Llamadas por WiFi: cómo funciona y qué ventajas tiene

Tenemos muchas opciones para comunicarnos hoy en día. Más allá de poder usar llamadas tradicionales a través del móvil, podemos contar con muchos programas y dispositivos. Por ejemplo mensajería instantánea como puede ser WhatsApp o Telegram, redes sociales como Facebook… Pero si hay algo que ha cambiado mucho son las llamadas que realizamos. Tenemos aplicaciones para realizar llamadas de voz y videollamadas de forma gratuita desde el móvil. En este artículo vamos a hablar de ello, vamos a explicar cómo son las llamadas por Wi-Fi y qué ventajas tienen.

En qué consisten las llamadas por Wi-Fi

Las llamadas por Wi-Fi, como su nombre indica, son las que utilizan esta tecnología para poder establecer una comunicación. A diferencia de las llamadas convencionales, en las que usamos la red móvil para llamar a un número de teléfono determinado, en este caso se basa en aplicaciones.

Es algo que podemos usar tanto en ordenadores como en dispositivos móviles, aunque es en estos últimos casos donde se utiliza más. Necesitamos instalar un programa, como puede ser WhatsApp, Facebook Messenger, Skype… Hay muchas opciones. A través de esas aplicaciones vamos a poder realizar llamadas a otros usuarios que tengan también esa aplicación.

Tendremos que crear una cuenta y tener así un usuario para poder identificarnos. Además, estas llamadas pueden ser simplemente por voz, pero también en forma de videollamada. Incluso pueden ser grupales y no únicamente entre dos personas. Esto sin duda abre un abanico de opciones.

Para realizar llamadas no vamos a necesitar un número de teléfono, ni una tarjeta SIM. Únicamente vamos a requerir de tener conexión a Internet y una aplicación compatible con la que podamos establecer esa llamada.

Ventajas

Esto tiene sus puntos positivos y negativos. En primer lugar vamos a ver cuáles son las principales ventajas de poder llamar por Wi-Fi. Hay algunos factores que sin duda mejoran notablemente lo que podemos lograr con una llamada tradicional, con un número de móvil a otro.

Llamar cuando no hay cobertura móvil

La primera ventaja es que podemos llamar sin necesidad de tener cobertura móvil. Pensemos, por ejemplo, en un restaurante en un sótano, donde ni siquiera hay red 2G. Si queremos hacer una llamada convencional, no podríamos. Lo mismo ocurriría en cualquier otro lugar donde no haya red móvil.

En cambio, si hacemos una llamada por Wi-Fi, únicamente será necesario tener una red Wi-Fi disponible. Es común que hoy en día cualquier restaurante tenga, por lo que en el ejemplo que hemos puesto no tendríamos problemas para poder realizar esa llamada.

Coste

Otra ventaja clara es el coste. Aunque las llamadas normales hoy en día son mucho más económicas que hace unos años e incluso hay tarifas de llamadas ilimitadas, de una u otra forma vamos a tener que pagar algo. En cambio, al llamar por Wi-Fi esto no es así y ahí vamos a ahorrar bastante.

Vamos a poder llamar de forma gratuita desde cualquier red Wi-Fi que encontremos. No tiene que ser en nuestra casa, sino en cualquier red inalámbrica pública, de alguna tienda, restaurante… Esto aportará mucha flexibilidad, además de ser más barato.

Calidad

También podemos mejorar la calidad de las llamadas. Tener una buena conexión Wi-Fi es imprescindible, pero podríamos lograr mejores resultados que al hacer una llamada en zonas donde la cobertura de red móvil no llega bien.

Además, no solo vamos a poder hacer una llamada de voz con otra persona, sino que podremos realizar una videollamada e incluso una llamada grupal. Esto hará que la calidad de la comunicación mejore, sea más diversa y podamos no solo hablar como si de una llamada convencional se tratase.

Desde cualquier lugar

La flexibilidad en cuando a la ubicación desde donde vamos a poder realizar llamadas es otro factor positivo. No importa si estamos en el extranjero o en cualquier lugar, vamos a poder llamar sin problemas. Esto no ocurre si realizamos llamadas tradicionales a través de la red móvil.

Lo único que vamos a necesitar es tener una conexión Wi-Fi disponible. A partir de ahí, no importa si estamos en casa, en un centro comercial o en cualquier aeropuerto del mundo. Sin duda es una de las ventajas más importantes.

Múltiples aplicaciones

Vamos a encontrar un amplio abanico de programas disponibles. Cada una de estas aplicaciones pueden tener sus ventajas, como por ejemplo poder usarlas en otros dispositivos, poder realizar videollamadas, varias llamadas al mismo tiempo, etc. Además, con el paso del tiempo van adquiriendo nuevas características.

Por ejemplo, podemos nombrar algunas de las más populares como WhatsApp, Facebook Messenger o Skype. Las podemos usar tanto en equipos de escritorios como también desde el móvil. Simplemente hay que instalar el programa y poder hacer así llamadas de voz o vídeo entre usuarios.

Limitaciones

Pero no todo es positivo. También hay algunos puntos negativos que podemos tener en cuenta. Algunos de ellos no vamos a encontrarlos si realizamos una llamada de móvil tradicional. Son desventajas con las que hay que contar y poner en una balanza qué nos conviene más según el caso.

Necesario que haya Wi-Fi

Uno de los puntos negativos más claros es que vamos a necesitar tener una conexión Wi-Fi disponible. Aunque es cierto que están muy presentes en nuestro día a día y vamos a encontrar una red en la mayoría de lugares, no siempre vamos a tener acceso a una que funcione bien.

Sin acceso a Internet no vamos a poder realizar una llamada por Wi-Fi. Además, si la señal llega muy débil podríamos tener problemas para establecer la comunicación. Especialmente esto ocurriría si vamos a hacer una llamada de vídeo, lo cual va a requerir que la conexión sea mejor.

Pérdida de señal Wi-Fi

Las dos personas tienen que usar una app

Una limitación es que todas las personas que vayan a formar parte de esa llamada van a tener que contar con un mismo programa. No importa si se trata de una llamada entre dos personas o una grupal, donde puedan participar muchos más. Todos ellos van a tener que instalar una aplicación, como podría ser Facebook, WhatsApp o Skype.

Si vamos a realizar una llamada convencional, únicamente tendríamos que disponer de un teléfono móvil con cobertura de red. Pero en este caso vamos a necesitar ese programa adicional para que funcione correctamente.

No puedes estar en movimiento

Las limitaciones también las podemos sufrir a la hora de comunicarnos en movimiento. Si hacemos una llamada de teléfono móvil normal, podemos ir en un autobús y hablar durante horas sin que ocurra nada. No se va a cortar. Sin embargo esto no ocurre cuando hacemos una llamada por Wi-Fi.

Pensemos, por ejemplo, que estamos conectados a la red Wi-Fi local de nuestra casa y, mientras hacemos una llamada, decidimos salir a la calle a caminar. En cuanto nos alejemos solo unos metros ya se cortaría esa llamada al no recibir cobertura del router.

En definitiva, las llamadas por Wi-Fi son muy útiles hoy en día. Son cada vez más utilizadas. Eso sí, como hemos visto tiene sus puntos positivos y negativos. Al final tendremos que poner en una balanza qué mejoras vamos a obtener y si compensa o no en cada caso comunicarnos de esta forma o tirar de llamadas tradicionales.

¡Sé el primero en comentar!