y todo lo que hemos mencionado no sirva para nada.

¿Cómo saber si nuestro equipo es compatible? Para ello hay que ejecutar el comando NETSH WLAN show drivers y debemos fijarnos en el apartado Red de hospedaje admitida. Si dice “No” significa que nuestra tarjeta no lo permite. Para poder realizarlo debe poner “Sí”.

Cómo compartir Wi-Fi con seguridad

Hemos explicado cómo podemos crear un punto de acceso Wi-Fi en Windows 10 de una manera sencilla y rápida. Hemos visto que es algo muy útil y que puede venir bien en muchos momentos. Sin embargo debemos hacerlo sin comprometer la seguridad. Vamos a dar también algunos consejos a la hora de compartir Wi-Fi, para evitar así correr riesgos innecesarios que podrían afectar al buen funcionamiento de los dispositivos.

Crear contraseñas seguras

Sin duda uno de los consejos principales es crear contraseñas que sean totalmente seguras. Debemos generar claves que cuenten con letras (mayúsculas y minúsculas), números y símbolos especiales. Todo ello siempre de forma aleatoria y que sean únicas. Es muy importante crear contraseñas complejas, ya que es la principal barrera para evitar intrusos en nuestra red.

Un ejemplo de contraseña segura sería 3Di%-y8&He. Como vemos, es una clave totalmente aleatoria, donde no tenemos ninguna palabra o dígito que pueda relacionarnos. Es muy difícil que un posible intruso llegue a averiguarla a través de fuerza bruta o simple adivinación. Eso haría que la red Wi-Fi que hemos creado esté protegida correctamente.

Usar un nombre correcto

También debemos evitar poner un nombre que nos relacione. Es decir, debe ser algo impersonal, donde no demos datos nuestros, ni de nuestro dispositivo. Así, además de mantener la privacidad a salvo, también evitaremos que un posible atacante pueda tener información del equipo y llegar a explotar posibles vulnerabilidades conocidas para poner en riesgo nuestra seguridad. Debemos cambiar el nombre predeterminado que pueda aparecer al crear una red Wi-Fi.

Además, debemos evitar poner nombres del dispositivo que estamos usando. Esto daría pistas para que encuentre posibles vulnerabilidades y ponga en riesgo nuestra seguridad. A veces aparecen fallos públicos que no son corregidos y que permitirían a un intruso llegar a entrar en la red o acceder a un equipo.

No mantener la red habilitada más allá de lo necesario

Por otra parte, no deberíamos dejar la red habilitada continuamente. Una vez hayamos conectado otros equipos y cuando no necesitemos ya tener conexión, debemos apagar esa cerrar que hemos generado. Así, una vez más, mantendremos la seguridad y evitaremos posibles problemas que puedan poner en riesgo nuestros equipos.

Si dejamos una red Wi-Fi emitiendo desde el ordenador y no la utilizamos, estaríamos ofreciendo una posible entrada a los piratas informáticos. Además, esto estaría provocando un consumo de recursos internos y de batería que sería innecesario. Por ello, lo mejor es apagarla cuando no la vayamos a utilizar.

Tener también el ordenador seguro

Hemos explicado cómo crear un punto de acceso Wi-Fi con Windows, por lo que debemos mencionar también que el ordenador debe estar protegido. Algo fundamental es que cuente con un buen antivirus. Windows Defender es el que viene integrado con el sistema, pero también podemos usar otros como Avast, Bitdefender, Kaspersky…

Ahora bien, más allá de que tengamos antivirus, firewall y otras herramientas de seguridad, también es esencial que el equipo esté actualizado. Debemos tener la última versión del sistema operativo y de cualquier programa que usemos en Internet. Esto evitará vulnerabilidades que puedan ser utilizadas por intrusos para entrar en esa red que estamos creando.

En definitiva, estas son algunas cuestiones que debemos tener en cuenta cuando vayamos a crear un punto de acceso Wi-Fi desde Windows. Es importante mantener la seguridad y seguir los consejos que hemos mencionado para evitar problemas que puedan suponer un lastre para el buen funcionamiento de los sistemas.