Pon un límite de uso a un Wi-Fi en concreto en Windows 10

Pon un límite de uso a un Wi-Fi en concreto en Windows 10

Javier Jiménez

El uso de las redes inalámbricas está muy presente en nuestro día a día. Tenemos un gran abanico de posibilidades para ello. A veces dependemos de conectarnos a través de una tarjeta SIM con la que podemos compartir Internet con otros dispositivos. Esto hace que podamos navegar desde cualquier lugar y nos aporta un plus de flexibilidad. Sin embargo hay que tener en cuenta que los datos son limitados y podemos agotarlos. Por ello en este artículo vamos a explicar cómo podemos poner un límite de uso a cualquier red Wi-Fi en Windows 10.

La importancia de las redes inalámbricas

Es una realidad la gran importancia que tienen las redes inalámbricas en la actualidad. Podemos hacer uso de un gran abanico de dispositivos conectados a la red sin necesidad de tener cable. Si echamos la vista atrás, hace solo unos años lo normal era navegar por Internet con un ordenador conectado por cable al router. Esto ha cambiado en gran medida y ahora podemos navegar desde un dispositivo móvil en cualquier lugar.

El auge de los dispositivos IoT también ha empujado al uso de las redes inalámbricas. Como sabemos son todos los equipos que tenemos conectados a la red en nuestros hogares. La tendencia indica que cada vez tendremos más y nos aportarán más funcionalidades diferentes.

Todo esto hace que las redes inalámbricas tengan una gran importancia hoy en día. Sin embargo también hay que tener cuestiones como la seguridad, velocidad o lo que hemos comentado del límite de datos.

Cómo poner un límite de uso en una red Wi-Fi

Podemos poner un límite de uso en una red Wi-Fi en Windows 10 de una manera sencilla y rápida. Esto puede ser por varios motivos. El primero y más habitual es que nos conectemos a través de una tarifa móvil y no queramos que los datos se agoten. Es importante que controlemos el uso, pero no es algo que siempre ocurra cuando navegamos por Internet. Por ello es conveniente en ocasiones poner un límite que evite que la tarifa se agote.

También puede pasar que simplemente vayamos a compartir Internet con otra persona y no queramos sorpresas. Mejor poner ese límite para que no haya descuidos y pueda agotarse la tarifa de datos.

Pero podría darse el caso de que simplemente queramos incluir un límite a la hora de navegar por una red Wi-Fi en concreto, pese a no tener una tarifa de datos. En todos estos casos el proceso es igual de sencillo y rápido.

En primer lugar tenemos que hacer clic en el icono de Internet que aparecerá en la barra de tareas de Windows, junto al reloj. Allí entraremos en Configuración de red e Internet. Posteriormente tenemos que darle a Wi-Fi, que es la segunda opción que nos aparece en la columna de la izquierda.

Dentro de Wi-Fi tenemos que acceder a la opción de Administrar redes conocidas. Nos mostrará una lista con todas aquellas redes a las que nos hemos conectado. Pongamos que tenemos una que compartimos desde nuestro móvil. Simplemente tenemos que pinchar en el nombre y después darle a Propiedades. Nos abrirá una nueva ventana con diferentes opciones.

Establecer límite en el uso del Wi-Fi

Debajo veremos una opción que pone Establecer como conexión de uso medido. Eso significa que va a ahorrar datos en la medida de lo posible. Puede hacer que ciertas aplicaciones no funcionen igual y que sobre todo no derroche conexión en segundo plano. Puede ser una alternativa interesante.

Ahora bien, lo que nos interesa es poner un límite de uso para el Wi-Fi en Windows 10. Esa función la tenemos justo debajo de la anterior. Allí podremos pinchar y establecer un límite para una red en concreto.

*Nota: para que esta función esté disponible hay que estar conectado a la red inalámbrica que nos interesa.

Al darle a establecer límite podremos poner si es mensual, una sola vez o sin límite de tiempo. También podemos poner un día del mes para que se restablezca y por supuesto asignar el límite de datos que queremos.

En definitiva, poner un límite de datos en una red Wi-Fi en Windows es un proceso muy sencillo y rápido. Solo tenemos que seguir los pasos que hemos mencionado.