Por qué el Wi-Fi del portátil va lento

Por qué el Wi-Fi del portátil va lento

Javier Jiménez

El uso de las redes inalámbricas ha crecido mucho en los últimos años. Tenemos cada vez más dispositivos compatibles con las redes Wi-Fi y esto es gracias a la mejora de calidad, rendimiento y también velocidad. Es una alternativa al cable que forma parte de nuestro día a día. Sin embargo hay que tener en cuenta que en ocasiones pueden surgir problemas. Podemos tener limitaciones para navegar con normalidad y esto puede ser debido a la propia red, pero también a nuestros dispositivos. En este artículo vamos a explicar por qué va lento el Wi-Fi en el portátil y también daremos consejos para que funcione lo mejor posible.

Problema de velocidad con el Wi-Fi en el portátil

Los ordenadores portátiles podemos decir que han ganado terreno frente a los equipos de sobremesa. Hoy en día la potencia y prestaciones son casi equiparables. Sin embargo ofrece una mayor movilidad y hace que sea la opción elegida por aquellos que buscan un nuevo equipo.

Hablar de ordenador portátil es hacerlo de conectividad inalámbrica también. Aunque es posible, lo cierto es que la mayoría de usuarios optan por el Wi-Fi en vez de usar el cableado. Incluso algunos más modernos y de menor tamaño ni siquiera traen puerto de Ethernet. Pero claro, en ocasiones puede haber problemas que hacen que el Internet vaya lento. Vamos a ver las causas principales.

Estamos muy lejos del punto de acceso

Sin duda una de las causas principales por las que va lento el Wi-Fi en el portátil es por encontrarnos muy lejos del punto de acceso. Puede que nuestro ordenador se encuentre en una zona muerta y donde la conectividad llega muy limitada. Eso inevitablemente va a causar problemas que se ven reflejados en la estabilidad y velocidad.

La distancia, además de posibles interferencias o muros y paredes, puede ralentizar nuestra conexión. La capacidad dependerá también de nuestra tarjeta de red, ya que esto podría permitirnos navegar desde más o menos distancia.

Hay algún malware en el sistema

Otra cuestión muy importante y que debemos tener en cuenta es que puede haber algún tipo de software malicioso en el sistema. Son muchas las amenazas que hay en la red y que pueden afectarnos de una u otra forma. Podrían comprometer nuestros equipos y dañar el buen funcionamiento.

Lógicamente un virus o cualquier otro malware van a afectar al rendimiento. Esto podría desencadenar en que tengamos una pérdida de velocidad de Internet muy importante. Incluso podríamos tener la imposibilidad de poder navegar.

Qué es el malware híbrido

Los drivers de la tarjeta de red están desactualizados

Siempre decimos que mantener nuestros equipos correctamente actualizados es esencial. Pero esto es aún más importante cuando se trata de dispositivos conectados a la red. Por ello, una de las causas de que el Internet Wi-Fi vaya lento en el portátil puede ser porque tengamos los drivers de la tarjeta de red desactualizados.

En ocasiones puede haber conflictos con el propio sistema, puede que no haya compatibilidad plena y eso se traduzca en problemas de rendimiento. Podría ser la causa de que nuestro portátil tenga una velocidad de Internet limitada.

Algún programa consume demasiados recursos

Son muchos los programas que pueden tener acceso a Internet. El ancho de banda es limitado, por lo que cuantas más aplicaciones estén usando la conexión, más problemas podemos tener. Por tanto, deberíamos tener en cuenta también que algún programa esté consumiendo demasiados recursos y esto esté limitando la velocidad de navegación.

Cada aplicación o servicio que tengamos en funcionamiento en un equipo puede estar consumiendo nuestro ancho de banda. Esta es en muchas ocasiones la causa de los problemas que pueden lastrar el buen funcionamiento. Podríamos tener ciertos fallos de estabilidad, calidad e incluso velocidad debido a esto.

El antivirus o firewall bloquea la conexión

Es muy importante contar con programas de seguridad, como un buen antivirus o cortafuegos. Ahora bien, estos mismos programas podrían también interferir en la conexión y provocar que el Wi-Fi vaya lento en el portátil. Puede que esté limitando la velocidad de laguna forma y generando problemas.

Especialmente esto suele ocurrir con el firewall. Podría estar limitando el funcionamiento del navegador o de cualquier programa que usemos conectado a Internet. Debemos revisar siempre la configuración y ver que todo está como debería. De lo contrario podríamos tener limitaciones.

Estamos conectados a la banda incorrecta

Los dispositivos modernos permiten conectarnos a través de la banda de los 2,4 y 5 GHz. Cada una de ellas tiene sus ventajas y desventajas. Básicamente podemos decir que la primera es la más indicada cuando nos conectamos a una red inalámbrica desde una larga distancia. En cambio la segunda es la que ofrece una mayor velocidad.

Por tanto, debemos ser conscientes en todo momento de qué banda del Wi-Fi estamos usando en el portátil. Así podremos lograr la máxima velocidad y no tener ningún tipo de problema que pueda afectar al rendimiento.

Cómo mejorar la velocidad del Wi-Fi en un portátil

Hemos visto algunas de las principales causas por las cuales la velocidad de Internet al conectarnos por Wi-Fi en un portátil puede no ser la adecuada. Ahora vamos a dar algunos consejos sobre cómo mejorar la velocidad y así poder navegar en las mejores condiciones posibles.

Mantener todo actualizado

Hemos visto que una de las causas de que el Internet vaya lento en el portátil es tener la tarjeta de red desactualizada. Pero también podría ser que el sistema operativo esté obsoleto o que haya algún conflicto con las versiones de software.

Por tanto, un consejo importante para mejorar la velocidad del Wi-Fi en el portátil es mantener todo correctamente actualizado. Esto es algo que debemos aplicar a cualquier programa, drivers o al propio sistema operativo. Especialmente con todo lo relacionado con la red debemos cuidar este punto.

Evitar problemas de seguridad

Los problemas de seguridad pueden afectar al buen funcionamiento de cualquier equipo o componente. Son muchos los ataques que hay en la red y siempre debemos estar protegidos. Esto también puede ayudar a mejorar la velocidad de Internet.

Para evitar problemas de seguridad algo básico es contar con programas que nos protejan. Un buen antivirus, cortafuegos, extensiones para evitar páginas fraudulentas… Todo esto puede ayudarnos y evitar así posibles problemas. Pero también va a ser esencial el sentido común y no cometer errores como por ejemplo abrir archivos adjuntos peligrosos por correo o iniciar sesión en un sitio web sospechoso.

Usar repetidores Wi-Fi

¿Problemas con el Wi-Fi en el portátil? Una de las causas muy comunes es que la distancia al router sea demasiado grande y no llegue la conexión con potencia. Por suerte podemos utilizar diferentes dispositivos que nos ayudan a mejorar la calidad de la conexión.

Podemos contar con repetidores Wi-Fi, amplificadores de red, dispositivos PLC, sistemas Wi-Fi Mesh… Cualquiera de estas opciones va a permitir que la señal inalámbrica de nuestro hogar sea más potente y pueda llegar a otras zonas de la vivienda.

Problemas de los sistemas Wi-Fi Mesh

Cambiar la tarjeta de red Wi-Fi

Pero tal vez el problema resida en la tarjeta de red Wi-Fi que tiene nuestro portátil. Esto es algo relativamente común en algunos modelos antiguos o en otros modernos pero demasiado pequeños. Podrían contar con una tarjeta integrada con poco alcance y que genere problemas.

En este caso lo que tendríamos que hacer es cambiar la tarjeta de red. Tenemos muchas opciones a nuestra disposición. Lo normal es adquirir una tarjeta de red Wi-Fi que podamos utilizar de forma externa, conectada por USB. Esto permitirá que tengamos una mejor cobertura inalámbrica.

Elegir la banda adecuada o cambiar de canal

Otra cuestión más a tener en cuenta es la importancia de elegir correctamente la banda del Wi-Fi a la que vamos a conectarnos. Según las circunstancias puede ser interesante elegir la de 2,4 GHz o la de 5 GHz. También podremos configurar en el router el canal que utiliza la red, ya que podría haber conflictos con otros vecinos.

Por suerte, los dispositivos modernos van a permitir que nos conectemos a ambas bandas indistintamente. Por ello conviene saber en todo momento cuál se adapta mejor a lo que necesitamos y de qué manera podemos estar preparados para conseguir que la velocidad sea óptima y no tener ningún problema.

En definitiva, estos son algunos consejos que podemos tener en cuenta para intentar mejorar la conectividad Wi-Fi en el portátil. Una serie de recomendaciones que pueden venir muy bien en nuestro día a día para navegar correctamente.