Cómo se puede detectar el movimiento con el Wi-Fi

Cómo se puede detectar el movimiento con el Wi-Fi

Oscar Espinosa

Hoy en día las personas estamos rodeados por diferentes señales electromagnéticas de todo tipo, estas señales inalámbricas son muy extendidas para proporcionar diferentes servicios a las personas, como TV a través de la TDT, conectividad de banda ancha móvil a gran velocidad como las redes 4G LTE y 5G, e incluso también encontramos las redes inalámbricas Wi-Fi para tener conectividad en nuestro hogar con los principales dispositivos como smartphones, tablets, Smart TV e incluso dispositivos IoT para nuestro hogar. Ahora, gracias a una nueva tecnología lanzada por Linksys, vamos a poder detectar el movimiento de las personas gracias a las redes Wi-Fi que incorporan algunos de sus dispositivos. Hoy en RedesZone te vamos a explicar la funcionalidad estrella de sus sistemas Wi-Fi Mesh: la detección del movimiento.

¿Se puede detectar el movimiento de personas, objetos o animales a través del Wi-Fi?

Aunque hay mucha gente que está en contra de las redes Wi-Fi por diferentes motivos, como, por ejemplo, interferencias con otras redes Wi-Fi, la velocidad que nos proporciona en comparación si conectamos un equipo vía cable es claramente inferior, la seguridad de la propia red Wi-Fi, las cuales se han visto vulneradas en multitud de ocasiones, aunque utilicemos los últimos estándares de seguridad etc. Hoy en día casi cualquier aparato dispone de este tipo de conexiones, y, además, cada vez se prescinde más de las conexiones cableadas con el popular conector RJ-45, esto es debido porque los dispositivos cada vez son más pequeños y el popular conector RJ-45 ni siquiera «cabe» en el cuerpo del equipo.

Una funcionalidad inventada en el año 2013 por investigadores del MIT (Massachusetts Institute of Technology), donde a través del uso de dos antenas podían detectar movimiento humano a través de las paredes, se está extendiendo hoy en día a equipos comerciales, con el objetivo de saber si hay movimientos de personas. En su momento lo bautizaron como Wi-Vi y fue planificado para ayudar a equipos de rescate a buscar supervivientes en derrumbes, terremotos o también en aplicaciones de seguridad usadas por la policía. para identificar cuanta gente podía haber dentro de un edificio.

A diferencia del uso normal de la señal Wi-Fi, cuando se transmite la señal inalámbrica de una habitación a otra, un gran porcentaje de esta señal es absorbida por las paredes y rebota también en las personas, sin embargo, una pequeña parte de esa señal de onda sí traspasa las paredes y rebotan en los objetos que están en dicha habitación, y así con todas las estancias del lugar hasta que la señal se atenúa totalmente.

Wi-Vi funciona mediante el rebote de esas ondas que traspasan las paredes, pero añadiendo una segunda antena que funciona en sentido contraria a la otra antena, y lo que consigue con eso es que los objetos estáticos al rebotar en la señal de las dos antenas en el mismo lugar, tales como muebles o paredes, son automáticamente cancelados y, en cambio, objetos, personas y animales en movimiento al solo detectarlos una antena en el mismo lugar puede saber dónde están y cómo se mueven.

Años más tarde, en el año 2017, se desarrolló un sistema llamado «Capture RF» que nos permite detectar y rastrear movimiento de seres humanos a lo largo de todo un edificio, aunque dichos seres humanos estén detrás de paredes muebles o en cualquier lado del edificio, el funcionamiento de esta tecnología es muy similar a la anterior. Los avances sobre esta tecnología han ido avanzando hasta llegar a los que hoy nos puede ofrecer compañías como Linksys, donde con su sistema Aware, han conseguido que con un solo router, pueda detectar el movimiento de personas utilizando la red inalámbrica Wi-Fi.

Cómo funciona la tecnología para detectar el movimiento con el Wi-Fi

En los últimos años han proliferado las redes en malla, o también conocidas como redes Wi-Fi Mesh. Este tipo de redes Wi-Fi nos permiten cubrir todo nuestro hogar de conectividad inalámbrica Wi-Fi sin fisuras, y en caso de alejarnos de un AP, automáticamente se conectará al AP más cercano. Una de las principales características de los sistemas Wi-Fi Mesh son que incorporan roaming Wi-Fi, para que el paso de un nodo a otro sea totalmente transparente. Los estándares utilizados para realizar esta acción son los 802.11k/v, aunque hay algunos fabricantes que disponen de la tecnología Fast-Roaming, o también conocida como 802.11r, con el objetivo que la transición sea aún más rápida. Un detalle muy importante es que el estándar 802.11r requiere que el cliente Wi-Fi también lo soporte, de lo contrario, la conexión inalámbrica se cortará y lo notaremos. Otra característica muy importante de los sistemas Wi-Fi Mesh es el band-steering, el propio sistema Wi-Fi Mesh nos colocará en una banda de frecuencias o en otra, de tal forma que siempre tengamos la mejor cobertura y velocidad posible dependiendo de dónde nos conectemos.

Linksys Aware es la aplicación del fabricante para «detectar» el movimiento de personas o animales a través de la red Wi-Fi. Esta tecnología se basa no solamente en la utilización de un router inalámbrico, sino también en los «extensores», o también conocidos como nodos Mesh. Gracias a la incorporación de varios nodos Mesh en nuestro hogar, se puede triangular de una manera mucho más exacta cómo se realiza el movimiento de las personas.

Sistema Wi-Fi Mesh Linksys

En este caso, Linksys Aware se trata de un servicio de pago con un coste de 2,99 dólares al mes. Si nos ponemos a analizar bien el sistema, se podría decir que es idéntico al sistema original inventado en 2013, ya que los repetidores en malla realmente son antenas Wi-Fi repartidas por un lugar en concreto para garantizar la completa cobertura. Sin lugar a dudas, es una tecnología realmente interesante, ya que además de tener la mejor cobertura y velocidad Wi-Fi gracias al sistema Wi-Fi Mesh, vamos a poder detectar el movimiento de objetos, animales y personas por todo nuestro hogar.

En el caso de Intel, el fabricante de procesadores, también se ha pronunciado al respecto sobre este tipo de herramienta. Nos dicen que las posibilidades del Wi-Fi Sensing, se basan en realizar un análisis de los cambios que realiza un determinado canal en cuanto a la amplitud y su fase. Y que se podrá aplicar en un rango de frecuencias entre los 2.4GHz y los 60GHz. Pero según la IEEE, estas serán un poco diferentes, pues indican que pueden estar entre 2GHz y 7GHz, y luego por encima de los 45GHz.

Privacidad

Cuando hablamos de controlar ciertos aspectos en todo lo que nos rodea, siempre tenemos que dejar un hueco para hablar de la privacidad, y sobre lo intrusivas que pueden ser estas tecnologías en nuestra vida cotidiana. Por lo cual, desde diversos estudios, se sugiere que estas funciones deben ser opcionales, para que cada usuario decida si darle uso o no. Como hablamos de una red Wi-Fi, estas son capaces de atravesar paredes, por lo cual es posible que se pueda invadir una casa que no sea la propia, y por lo cual hacer cierto rastreo de gente fuera de nuestro núcleo, y por supuesto, con permiso.

Todo esto, puede llevar a unos niveles de detalle, de forma que se puedan usar de muchas formas. Como por ejemplo el punto de poder detectar lo que se está escribiendo, y por lo tanto, contraseñas y otros datos sensibles. Otro de los ejemplos, puede ser el que alguien interfiera en nuestra red, de forma que pueda ver los movimientos de las personas que se encuentran dentro del edificio.

Se espera que no sea hasta 2024, por lo menos, donde se conozca todo sobre esta tecnología, de forma que podamos realizar una configuración más simple y llevar la automatización de nuestras casa a un nuevo nivel.

Posibles usos

Esta tecnología se puede utilizar tanto a nivel doméstico como también a nivel empresarial. Uno de los posibles usos que le podemos dar es la posibilidad de detectar intrusiones en nuestro hogar o empresa, detectar movimientos prohibidos en determinadas zonas donde no debería haber movimiento. Por supuesto, esto puede ser un complemento bastante interesante a los sistemas de seguridad, pero no para sustituirlos, ya que se podría interferir la red Wi-Fi para dejar «ciego» al sistema, o modificar la señal para que tengamos falsos positivos.

Otros usos que se les puede dar, es la posibilidad de optimizar el roaming Wi-Fi en los clientes Wi-Fi que tiene el usuario. Nosotros siempre llevamos nuestros smartphones o tablets con nosotros, este sistema podría «preparar» el sistema Wi-Fi Mesh para realizar el roaming Wi-Fi o el band steering mucho más rápido de lo que lo hace normalmente, con el objetivo de proporcionar al usuario una mejor experiencia de usuario.

Estamos seguros que otros fabricantes también incorporarán esta tecnología como un «añadido» a sus sistemas Wi-Fi Mesh de alto rendimiento, con el objetivo de diferenciarse de los demás, tal y como ha hecho Linksys en este caso. Veremos cómo sigue avanzando la tecnología en este sentido y si realmente se le puede sacar más beneficios.

¡Sé el primero en comentar!