Errores, mitos y falsas verdades sobre el Wi-Fi que debes evitar

Errores, mitos y falsas verdades sobre el Wi-Fi que debes evitar

Lorena Fernández

Todos nosotros utilizamos continuamente y a todas horas las redes Wi-Fi, en nuestros hogares, trabajo, en un hotel e incluso en restaurantes y cafeterías. Sin embargo, existen varios mitos o falsas verdades relacionadas con las redes Wi-Fi y su utilización. En esta guía vamos a explicarte algunos de los más descabellados, y de paso, os aclararemos todas las dudas sobre las principales preguntas que se hacen los usuarios de las redes inalámbricas. Algunos de estos mitos incluso podrían volverte mucho más vulnerables a los ciberataques. Hoy en día, los cibercriminales ya no diferencian entre las «grandes» o «pequeñas víctimas». Tan sólo basta encontrar el momento oportuno para hacerlo y listo, no lo piensan dos veces.

Nadie querría hackear mi red Wi-Fi si no soy alguien importante

Más que nunca, esto está sumamente alejado de la realidad. Este es un mito que ha estado presente en millones de personas alrededor del mundo. Tanto así que, por desgracia, aún no es práctica frecuente tomar las medidas necesarias para que nuestra red Wi-Fi sea segura. Los tiempos que corren hacen que pasemos más tiempo en nuestras casas que antes, por lo que los cibercriminales encuentran esto como una oportunidad para llevar a cabo ataques a víctimas «pequeñas» como una red doméstica promedio.

Probablemente, vuelvas a preguntarte e insistir: yo no tengo mucho dinero, no soy alguien importante que tenga mucha fama y muchos millones en las cuentas bancarias. No debemos olvidar que quienes ejecutan los ataques tienen todo el conocimiento necesario para atacar a cien, mil, cien mil y millones de personas de una vez. Es más, lo puede hacer en cuestión de segundos.

Normalmente los cibercriminales se valen de antenas de muy alta potencia que logran recoger la señal inalámbrica desde lugares alejados, y la hackearán. Entonces, esto quiere decir que no precisamente porque tú no puedes conectarte a una red que está muy alejada de ti, otra persona no podría. En este caso, un cibercriminal con las herramientas necesarias, puede conectarse a prácticamente cualquier red. Veamos una demostración:

A pesar de que ya han pasado varios años desde que se ha publicado este caso, aún es sumamente importante reforzar la importancia de contar con redes seguras en casa. No sólo pueden vulnerar tu red, sino que, a la vez, pueden valerse de la tuya para atacar las redes y/o cuentas de otras personas. Esto último se hace con mucha frecuencia pues, de esta manera, quienes llevan a cabo los ataques se ocultan bajo tu identidad para hacer más difícil aún el rastreo, suponiendo que la víctima se haya dado cuenta del hecho.

Si el técnico de mi ISP o técnico particular configuró mi red, no debo tocarla nunca

Este mito afecta especialmente a aquellas personas que no tienen muchos conocimientos en tecnología, y que dependen únicamente del personal técnico para montar y mantener la red de su casa. Sin embargo, esto se cree en gran medida por el miedo que tiene la gente en general por aprender a gestionar de manera básica, al menos, el router.

Ahora bien, debemos reforzar que la gestión que deberíamos tener es del router Wi-Fi, no así del modem que nos provee la señal de Internet en cuestión. Por ejemplo, la ONU/ONT del enlace de fibra óptica. Algunos técnicos no brindan esta información al cliente, muy probablemente porque están acostumbrados a que ellos «dominen» las configuraciones en vez de que los propios clientes puedan hacerlo.

Un consejo que damos es que la próxima vez que recibas alguna visita de personal técnico de tu ISP, por ejemplo, para renovar el router Wi-Fi de la casa o lo que sea, solicita que te facilite la información para acceder a la interfaz del router con permisos de administrador. La ventaja principal de esto es que podrás tener mayor control de las medidas de seguridad: cambiar la contraseña de la red y del administrador, aumentar la seguridad de la red Wi-Fi, o desactivar el peligroso WPS.

Si mi router funciona bien, no necesito actualizar nada

Algo que debemos dejar de creer es que uno actualiza el software o firmware solamente para arreglar un problema o mejorar algo. Uno de los grandes beneficios de mantener, en este caso, el firmware de nuestro router actualizado es que estará con todos los parches y ajustes de seguridad al día. Asegúrate de acceder al portal del fabricante de tu router y ponte al día con las últimas actualizaciones de firmware.

Sin embargo, no debemos quedarnos con la sola actualización. En algún momento, debemos reemplazar nuestro router. No solamente por una cuestión estética o por estar al día con lo último. Sino también por lo que comentamos recientemente: la seguridad. Si cuentas con un router Wi-Fi ya con unos 4 o 5 años, considera cambiarlo porque es muy probable que ya no reciba ningún tipo de actualización. En RedesZone tenemos múltiples recomendaciones de routers y puntos de acceso Wi-Fi con una muy buena relación calidad-precio y que se orientan al ámbito hogareño. Sin duda, tómate unos minutos y tomarás la mejor decisión.

Ya que tenemos uno o más routers viejos sin uso, ¿qué podríamos hacer con ellos? Por fortuna, podemos utilizarlo para una red de invitados, si es que recibimos visitas con cierta frecuencia, podemos configurar una red que sea exclusivamente para esos invitados. De esta manera, será posible administrar más eficazmente el ancho de banda que disponemos, ver cuántos dispositivos se encuentran conectados, qué ancho de banda consumen cada uno, entre otras consideraciones.

Otro uso interesante para no tirar nuestro router viejo es usarlo como un repetidor casero. Recordemos que un solo router muchas veces no puede dar cobertura total a la casa especialmente por las interferencias y obstáculos, especialmente las paredes. Por lo que podemos ubicar este router en el lugar que necesitamos ampliar cobertura, realizar las configuraciones esenciales y listo, ya tenemos señal en los lugares problemáticos.

Si mi red Wi-Fi posee cifrado WPA2-AES, no podrán hackearme

Esto es lo mismo que pensar que porque no uso una tarjeta de débito asociada a mi cuenta bancaria, no habrá forma de que me vacíen la cuenta. No importa que utilicemos el algoritmo de cifrado más robusto del universo. Si nuestra contraseña de red Wi-Fi es amoamiperrito123 pues, los cibercriminales no se esforzarán demasiado para ganar acceso a tu red. Entonces, repasemos qué es lo que debe tener una contraseña segura:

  • Al menos 12 caracteres (mejor aún si son más de 12).
  • Debe contener letras, caracteres especiales y números.
  • No tiene que significar algo para nosotros, o tener algún sentido en particular.

No está de más recordar que una de las facilidades que tienen los cibercriminales para vulnerar redes y/o cuentas. Y ésta es que muchas veces nuestra contraseña contiene palabras o números que dan información acerca de nosotros. Un par de clásicos ejemplos son la inclusión de la fecha de cumpleaños o documento de identidad en las contraseñas.

Tal vez no sea posible del todo evitar que terceras personas tengan acceso a nuestros datos personales. Pero, de todas formas, debemos proteger nuestras redes inalámbricas y claro está, nuestras cuentas que hemos creado. Para esto último, algunas más que otras, contienen datos aún más sensibles o que tienen mucho valor para nosotros. Por eso es que, aunque no seamos alguien «importante», debemos tener conciencia respecto a la importancia de proteger lo que es nuestro, más aún si se encuentra en línea.

Y recuerda deshabilitar también el WPS, porque este es uno de los vectores de entrada más utilizados debido a la facilidad para vulnerarlo.

WPA2-AES, ¿hace que mi conexión sea más lenta?

No, de hecho, actualmente la Wi-Fi Alliance ha dado de baja cualquier otro tipo de cifrado, por lo que, si quieres beneficiarte de las últimas mejoras en velocidades Wi-Fi, estándares Wi-Fi etc, deberás utilizar sí o sí WPA2-AES o el nuevo WPA3, de lo contrario, tu router inalámbrico no estará funcionando con las últimas tecnologías disponibles, y, por tanto, la red te funcionará mucho más lenta.

Al ocultar el SSID, ya no podrán hackear mi red

Cuando configuramos nuestro router, tenemos la opción de ocultar el SSID. Este es el nombre que le damos a nuestra red Wi-Fi de manera que podamos identificarlo fácilmente. Sin embargo, el hecho de que no lo tenga o se oculte, no significa que un cibercriminal no pueda localizar tu red. De hecho, el ocultar el SSID genera más problemas. Generalmente, la primera vez habilitamos el SSID lo que pasa con esto es que en todo momento nuestra red es visible para cualquiera, dentro de su rango de cobertura. Una vez que se oculta, el dispositivo que se haya conectado a tu red con anterioridad busca automáticamente la última red a la cual se conectó.

Alguien que lleve a cabo un ataque, con las herramientas necesarias, puede localizar igualmente tu red, aunque tengas el SSID oculto. En principio parece complicado, pero es más sencillo de lo que parece, solamente es necesario que un cliente Wi-Fi se encuentre conectado legítimamente a esa conexión. Además, no debemos olvidar que, una vez que sepa cuál es el SSID, puede crear un punto de acceso malicioso con ese mismo nombre. Entonces, tu ordenador se conectará automáticamente a esa red ya que recuerda ese SSID y a partir de allí, ya tendrá control completo de tu actividad.

Si tengo firewall y antivirus instalado, no necesito de conexión cifrada

Es importante recordar que, la conexión cifrada, permite que toda la transmisión de datos que se dé a través de la red se realice con confidencialidad, autenticidad e integridad. Lo que permitirá que estemos protegidos ante potenciales ataques que se den en el medio de la transmisión de los datos. No sólo pueden apropiarse de nuestros datos gracias a ataques como phishing o instalar algún tipo de programa malicioso, ellos podrían optar por algo más práctico: aprovecharse del tráfico no cifrado de nuestras redes protegidas y hacer «sniffing» de todo lo que se está traficando a través de la red.

Sin embargo, la práctica de contar con firewall y soluciones antivirus-antimalware es una de las mejores y más esenciales. Por un lado, el firewall, con las configuraciones de reglas necesarias, bloqueará potencial tráfico malicioso que podría poner al usuario en riesgo, tanto en sentido entrada (desde Internet a nuestro equipo) como en sentido salida (desde nuestro equipo a Internet). Mientras que el antivirus-antimalware se enfoca en la protección ante programas que podrían apropiarse de nuestros datos o bien, dejar no accesibles a nuestros archivos, tal y como ocurre con el ransomware.

No soy informático, no necesito routers de doble o triple banda WiFi

Los routers Wi-Fi con doble o triple banda simultánea, nos ayudan muchísimo a separar el tráfico generado por los distintos dispositivos que se conectan a la red. No debemos olvidar que se conectan móviles, ordenadores, televisores, incluso electrodomésticos y otros accesorios domésticos. Un ejemplo de uso de las bandas es que una puede reservarse para los móviles, otro para los televisores u ordenadores y otro para los electrodomésticos, siempre es recomendable conectar los equipos que necesiten un mayor ancho de banda a las redes de 5GHz, y los que necesiten una baja velocidad (dispositivos IoT) pues a la banda de 2.4GHz.

Todo esto también se aplica a los repetidores, dependiendo de tus necesidades y presupuesto, es recomendable contar con repetidores Wi-Fi doble banda simultánea o triple banda simultánea. Si lo que buscas es mayor cobertura en tu hogar y mayor velocidad, un repetidor con esta característica será de gran utilidad. Sobre todo, para que las personas que se conecten a la red, puedan aprovechar en mayor medida el ancho de banda disponible.

Es posible notar que el beneficio principal de utilizar este tipo de routers o repetidores, es que incluso cuando hay varios dispositivos conectados, todos podrán disfrutar de altas velocidades simultáneamente, e incluso streaming de vídeo en resolución 4K sin ningún problema. Por fortuna, existen ofertas accesibles de conexión a Internet con ancho de banda muy altos. Qué mejor que sacar provecho de esto mediante los equipos adecuados.

Pasan los años y la tecnología se está volviendo cada vez más accesible para todos. Independientemente de si uno tiene conocimientos o intereses en informática. Entonces, desde ya, este mito no tiene sentido en absoluto porque si lo consideramos, pues mucha gente no debería tener móviles modernos, ni siquiera ordenadores. Por eso es importante que todos veamos a la tecnología como un aliado para que tengamos una mejor calidad de vida, en todo sentido. No como algo que está reservado únicamente para la gente con conocimientos técnicos.

¿Qué banda me conviene? ¿2.4 GHz o 5 GHz?

Cada una de estas bandas de frecuencia tiene sus ventajas y desventajas, así también se diferencian en base a dos aspectos esenciales: la velocidad y el rango de alcance. El valor de la frecuencia afecta de forma directa a la velocidad de la red Wi-Fi. Por lo que cuanto más alta es la frecuencia, mayores velocidades se obtendrán, principalmente porque tenemos 80MHz o 160MHz de ancho de canal en estas bandas, gracias al Wi-Fi 5 o Wi-FI 6.

Si optamos por la banda de 5 GHz, disfrutaremos de tasas de transferencia de datos más altas. Lo cual hace que disfrutemos mucho más de nuestra conexión a Internet en general. Podrás descargar archivos de gran tamaño, realizar streaming de servicios y otras acciones que requieren más ancho de banda. Por el lado de la banda de 2,4 GHz, esto se orienta a realizar actividades más livianas como la navegación en general y uso de aplicaciones que consuman poco ancho de banda.

Sin embargo, el aspecto de la cobertura no debe ser descuidado. Aunque si la prioridad son llegar más lejos, conseguir distancias más amplias de cobertura inalámbrica, deberías optar por la banda de 2,4 GHz. Por lo tanto, ante mayor valor de la banda de frecuencia, el alcance de cobertura será menor y tendrá menor capacidad de pasar a través de materiales como el que citamos.

Las redes Wi-Fi causan enfermedades

No es posible terminar un artículo sobre las redes Wi-Fi sin mencionar al mito que, por desgracia, aún es creído por millones de personas alrededor del mundo. Esto es así a pesar de que muchos de ellos, igualmente, siguen conectándose a Internet por Wi-Fi. No existe evidencia científica sostenible que nos pueda indicar que la propagación de señales Wi-Fi puedan causar enfermedades como cáncer. Este tipo de señales operan mediante frecuencias no-ionizantes. En consecuencia, no son capaces de penetrar en nuestro organismo, no tienen el poder para causar alguna alteración que desemboque en alguna enfermedad. Esto mismo puede aplicarse a las demás redes inalámbricas, como las redes inalámbricas de redes 4G LTE o el futuro 5G.

Por más que leas millones de textos que puedan decirte e incluso, «demostrarte» que las redes inalámbricas, y las telecomunicaciones en general, fueron diseñadas para enfermarnos o controlar nuestro pensamiento, piénsalo dos veces. Si fuese real toda información conspiranoica al respecto, también podríamos pensar que la Tierra es plana.

Es casi imposible evitar que las personas crean en estos y otros mitos respecto a las redes Wi-Fi. Hacemos énfasis en el hecho de que por fortuna tenemos información suficiente en Internet para poder aclarar cualquier duda que tengamos y, por supuesto, prácticamente cualquier problema que tengamos. Las redes inalámbricas están lejos de quedarse obsoletas, sobre todo por lo práctica que es su aplicación en el día a día.

Si voy a jugar, no debo optar por redes Wi-Fi nunca

Una de las actividades que disfrutamos más que nunca es el de jugar en línea.  Uno de los requisitos principales para las mejores sesiones de gaming es contar con conexión a Internet que tenga altas tasas de transmisión de datos. Además, la calidad de la transmisión también debe ser alta. Si esto último se pasa por alto, nos toparemos con problemas como el tan temido lag. Uno de los consejos que se acostumbra a dar es conectarse a Internet por cable. Es sabido que conectarse por esta vía, en general, garantiza que haya menos pérdidas de paquetes. Sin embargo, ¿no se supone que hoy en día debería haber más avances en relación al Wi-Fi? ¿De verdad no conviene utilizarlo para jugar?

Las redes Wi-Fi no son confiables para los juegos en línea

Con todos los avances de los cuales hemos sido testigos a lo largo de los años, este mito tiene cada vez menos peso. Podemos tener la mayor cantidad de ancho de banda posible, pero si no contamos con equipos de redes que realmente nos ayuden a sacar el mejor provecho de nuestro enlace, los problemas permanecerán. Los routers gaming se han diseñado, justamente, para satisfacer necesidades enfocadas a las personas que se toman muy en serio el asunto de los juegos. A pesar de que no existen diferencias muy marcadas en relación a un router regular, sí cuentan con algunas prestaciones que permiten dar prioridad al tráfico generado por los juegos y disminuir el tan temido bufferbloat.

Uno de las líneas de routers gaming que más recomendamos en RedesZone es la de ASUS ROG. Uno de los modelos que hemos analizado, el ASUS ROG Rapture GT-AX11000, se caracteriza por ser de triple banda y soporta lo último de los estándares Wi-Fi 6. En la clásica banda de 2,4 GHz puede alcanzar velocidades que llegan a los 1 Gbps, y si nos referimos a la banda de 5 GHz podemos llegar aún más allá gracias a la capacidad de transmitir a velocidades de más de 4.8 Gbps teóricos. No queda duda que los avances en la tecnología de transmisión de datos inalámbrica se han consolidado cada vez más. Es bueno reconocer que es casi imposible igualar a la calidad de conectividad por cable, pero routers gaming como los citados cuentan con prestaciones orientadas a la máxima velocidad. ¿El beneficio final de esto? Sesiones de gaming fluidas, sin pensar si quiera en el lag.

Otra de las características propias de los routers especiales para gaming es la posibilidad de optar, igualmente, por la conexión vía Ethernet. Estos dispositivos acostumbran a tener al menos un par de puertos dedicados y priorizados. De manera que, si te conectas a través de dichos puertos, tendrás prioridad a la hora de jugar y garantizar aún mayores de velocidades. Además, puedes aprovechar estos puertos para servidores NAS, para que puedas disfrutar del control y la gestión de tus archivos en red como si los tienes localmente en tu ordenador.

Por otro lado, debemos destacar que prácticamente toda la oferta relacionada a routers para gaming se caracteriza por tener un dashboard muy completo, gracias a este panel de administración de nuestro router, nos permitirá tener control completo y en tiempo real de conexión. Además, podremos realizar una amplia variedad de ajustes para sacar aún más jugo al router. De nuevo podemos citar al GT-AX11000 que se caracteriza por tener un dashboard super completo en donde encontraremos opciones como Gaming Private Network (una especie de VPN pero reservada para las sesiones de juego) para reducir más aun el lag, aunque no debemos olvidar a NETGEAR con su DumaOS, y que routers como el NETGEAR Nighthawk Pro Gaming XR700 incorpora.

El router para juegos debe tener antenas grandes

En particular, este mito es fácil de creer porque una buena parte de las opciones de routers para gaming tienen antenas grandes o bien, que se ven sumamente llamativas. Debemos tener presente que esto no es determinante para la propagación de la señal en su área de cobertura. Las antenas del router deben tener la capacidad de transmitir la señal con la potencia necesaria para que los dispositivos puedan recibirla adecuadamente. Así también, de acuerdo a la ubicación en donde esté, debemos ajustar la orientación de las antenas para que la señal no termine yendo al techo o al suelo.

Los estándares de Wi-Fi han avanzado muchísimo en relación a la forma en que se propaga la señal. El beamforming es una de las características más importantes, es una técnica de propagación de señal que se enfoca en transmitir la señal en la dirección del dispositivo receptor. O al menos, que esté orientada a él. Esto se hace en vez de propagar la señal por todos lados y que el dispositivo que lo logre, reciba la señal. El beneficio directo de esto es que el enlace entre emisor y receptor es más directo, resultando en velocidades de conexión mucho más altas.

Entonces, ¿es crucial que tenga antenas enormes y llamativas? No. Puede tener diez antenas que hacen que el router se vea estéticamente muy bonito, pero si no tienen la capacidad de distribuir la propagación de señal adecuadamente, no sirve de nada. Aquí podemos inferir que una de las razones por las que encontramos routers gaming con una estética bastante llamativa es que es básicamente marketing. No tiene nada de malo, seamos sinceros, nadie puede negarse a tener un dispositivo bonito en su casa o apartamento. Igualmente, y es bueno enfatizar, que poner el router y las antenas en el lugar adecuado es uno de los factores determinantes para una alta calidad de conexión.

Siempre debemos optar por los routers más caros y/o los más recientes

Este no es un mito exclusivo en el ámbito de los juegos, sino en tecnología en general. Si compro routers gaming de los más caros, de los últimos que se han lanzado al mercado, voy a tenerlo todo. Esto no es así pues el riesgo principal es haber perdido dinero en compras que probablemente ni hayan sido necesarias hacer desde el inicio. La pregunta esencial es, ¿realmente necesito de un router gaming de 500 euros?

Si eres una persona que pasa una considerable parte de su tiempo jugando. Si te importa mucho la fluidez de laa sesiones, especialmente si vas a competir a nivel profesional o amateur, es posible que sí. Razones como esta, hacen que la compra de uno sea una decisión válida. Así también, debemos tener en cuenta que, en general, los precios de estos dispositivos son algo más altos en relación a los tradicionales, por lo que no debemos olvidar el aspecto económico. Uno de los consejos más sabios es invertir en tecnología únicamente si vas a sacarle el máximo partido.

Un router gaming es difícil de configurar

Como hemos comentado, un router de estas características no difiere mucho del tradicional. Por lo que su configuración y puesta a punto no debería representar mayores dificultades. Lo que sí debes considerar es tomarte el tiempo para revisar todas las características que tiene tu potencial router gaming como para que puedas tomar la mejor decisión. Y si ya lo tienes, asegúrate de haber recorrido todas sus características y así, garantizarás las sesiones de juegos más geniales. Una de las facilidades que se tiene para configurar el router gaming es el dashboard incorporado. Esto es, simplemente, un panel web en donde encontrarás varios apartados. La configuración de la mayoría de sus características sólo necesita de unos pocos clics y en unos minutos, ya está todo listo.

Con certeza, habrás escuchado todos o algunos de estos mitos. Que no quepa duda que puedes confiar en la conectividad por Wi-Fi a la hora de jugar. ¿Esto de qué depende? Del router que utilizas o piensas utilizar. Así también, el periférico por sí sólo no hará la magia, es necesario que conozcas al dispositivo y lo configures para que tus necesidades sean cubiertas con eficacia, además, la tarjeta de red Wi-Fi utiliza cuenta también con un papel crucial para tener una buena conectividad.

Poder estar conectados sin depender de cables es uno de los más grandes avances tecnológicos de los cuales hemos sido testigos. Y tú, ¿has creído en algunos de estos mitos? ¿Tienes otros en mente?