¿Problemas con el Wi-Fi en Windows? Errores comunes y cómo solucionarlos

¿Problemas con el Wi-Fi en Windows? Errores comunes y cómo solucionarlos

Javier Jiménez

Hoy en día el uso de las redes inalámbricas ha ganado mucho peso frente al cable. Es una realidad que nos conectamos desde muchos dispositivos móviles y por ello es necesario contar con redes Wi-Fi en buen estado. Sin embargo hay que tener en cuenta que no siempre funciona correctamente. Podemos sufrir múltiples problemas que comprometen la velocidad, calidad o estabilidad de la señal. En este artículo vamos a hablar de ellos. Vamos a explicar cuáles son los problemas más comunes con el Wi-Fi y qué podemos hacer para evitarlos.

El Wi-Fi, cada vez más presente

Si echamos la vista atrás, hace solo unos años lo normal era conectarnos a Internet desde un ordenador a través de cable. Poco a poco fueron apareciendo los dispositivos móviles con conexión Wi-Fi. Esto hizo que los routers modernos también mejoraran la calidad de la señal. En la actualidad la mayor parte de nuestras conexiones son de forma inalámbrica.

Es cierto que con el paso del tiempo la calidad de la señal, la cobertura y la velocidad han mejorado. Nuestros routers son mejores y los dispositivos que conectamos tienen una mayor capacidad. Sin embargo esto no significa que los problemas no existan y que en determinadas ocasiones podamos ser víctimas de ciertos problemas que ralenticen la conexión.

El sistema operativo más utilizado para equipos de escritorio en la actualidad es Windows 10. Por ello hemos querido centrar este artículo en este sistema operativo de Microsoft. Vamos a hablar de los motivos más frecuentes de que haya fallos con la conexión inalámbrica y qué podemos hacer para intentar solucionarlo.

Errores comunes del Wi-Fi en Windows y cómo solucionarlos

Como hemos mencionado, Windows 10 es hoy en día el sistema operativo para equipos de escritorio más utilizado. Es por tanto muy usado para conectarnos de forma inalámbrica desde portátiles o equipos de escritorio. En ocasiones pueden surgir fallos que hagan que estas conexiones no funcionen correctamente. Puede que el fallo se traduzca en una pérdida de velocidad o calidad, pero puede ocurrir que incluso no podamos ni siquiera conectarnos.

El Wi-Fi no se conecta automáticamente

Este es uno de los problemas más comunes, pero también es uno de los que se solucionan fácilmente. Puede que estemos acostumbrados a conectarnos a una red Wi-Fi, pero siempre tenemos que darle a conectar de forma manual. Podemos arreglarlo para que se conecte solo siempre que esté disponible.

Para ello simplemente hay que entrar en las redes disponibles, seleccionar la que nos interesa y marcar la casilla de conectar automáticamente. Como vemos es un proceso sencillo y siempre que esa red esté dentro del rango se conectará automáticamente.

Se conecta y desconecta constantemente

Este problema puede estar causado por varios motivos. Lo más normal es que se trate simplemente de que la cobertura es mala. Es interesante que coloquemos el router en una posición adecuada, que esté alejado de otros dispositivos y que se encuentre en una zona céntrica del hogar.

Pero además de un problema del router, es posible que el fallo resida en nuestro sistema Windows. Aquí lo más común es que tengamos problemas con algún tipo de malware que esté causando errores en la conexión. Debemos contar con herramientas de seguridad que nos protejan y puedan analizar el sistema.

Otro problema común es que la tarjeta de red no funcione correctamente. Esto provoca que nos conectemos pero al momento se desconecte. Así constantemente. Puede deberse a un problema físico, pero también puede que ocurra por tener los drivers desactualizados.

No encuentra redes disponibles

En este caso tenemos dos opciones: que no encuentre una red en concreto o que no encuentre ninguna o casi ninguna. En el primer caso podría tratarse simplemente de cómo está configurada esa red. Puede que tengan oculto el SSID del Wi-Fi o que incluso esté fuera del rango de alcance.

Si el problema es que no encuentra ninguna red puede tratarse de un problema con los drivers de la tarjeta de red. Especialmente esto ocurre después de una actualización del sistema operativo.

No aparece la opción Wi-Fi en el Centro de actividades

En este caso puede que no tengamos habilitada esa tarjeta de red. Para ello vamos a Configuración de red e Internet, accedemos a cambiar opciones del adaptador. Aquí tenemos que localizar el adaptador que nos interesa y hacemos doble clic para habilitarlo.

Solucionar problemas desde la línea de comandos

Tal vez nos encontremos en la situación de que nuestro Internet funciona lento o incluso no podemos conectarnos. Algunos fallos pueden resolverse a través de los métodos que hemos mencionado. Sin embargo también es posible que necesitemos hacer algo más y tirar de la línea de comandos.

Hay tres comandos que podemos probar cuando tengamos problemas de este tipo: netsh winsock reset, netsh int ip reset y el comando ipconfig/flushdns. De esta forma lo que hacemos es resetear nuestra red y poder solucionar ciertos problemas.