Así puedes saber si te están robando el Wi-Fi

Así puedes saber si te están robando el Wi-Fi

Javier Jiménez

Las conexiones inalámbricas cada vez están más presentes en nuestro día a día. Las redes Wi-Fi forman parte muy importante a la hora de navegar por Internet. Esto hace que también pueda ser un problema de seguridad si no tomamos medidas. Es posible que tengamos intrusos en nuestra red y no lo sepamos. Por ello en este artículo vamos a dar una serie de consejos sobre cómo saber si nos han robado el Wi-Fi. Algunas señales que pueden significar que realmente nuestra red es insegura y ha podido entrar gente.

Las redes Wi-Fi, muy presentes hoy en día

El auge de los dispositivos móviles hace que cada vez sea más necesario contar con una red Wi-Fi disponible. Es cierto que cuando hablamos del móvil lo normal es que tengamos datos y podamos navegar por la red. Sin embargo los datos suelen ser limitados y no siempre están disponibles. Pero además también hay cada vez más dispositivos de lo que conocemos como el Internet de las Cosas.

Todo esto hace que contar con redes Wi-Fi sea casi una necesidad para muchos usuarios. Los routers modernos ofrecen la posibilidad de conectarnos de forma inalámbrica. Son muchas las redes públicas que también tenemos a nuestra disposición en casi cualquier lugar.

Ahora bien, el router Wi-Fi de nuestra casa puede sufrir ataques. Podríamos tener intrusos en nuestra red que provoquen un mal funcionamiento de la conexión.

Muchos usuarios desconocen que tienen intrusos en su Wi-Fi. A veces si la conexión funciona y no hay problemas evidentes puede pasar por alto. Por ello vamos a explicar cómo podemos saber si nos están robando Wi-Fi.

Cómo saber si nos roban Wi-Fi

Podemos tener en cuenta ciertas funciones y consejos para saber si nos están robando el Wi-Fi. De esta forma sabremos actuar a tiempo y evitar que pueda poner en riesgo nuestra seguridad, privacidad, así como el buen funcionamiento de la red.

Pérdida de velocidad

Sin duda una de las señales más importantes que puede indicar que nos roban Wi-Fi es tener una pérdida de velocidad. Ya sabemos que el ancho de banda es limitado y mientras más dispositivos tengamos conectados y usando la red, más lento funcionará Internet.

Por tanto si notamos que la conexión va lenta podría ser una señal de que no están robando Internet. Habría que tomar medidas para evitarlo y que todo vuelva a la normalidad.

Entra en el router a ver los equipos conectados

También podemos detectarlo al entrar en el router y consultar los equipos conectados, así como el log de aquellos dispositivos que se han conectado a la red inalámbrica.

Gracias a ello podremos averiguar el nombre de esos equipos, así como la dirección IP. Si algo no nos cuadra, por ejemplo si vemos que un equipo no es nuestro y está o ha estado conectado, puede ser que nos estén robando Wi-Fi.

Usa aplicaciones

De la misma forma podemos utilizar aplicaciones externas. Podemos hacerlo tanto para equipos de escritorio como incluso para móviles. Así sabremos qué dispositivos hay conectados y podremos detectar intrusos de una manera sencilla.

Cambios en la configuración

Lo podemos notar también si vemos cambios en la configuración o cualquier función del router. Por ejemplo si el nombre de la red ha cambiado, si vemos que la intensidad de la señal ha sido modificada o que incluso hayan cambiado la clave de acceso al router o la contraseña del Wi-Fi.

Cualquier cambio que no hayamos realizado nosotros puede ser más que un indicativo de que algún intruso ha accedido a la red.

Continuos cortes

Por otra parte, es común que si hay intrusos en la red pueda haber cortes. Esto es así ya que mientras más usuarios haya conectados, más problemas habrá. Si alguien accede puede que aproveche para conectar múltiples dispositivos o que incluso sean varios los intrusos que han logrado entrar.

Por tanto si notamos cortes en la señal puede ser también un indicativo de que tenemos intrusos en el Wi-Fi.

Saber si nos roban el Wi-Fi

Cómo proteger nuestra red Wi-Fi

Hemos visto cómo saboer si nos roban Wi-Fi. Ahora vamos a dar una serie de consejos interesantes para evitar tener intrusos. La seguridad es un factor fundamental y hay que cuidarlo.

Usar contraseñas fuertes

Es muy importante contar con contraseñas fuertes y complejas. Esto significa que hay que introducir datos completamente aleatorios, que contengan letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros símbolos especiales.

Hay que evitar poner palabras o cifras que puedan relacionarnos, así como frases intuitivas. Es buena idea utilizar un gestor de contraseñas para que nos genere una clave totalmente aleatoria y larga.

Es interesante también cambiar la contraseña de manera periódica. De esta forma agregaremos una capa extra de seguridad para evitar que nos roben el Wi-Fi a través de ataques de fuerza bruta.

El cifrado es importante

Además de la contraseña también hay que cuidar el tipo de cifrado que estamos utilizando. Ya sabemos que algunos como el WEP están obsoletos y pueden ser atacados fácilmente con los conocimientos adecuados. Nuestro consejo es utilizar cifrados fuertes como puede ser el WPA-2.

Cambiar los valores de fábrica

Por supuesto es vital cambiar los valores de fábrica. Con esto nos referimos a cambiar la clave de acceso al router (la típica admin, 123 que suele venir), la contraseña del Wi-Fi o el nombre de la red. Así dificultaremos más la entrada de intrusos que puedan comprometer la seguridad.

Mantener actualizado el router

Un último consejo es mantener actualizado siempre el router. Esto es algo que hay que aplicar a cualquier tipo de dispositivo que estemos utilizando. A veces surgen vulnerabilidades que pueden provocar que nuestros equipos sean atacados. Es importante instalar los parches y actualizaciones que haya disponibles.