Wi-Fi portable vs dongles: puntos positivos y negativos

Wi-Fi portable vs dongles: puntos positivos y negativos

Javier Jiménez

Contar con una conexión Wi-Fi hoy en día es algo fundamental para muchos usuarios. Cada vez tenemos más dispositivos disponibles con este tipo de conexiones. Es muy común que busquemos la manera de conectarnos en cualquier lugar. Para ello podemos hacer uso de diferentes dispositivos que nos permiten tener Internet en nuestro ordenador sin importar dónde estemos. Ahora bien, hay que tener en cuenta que existen diferentes posibilidades. En este artículo vamos a hablar de las diferencias entre Wi-Fi portable y Dongles. Vamos a hablar de sus ventajas y desventajas.

Wi-Fi portable: ventajas y desventajas

En primer lugar vamos a comenzar a hablar de los dispositivos Wi-Fi portables. Como sabemos se trata de dispositivos que se conectan a la red móvil (ya sea 3G, 4G o incluso 5G). Se nutren de la tarifa de datos que tengamos contratada y a través de este dispositivo podemos conectar otros equipos.

Estos dispositivos son inalámbricos, por lo que no vamos a tener que conectarlos a ninguna fuente de energía. Traen una batería integrada que ofrece una autonomía que dependerá según el dispositivo. En algunos casos podremos tener 6-8 horas, mientras que en otros podemos superar las 15 horas. Incluso algunos actúan como batería externa para poder cargar un móvil o cualquier otro aparato compatible. También incluso pueden disponer de una ranura para tarjetas SD.

La capacidad también dependerá del dispositivo. En algunos podemos conectar al mismo tiempo hasta 20 equipos. Es común que soporten sin problemas los 10 dispositivos conectados a la red.

Ventajas de un Wi-Fi portable

Dentro de las ventajas que ofrecen los dispositivos Wi-Fi portables es que podemos conectar una gran cantidad de dispositivos. Como hemos visto pueden aceptar incluso 20 equipos al mismo tiempo.

Otra ventaja es que puede actuar como un router, sin necesidad de conectarlo a ningún sitio. De esta forma podemos ir en autobús de viaje, por ejemplo, y conectar nuestra Tablet o móvil para tener Internet.

Algunos tienen también complementos añadidos, como es el uso de tarjetas de memoria, utilizarlo como batería externa, contar con puerto Ethernet, etc.

Inconvenientes de un Wi-Fi portable

Dentro de los inconvenientes podemos destacar el consumo de batería. Al ser un dispositivo portátil va a requerir que consuma batería constantemente. Eso sí, hemos visto que puede durar bastantes horas. Sin embargo para un largo viaje, un uso intensivo durante varios días sin posibilidad de cargarlo, puede ser un inconveniente.

También será un problema el tener que llevarlo de un sitio a otro, al tener un tamaño que puede ser considerable. Igualmente el coste es superior.

Router Wi-Fi portátil

Dongles Wi-Fi: puntos positivos y negativos

Por otra parte tenemos los dongles Wi-Fi. Una vez más el objetivo es ofrecer red inalámbrica a otros dispositivos. Sin embargo existen diferencias, claro. Podemos decir que se asemeja mucho a un pendrive. Es de tamaño pequeño y hay que conectarlo al ordenador.

Ofrece Internet a ese ordenador a través de una tarjeta SIM que tiene integrada, pero también podremos compartir la conexión con otros dispositivos. En este caso no tienen batería, ya que van conectados directamente al ordenador.

Ventajas de un dongle

Entre las ventajas de los dispositivos dongles podemos mencionar precisamente el tema de la batería. No hay que preocuparse por ello ya que se conecta directamente al ordenador y no requiere de batería adicional.

También el espacio que ocupa es un punto a favor. Lo podemos llevar de un sitio a otro sin problemas. Es muy manejable. Además el coste es inferior.

Inconvenientes de un dongle

Sin embargo entre los puntos negativos podemos mencionar que necesita conectarse a un puerto USB. Esto significa que si queremos conectar una Tablet o un móvil no podremos hacerlo si no tenemos un ordenador o dispositivo que cuente con puerto USB compatible. No es tan flexible en este sentido.

Otro punto negativo es que en ocasiones requiere de software adicional para funcionar. Además no suelen permitir tantos dispositivos conectados.

En definitiva, estos son los principales puntos positivos y negativos tanto de un dispositivo Wi-Fi portable como de un dongle.