Cómo evitar que Windows esté buscando Wi-Fi siempre

Las redes inalámbricas son mucho más utilizadas hoy en día que las conexiones por cable. Ofrecen la posibilidad de conectar más equipos al mismo tiempo y además la tecnología ha mejorado notablemente, por lo que tenemos mejor velocidad, estabilidad y calidad. Sin embargo también tiene sus puntos negativos, como es el mayor consumo de batería o incluso riesgos de seguridad. Vamos a explicar cómo evitar que Windows esté constantemente buscando redes Wi-Fi. Es algo que podemos configurar fácilmente.

Por qué evitar que Windows busque redes inalámbricas

Esta es una opción que tenemos en el sistema operativo Windows. Podemos preguntarnos por qué querer evitar que esté continuamente buscando redes Wi-Fi y vamos a dar los principales motivos. Es útil en determinadas circunstancias y además puede evitar algunos problemas que puedan aparecer.

Ahorro de batería

Una de las razones principales para evitar que Windows esté constantemente buscando redes inalámbricas es ahorrar batería. Es una realidad que tener el Wi-Fi activado en un portátil mientras estamos haciendo uso de la batería puede afectar a la vida útil de la misma y que dure menos tiempo.

Por tanto, uno de los motivos para querer configurar la detección automática de redes en Windows es conseguir que la batería dure más. De esta forma evitaremos un exceso consumo que pueda afectarnos. Esto es algo que especialmente puede preocupar a la hora de utilizar un equipo portátil, que son los más utilizados cuando estamos de viaje o en cualquier lugar lejos de un enchufe.

Seguridad

También debemos tener en cuenta la seguridad. Es un factor muy importante para conseguir que todo funcione correctamente. Si nos conectamos a una red insegura podemos tener problemas. No sabemos realmente quién puede estar detrás de un Wi-Fi público.

Podemos decir entonces que podemos evitar que Windows busque automáticamente redes para que no aparezca una que pueda ser insegura y nos conectemos. De esta forma solo entraremos en aquellas realmente fiables, aquellas en las que le demos a conectar de forma manual.

Evitar conectarnos a redes con peor cobertura

Podríamos también llegar a conectarnos a una red que tiene peor cobertura. Esto es habitual si por ejemplo tenemos repetidores cerca y, al estar buscando redes constantemente, se conecte a uno que en ese momento no nos interesa porque tiene peor calidad de señal y podemos tener problemas.

Esto también lo vamos a evitar si decidimos configurar Windows para que no esté buscando constantemente redes inalámbricas. Así siempre nos conectaremos a la que más nos interese, a la que pueda dar mejor señal en ese momento.

Pasos para configurar Windows y que no busque Wi-Fi

Después de explicar las principales razones que podrían empujarnos a evitar que Windows busque continuamente redes inalámbricas, vamos a explicar qué debemos hacer para ello. Se trata de un procedimiento muy sencillo y para el que no vamos a tener que instalar ningún complemento adicional. Únicamente vamos a utilizar la configuración propia del sistema operativo.

Lo primero que vamos a hacer es ir a Inicio, buscamos Servicios y accedemos. Allí nos aparecerá una gran lista de servicios del sistema operativo que vamos a poder modificar. Todos ellos estarán configurados tal y como vienen al instalar el SO, salvo que hayamos realizado algún cambio. También podemos acceder simplemente con la combinación de teclas Windows+R y ejecutar Services.msc.

Configuración automática de WLAN

Cuando nos encontremos en este punto, hay que buscar el servicio de Configuración automática de WLAN. Tenemos que hacer clic con el botón derecho del ratón y pinchamos en Detener. Posteriormente entramos en Propiedades y en Tipo de inicio, que estará marcado como Automático, lo cambiamos a Manual.

Tipo de inicio manual en WLAN

Hecho esto simplemente tenemos que darle a Aplicar y aceptaremos los cambios. A partir de ese momento Windows no estará buscando redes Wi-Fi de forma automática. Debemos también reiniciar el equipo para que los cambios tengan efecto correctamente.

En caso de que en un momento dado queramos volver al estado anterior, queramos que Windows vuelva a buscar redes de forma automática, solo tenemos que seguir los pasos que hemos explicado nuevamente y, en esta ocasión, cambiamos otra vez a Automático. Aceptamos, reiniciamos el equipo y listo.

Qué hacer para que Windows no se conecte a una red determinada

Después de haber explicado qué podemos hacer para evitar que Windows busque automáticamente redes Wi-Fi, vamos a centrarnos ahora en evitar que se conecte a una red en concreto. Es posible que no queramos que acceda de forma automática a un Wi-Fi al que nos hemos conectado previamente o incluso a un punto de acceso que tengamos en casa.

Esto también lo podemos hacer fácilmente. Puede ser interesante por los mismos motivos que mencionábamos anteriormente. Especialmente es útil para que no se conecte solo a una determinada red que nos llega débil la señal.

Si en algún momento nos conectamos a una red y ahora no nos interesa que se conecte automáticamente, podemos evitarlo. Para ello tenemos que ir a Inicio, entramos en Configuración, vamos a Red e Internet, pinchamos en Wi-Fi y accedemos a Administrar redes conocidas.

Administrar redes conocidas

Allí nos aparecerá la lista de todas las redes inalámbricas a las que nos hemos conectado alguna vez. No importa si con redes abiertas o tienen contraseña. Lo que hace Windows es almacenar esta información para conectarse rápidamente en cuanto la detecte. Es interesante para ahorrar tiempo, pero puede que en ocasiones no queramos esto.

Lo que tenemos que hacer es encontrar la red a la que no queremos conectarnos. Puede ser un repetidor Wi-Fi, por ejemplo. Hacemos clic encima del nombre y nos desplegará un pequeño cuadro donde veremos el botón de Dejar de recordar.

Dejar de recordar un Wi-Fi en Windows

Simplemente con llevar a cabo este paso, Windows dejará de conectar automáticamente esa red inalámbrica. Eliminará toda la información almacenada, algo que incluye también la contraseña. Si en un futuro queremos conectarnos de nuevo tendremos que darle a Conectar y poner manualmente la clave de acceso.

Por tanto, siguiendo estos pasos que hemos indicado también podemos evitar que Windows se conecte automáticamente a una red en concreto. Es una alternativa si no queremos que deje de buscar redes constantemente, pero no nos interesa que pueda conectarse a una red determinada. Es un proceso sencillo y rápido, que además podemos revertir fácilmente si en un momento dado nos interesa que vuelva a conectarse.

1 Comentario