Por qué el Wi-Fi no funciona bien en el móvil: consejos para mejorarlo

Hoy en día es muy común utilizar las redes inalámbricas para navegar por Internet. Podemos hacer uso de redes Wi-Fi para conectar nuestro móvil, por ejemplo. Es algo que está realmente muy presente y que ha ganado una mayor importancia en los últimos tiempos debido al auge de lo que se conoce como el Internet de las Cosas y tener más y más aparatos conectados. Sin embargo a veces surgen problemas y no funciona bien. En este artículo vamos a hablar de por qué el Wi-Fi va lento en el móvil y qué hacer para solucionarlo.

Las redes Wi-Fi son muy importantes para los dispositivos móviles

Como decimos, contar con una red Wi-Fi potente, estable y con una buena velocidad es algo fundamental en la actualidad. Tenemos muchos dispositivos que forman parte de nuestro día a día conectados a la red. Necesitamos conexión para establecer comunicaciones con amigos y familiares, usar redes sociales, informarnos…

Por tanto, una red Wi-Fi es algo esencial en nuestro día a día para el móvil. Siempre que estamos en casa o tenemos una red cerca podemos evitar hacer uso de la red móvil, lo cual supone un gasto. Pero también hay que pensar en cómo usamos Internet en la actualidad. Hay servicios como las plataformas de Streaming o la nube que necesitan un gran consumo de datos y una buena velocidad.

Todo esto hace que al sufrir algún problema con la conexión inalámbrica podamos tener dificultades para navegar con normalidad. De ahí que debamos corregir esos fallos lo antes posible y lograr que nuestro móvil se conecte bien a la red.

Por qué el Wi-Fi va mal en el móvil

Las causas por las que el Wi-Fi funciona mal en el móvil son muy variadas. A veces puede deberse a un problema del dispositivo, a una mala configuración, pero también puede ser debido a fallos con la propia red a la que intentamos conectarnos.

Problemas de configuración

Si vemos que el Wi-Fi no funciona bien en el móvil, uno de los primeros pasos que podemos dar es comprobar que la configuración es la correcta. Debemos ver que no tenemos ningún tipo de limitación a la hora de conectarnos a una red o tenemos algún programa que está causando algún tipo de conflicto. Esto podría estar impidiendo que naveguemos con normalidad por la red.

¿Hemos tocado algún parámetro del dispositivo? Tal vez esto es lo que está provocando también fallos. Debemos comprobar que la configuración es la adecuada y que no hemos tocado algo que no deberíamos y ahora está afectando al rendimiento para poder navegar con buena velocidad.

Malware en el dispositivo

Sin duda otra de las causas por la cual puede funcionar mal Internet en el móvil es tener algún tipo de malware. Son muchas las amenazas que hay en la red. Muchos tipos de software malicioso que de una u otra forma pueden comprometer nuestra seguridad. Deberíamos tener siempre una suite de seguridad instalada en todos los dispositivos, con el objetivo de detectar y parar cualquier tipo de amenaza que esté instalada en el sistema operativo, ya sea con Android o iOS, o con los sistemas operativos para PC de escritorio.

El tema del malware es de gran importancia, porque podría poner en riesgo nuestra seguridad y privacidad, tanto a la hora de navegar como también de usar otras aplicaciones como las del banco, mensajería instanténea, SMS e incluso correo electrónico, porque estas aplicaciones podrían estar en riesgo en el caso de que tengamos un malware viendo todo lo que hacemos.

Por tanto, si intentamos conectarnos a una red Wi-Fi y vemos que la conexión es lenta o que no permite navegar con normalidad, podría tratarse de algún tipo de malware que está generando problemas en el sistema.

Validación de seguridad continua

Conectados a una red con mala cobertura

Otro punto muy presente es estar conectado a una red con mala cobertura. La distancia es uno de los factores principales que provocan fallos al navegar por la red. Pero incluso al conectarnos a un punto de acceso cercano podríamos tener problemas. Pongamos que queremos conectarnos a través de un repetidor inalámbrico que tenemos cerca. Puede ocurrir que este aparato no ofrezca una buena cobertura.

Siempre podemos conseguir que la cobertura llegue mejor. Es importante elegir bien el punto de acceso al que vamos a conectarnos y de esta forma evitar complicaciones que puedan dañar al rendimiento de la red inalámbrica en el móvil.

Limitación de hardware

También otra cuestión a tener en cuenta es la limitación propia del hardware que estamos utilizando. ¿Nuestro móvil permite doble banda? ¿La tarjeta de red que tiene es potente o muy limitada? Todo esto podría también ser la causa de que el Wi-Fi funcione lento en nuestro móvil. No todas las tarjetas de red son iguales, lógicamente. Por ello, otro de los motivos por los que va lento el Wi-Fi en el móvil es simplemente que tenemos limitaciones a nivel de hardware. Poco podríamos hacer en este caso, ya que no tendríamos la posibilidad de cambiarla como sí podríamos hacer en un ordenador.

En los últimos smartphones que han salido al mercado, tenemos disponibles dos bandas de frecuencia WiFi para conectarnos, 2.4GHz y 5GHz, lógicamente, también es totalmente necesario que nuestro router WiFi al que nos conectemos sea doble banda simultánea, de lo contrario, no podremos aprovechar los beneficios de conectarnos a la banda de 5GHz.

Cómo mejorar el Wi-Fi en el móvil

Hemos vistos cuáles pueden ser algunas de las principales causas por las que el Wi-Fi funciona lento en el móvil. Ahora vamos a pasar a lo más importante: cómo mejorar la calidad de la señal. Vamos a dar una serie de consejos interesantes que podemos poner en práctica de una manera sencilla.

Elegir correctamente la banda

Una de estas recomendaciones que queremos dar es la de elegir correctamente la banda. Como sabemos, hoy en día la mayoría de los dispositivos modernos permiten conectarnos tanto en la banda de los 2,4 GHz como en la de 5 GHz. ¿Estamos conectados en la adecuada? Igual estamos conectados a una red muy lejana y usando la banda de los 5 GHz, lo cual podría afectar a la velocidad. O tal vez el caso contrario: estamos usando la banda de los 2,4 GHz cuando podríamos usar la otra y lograr una mejor velocidad.

En definitiva, siempre deberíamos dar prioridad a la banda de 5GHz porque nos va a proporcionar una mayor velocidad inalámbrica, pero si estamos demasiado lejos del router WiFi o punto de acceso WiFi, entonces no tendremos otra opción que conectarnos a la banda de 2.4GHz para que nos llegue buena cobertura inalámbrica.

Mantener el móvil limpio y actualizado

Por supuesto también debemos mantener el móvil protegido y correctamente actualizado para no tener problemas a la hora de navegar por la red. Como vimos anteriormente, una de las causas de que la conexión vaya lenta es el malware. De ahí la importancia de contar siempre con un buen antivirus o antimalware instalado en nuestro móvil. Actualmente los principales fabricantes de antivirus del mercado disponen de antivirus también para smartphones como Android, ideal para mantener totalmente protegido nuestro dispositivo móvil frente a amenazas y de apps que no sean legítimas.

Igualmente importante es tener actualizado el dispositivo. Por un lado vamos a lograr las mejoras en rendimiento que pueda haber, pero también corregir esas vulnerabilidades que podrían ser aprovechadas por terceros y dañar el buen funcionamiento.

Evitar usar VPN o cambiar a otro servidor

Utilizar VPN en el móvil es algo que está muy presente en nuestro día a día. Muy útil para conectarnos a redes inalámbricas públicas, por ejemplo. También lo es para ocultar la dirección IP real y poder acceder a servicios que puedan estar restringidos. Sin embargo el uso de una VPN puede limitar la velocidad de conexión. Por tanto, si tenemos problemas con el Wi-Fi en el móvil y estamos usando una VPN podemos optar por dos posibles soluciones: dejar de usarla o elegir otro servidor y ver si funciona más rápido.

Uno de los servicios VPN más recomendables para smartphones es WARP de Cloudflare. Esta VPN es totalmente gratuita para Android y iOS, tendremos una gran velocidad de descarga y subida, y, además, consume muy pocos recursos del smartphone para ahorrar batería y también para que funcione de forma completamente fluida.

VPN para móvil

Usar repetidores Wi-Fi en casa

El uso de repetidores y amplificadores Wi-Fi también puede ser determinante para mejorar la velocidad al navegar de forma inalámbrica. Si tenemos problemas en nuestra vivienda al conectarnos con el móvil, tal vez sea por estar muy lejos del punto de acceso. Esto lo podemos solucionar fácilmente al utilizar un repetidor Wi-Fi, dispositivo PLC o sistema Wi-Fi Mesh. Pueden ayudar a mejorar la cobertura y eso se traduce en una mayor velocidad que nos permitirá navegar sin problemas.

Nuestra recomendación es que utilicéis siempre sistemas WiFi mesh en vuestros hogares, porque tendremos características como roaming WiFi para pasar de un nodo a otro de forma fácil y rápida, además, también tendremos la posibilidad de tener band-steering, para que los diferentes nodos Mesh puedan conectarse a la banda de 2.4GHz o de 5GHz dependiendo de la cobertura, número de clientes inalámbricos conectados e incluso el uso del ancho de banda disponible.

Utilizar programas para ver la potencia de la señal

Una cuestión más que queremos mostrar es la de usar programas en el móvil que nos ayude a ver la potencia de la señal. Tal vez estemos conectados a una red y nos llega muy poca señal. Hay programas que nos ayudan a elegir mejor a qué punto de acceso conectarnos, por ejemplo.

Tenemos diferentes opciones para analizar la señal del Wi-Fi. Esto puede ayudarnos a detectar problemas y saber que debemos cambiar algo para que funcione correctamente. Solo así estaremos preparados para hacer frente a posibles complicaciones qeu puedan aparecer en un momento dado al intentar conectarnos.

En definitiva, estos son algunos consejos que podemos poner en práctica para conectarnos al Wi-Fi desde el móvil con las mayores garantías para no tener problemas y que la navegación sea fluida.

¡Sé el primero en comentar!