Cómo podrían hackear tu Wi-Fi, cómo saber si lo han hecho y cómo evitarlo

Cómo podrían hackear tu Wi-Fi, cómo saber si lo han hecho y cómo evitarlo

Javier Jiménez

Cada vez son más los usuarios que se conectan a Internet a través de redes inalámbricas. El auge de los dispositivos móviles hace que sea necesario contar con buenas conexiones Wi-Fi. Ahora bien, esto también puede suponer un problema de seguridad si no tomamos medidas adecuadas. En este artículo vamos a hablar de ello. Vamos a explicar cómo pueden hackear nuestra red Wi-Fi, cómo saber si hay intrusos en la misma y, lo más importante, cómo evitar que nos roben Internet. Vamos a hablar de todo ello.

Cómo pueden hackear nuestra red Wi-Fi

Es cierto que hoy en día las redes inalámbricas son mucho más seguras que hace unos años. Si echamos la vista atrás, hace no demasiado tiempo no era complicado romper el cifrado Wi-Fi si no tenían las medidas de seguridad necesarias. En la actualidad esto es mucho más complicado y casi imposible en muchos casos.

Sin embargo es posible que puedan hackear nuestra red Wi-Fi. Puede haber determinados problemas o errores que cometen los usuarios que permiten a posibles intrusos acceder a la red. En casi todos los casos es evitable y fácilmente podemos hacerlo.

Fuerza bruta contra cifrados inseguros

Sin duda la opción más frecuente que utilizan los piratas informáticos o cualquier intruso que quiera acceder a una red Wi-Fi es la fuerza bruta. Hay que tener en cuenta que es diferente según el tipo de cifrado que estemos utilizando.

Por ejemplo los cifrados WEP se pueden incluso romper en cuestión de minutos. Son contraseñas débiles y si no se ha cambiado y mantienen la que viene de fábrica, con los conocimientos y herramientas necesarias se podría averiguar fácilmente. Algo distinto sería en el caso de cifrados más fuertes como el WPA2, donde podría demorar horas, días o incluso ser casi imposible.

Por tanto una de las opciones que tienen los intrusos es el uso de la fuerza bruta contra nuestras contraseñas. Básicamente lo que hacen es utilizar diccionarios e ir probando constantemente contraseñas hasta dar con la que es.

A través de vulnerabilidades que existen en el router

También pueden basarse en vulnerabilidades que existan en esa red. En ocasiones los routers pueden sufrir fallos de seguridad que expongan los datos y contraseñas. No es algo muy usual y que esté presente siempre, pero podría ocurrir.

Esta es, en definitiva, otra manera que podrían utilizar para entrar en nuestro router. Es por ello que debemos prestar siempre atención a la seguridad de los dispositivos.

Por adivinación

Quizás la más remota de todas en la mayoría de casos, pero muy usual en otros. Muchos usuarios ponen contraseñas realmente sencillas en su router. Fechas, secuencias numéricas… Incluso optan por poner de clave de acceso el nombre de la red.

Puede que nuestro vecino, por muy inexperto que sea en redes, nos conozca bien. Tal vez sepa nuestra fecha de nacimiento o cualquier dato que pueda utilizar. Incluso optar por probar las típicas claves 123456 (sí, siguen siendo de las más utilizadas).

Cómo saber si hay intrusos en nuestra red

Siempre podemos tener la duda de si alguien puede estar dentro de nuestra red. Por suerte tenemos a nuestra disposición diferentes opciones para comprobar si nuestro Wi-Fi está libre de intrusos o por el contrario puede haber alguien.

Acceder al router

Una de las maneras que tenemos para comprobar si hay intrusos en nuestro router es accediendo al dispositivo. Normalmente podemos hacerlo mediante 192.168.1.1 en el navegador e introduciendo las credenciales.

Allí veremos, según el aparato que tengamos, un apartado para comprobar qué dispositivos hay conectados a nuestra red. Si vemos alguno extraño, que no sea nuestro, puede tratarse de un intruso.

Usar aplicaciones para ver los dispositivos conectados

Algo similar podemos lograr mediante aplicaciones para ver los dispositivos conectados a esa red. Las hay tanto para equipos de escritorio como para dispositivos móviles. Podemos instalarlas y comprobar que todo está bien.

Una de las opciones que tenemos a nuestra disposición es la de WiFiChannelMonitor.

¿Algo funciona mal?

Cuando algo funciona mal normalmente no es buena señal. Si notamos que la conexión va lenta, que hay cortes en la red, quizás sea porque tenemos intrusos. Puede ser un indicativo para que tomemos medidas.

Proteger el Wi-Fi

Cómo evitar que nos roben Internet

Ahora bien, lo importante realmente es prevenir que haya intrusos en nuestra red. Vamos a dar una serie de consejos para proteger nuestras redes inalámbricas y que nadie pueda entrar.

Usar contraseñas fuertes y un cifrado adecuado

Sin duda es vital contar con contraseñas fuertes. Con esto nos referimos a tener claves que contengan letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros caracteres especiales. Todo ello de forma aleatoria y con una longitud que no permita averiguarla fácilmente.

Además será vital el tipo de cifrado que utilicemos. Hay que evitar cifrados WEP, por ejemplo. Incluso es aconsejable cambiar la clave periódicamente si queremos aumentar aún más las garantías.

Tener actualizado el router

Por supuesto el router tiene que estar actualizado. Hemos visto que una de las técnicas puede basarse en fallos de seguridad existentes. Es necesario que tengamos el router en buen estado y perfectamente actualizado.

Cambiar las credenciales y datos de fábrica

Por último, aconsejamos cambiar las credenciales y datos de fábrica. Con esto nos referimos a cambiar el nombre que viene en el router, así como las claves de acceso al mismo (no solo las del Wi-Fi).