Direcciones de hardware aleatorias: Qué es esta función para proteger el Wi-Fi

Direcciones de hardware aleatorias: Qué es esta función para proteger el Wi-Fi

Javier Jiménez

Las redes inalámbricas son hoy en día muy utilizadas. Tenemos una gran cantidad de dispositivos que podemos usar para conectarnos a la red sin necesidad de utilizar cable. Con el paso del tiempo la tecnología ha ido mejorando y hoy en día una red Wi-Fi es mucho más veloz, estable y también compatible con más equipos. Sin embargo hay un factor muy importante y también diferente respecto al cable: la seguridad. Debemos cuidarlo en todo momento. En este artículo vamos a hablar de qué son las direcciones de hardware aleatorias, una función que hay en Windows y ayuda a mejorar la seguridad del Wi-Fi.

La seguridad del Wi-Fi, un factor fundamental

Es muy importante mantener en todo momento nuestros equipos protegidos. Son muchas las amenazas que hay en la red y pueden afectarnos de una u otra forma y poner en riesgo nuestra privacidad y seguridad. Por tanto, debemos contar con antivirus, firewalls, tener actualizados los dispositivos… Ahora bien, cuando se trata de las redes inalámbricas debemos intentar incrementar aún más la seguridad.

Una red Wi-Fi puede ser utilizada por un pirata informático para entrar en una red doméstica o empresarial. Podría llegar a tomar el control de los equipos conectados y aprovechar posibles vulnerabilidades para atacar. Esto hace que sea necesario tener una buena estrategia de seguridad y estar siempre protegidos.

Los problemas de seguridad se incrementan cuando nos conectamos a una red Wi-Fi pública. Un atacante podría haberla creado simplemente con el objetivo de robar información. También podría haber entrado en un Wi-Fi legítimo, pero usarlo para llevar a cabo sus objetivos.

Un problema que afectaría a la privacidad es el hecho de que a través de una red Wi-Fi puedan saber cuál es la dirección MAC de nuestro dispositivo. Incluso podrían rastrearnos en un centro comercial y ver nuestros movimientos.

Qué son las direcciones de hardware aleatorias

Tras explicar la importancia de mantener la seguridad en las redes Wi-Fi hay que hablar de qué son las direcciones de hardware aleatorias y, lo más importante, por qué puede proteger nuestros dispositivos. Es una función que viene integrada con Windows, el sistema operativo más utilizado en equipos de escritorio, y puede venir muy bien.

A través del Wi-Fi podemos enviar información incluso sin estar conectado. Esto ayuda a encontrar redes y ver así la disponibilidad. Es algo que emiten todos los dispositivos. Por ejemplo, aunque no estemos conectados a una red, nuestro ordenador envía una señal (siempre que tengamos el Wi-Fi activado) para buscar redes que haya en la zona. Esta señal envía la dirección única de hardware físico, también conocida como dirección MAC.

Cada equipo tiene una dirección MAC única. Es algo que identifica al dispositivo y podría ayudarnos por ejemplo a crear un filtro MAC en el router y tener una lista blanca. También es necesario para establecer una conexión con cualquier red Wi-Fi.

Ahora bien, si enviamos esa información a una red Wi-Fi que sea insegura, podría suponer un problema para nuestra privacidad. Pongamos por ejemplo que estamos en un centro comercial donde hay muchas redes inalámbricas disponibles y que forman parte de una misma red. Podrían conocer nuestros movimientos, dónde estamos, al enviar constantemente la dirección MAC, incluso sin llegar a conectarnos.

¿Qué hace por tanto la función de direcciones de hardware aleatorias de Windows? Básicamente generar múltiples direcciones MAC aleatorias. Siempre que el hardware de nuestro adaptador Wi-Fi lo permita podemos configurar esta función y no enviar nuestra dirección MAC real, sino una gran cantidad de direcciones aleatorias, que van cambiando, lo que nos permitirá evitar que nos rastreen.

Cómo usar direcciones de hardware aleatorias en Windows

Hemos visto en qué consiste exactamente la función de direcciones de hardware aleatorias. Hemos visto que lo que hace es generar direcciones MAC diferentes a la original, de forma aleatoria, con el objetivo de no enviar esta información a las redes inalámbricas.

Sin embargo esta función no viene activada de forma predeterminada en Windows 10. No obstante, simplemente hay que seguir una serie de pasos sencillos para poder habilitarla y usar el Wi-Fi con mayor seguridad y privacidad.

Lo primero que tenemos que hacer es ir a Inicio. Posteriormente entramos en Configuración y vamos a Red e Internet. Allí tenemos que pinchar en Wi-Fi. Veremos la segunda opción que indica Direcciones de hardware aleatorias. Esa es la que nos interesa.

Activar la función de direcciones de hardware aleatorias

Como vemos, de forma predeterminada no viene habilitada esta función. Sin embargo solo tenemos que darle a activar y listo. A partir de ese momento enviaremos direcciones MAC aleatorias a los puntos Wi-Fi cercanos. Podremos evitar que un posible atacante pudiera recopilar esa información y que se vuelva en nuestra contra.

Direcciones de hardware aleatorias para una red Wi-Fi en concreto

También tenemos la opción de utilizar direcciones de hardware aleatorias únicamente para una red Wi-Fi en concreto. De esta forma seguiremos conectándonos con total normalidad a todas las demás, pero en esa específicamente enviaremos direcciones MAC aleatorias.

Para configurarlo, una vez más tenemos que ir a Inicio y posteriormente a Configuración. Allí entramos en Red e Internet, le damos a Wi-Fi y tenemos que pinchar en Administrar redes conocidas. Se abrirá una pantalla con las redes inalámbricas a las que nos hayamos conectado alguna vez.

Tenemos que pinchar en una red, la que nos interese, y le damos a Propiedades. Se abrirá una nueva pantalla con diferentes opciones, como por ejemplo que se conecte automáticamente, el perfil de red, etc. Lo que nos interesa es el apartado de Direcciones de hardware aleatorias.

Direcciones de hardware aleatorias

Como en el caso general, también encontraremos que esta opción está deshabilitada. Simplemente tenemos que darle a la opción de Activada y listo. A partir de ese momento enviaremos direcciones de hardware aleatorias a esa red.

Este proceso lo podemos realizar con tantas redes Wi-Fi como queramos. Puede que no nos interese compartir esa información con una conexión en concreto a la que solemos acceder, como podría ser un centro comercial, una empresa, etc. No obstante, si queremos evitarlo en todos los casos lo mejor es configurarlo de forma general.

En definitiva, la función de direcciones de hardware aleatorias es muy interesante para mejorar aún más la privacidad y seguridad al usar el Wi-Fi en Windows 10. Debemos tener en cuenta siempre consejos de este tipo para no cometer errores y lograr que nuestros dispositivos estén lo más asegurados que puedan estar.