Cuánto cuesta tener Wi-Fi en toda la casa y qué opciones hay

Tenemos cada vez más dispositivos que se conectan a través de redes inalámbricas. El Internet de las Cosas, que está compuesto por aparatos tan variados como una televisión, bombillas inteligentes o reproductores de vídeo, hace que cada vez necesitemos disponer de mejores redes y con una cobertura más amplia. En este artículo vamos a hablar de cómo tener Wi-Fi en toda la vivienda. Nos vamos a centrar en cuánto cuesta realmente equipar nuestra casa para no tener problemas con la señal inalámbrica.

Por qué es importante tener un buen Wi-Fi en casa

Vivimos en una sociedad conectada. Son muchos los equipos que tenemos conectados a Internet, pero también muchas las herramientas, aplicaciones y servicios que necesitan de tener conexión. Tenemos la posibilidad de conectarnos tanto por cable como de forma inalámbrica. Sin embargo es esto último lo que ha ganado realmente peso en los últimos años.

Esto hace que sea fundamental tener un buen Wi-Fi en nuestra vivienda. Si queremos conectar todos los dispositivos que tenemos y no encontrar problemas con la cobertura, la red inalámbrica va a ser clave. Es cierto que ha mejorado mucho en los últimos tiempos, pero seguimos teniendo zonas muertas y situaciones en las que la señal no llega como nos gustaría.

Tenemos la posibilidad de contar con dispositivos que nos ayudan a mejorar la cobertura inalámbrica. Podemos llevar el Internet a otras zonas del hogar donde la velocidad es muy lenta o tenemos inestabilidad y cortes. Una zona muerta es lo que se conoce a cualquier rincón de la casa donde no llega la señal del Wi-Fi. El objetivo de estos aparatos es evitar que eso se produzca y nos quedemos sin conexión en determinados equipos que no estén ubicados cerca del router.

Cómo tener Internet en toda la casa y cuánto cuesta

Vamos a explicar cuáles son las opciones que tenemos para preparar nuestra vivienda para poder tener Internet en cualquier rincón. Hablaremos de las mejores opciones que tenemos a nuestra disposición y, algo importante, cuánto nos costaría más o menos.

Hay que tener en cuenta que no todos los hogares van a ser iguales y no todos los usuarios van a tener las mismas necesidades. Daremos valores genéricos, que se pueda adaptar a la mayoría para lograr tener una buena conectividad doméstica sin recurrir al cable, ya que muchos dispositivos únicamente pueden conectarse por medio del Wi-Fi.

Dispositivos PLC

Una de las mejores opciones que tenemos para tener una buena conexión inalámbrica en nuestra vivienda son los dispositivos PLC. Básicamente se trata de un kit de dos equipos. Uno de ellos se conecta al router y a la red eléctrica, mientras que el otro lo conectamos también a la electricidad en otro punto de la vivienda.

Así conseguimos llevar la conexión de un punto a otro y mantener una buena estabilidad. Se basa en la red eléctrica, por lo que la pérdida de señal es inferior a otras opciones. Eso sí, debemos tener en cuenta algunos consejos:

  • Es importante no conectarlo a una regleta o trifásico
  • El cableado eléctrico debe estar en buen estado
  • Hay que evitar ponerlo al lado de otros dispositivos eléctricos

También debemos tener en cuenta que existen variedades de dispositivos PLC. Podemos encontrarnos con opciones que ofrecen conexión tanto de forma inalámbrica como a través de cable Ethernet. Además, muchos de ellos tienen enchufe de corriente integrado. Ahora bien, ¿cuánto cuesta configurar nuestra vivienda para tener Internet gracias a los dispositivos PLC?

El precio es variable, ya que depende de las prestaciones. Debemos fijarnos en aspectos como la velocidad máxima, si tienen o no puertos Ethernet (en caso de que queramos también conectar equipos por cable), así como conector de corriente integrado.

Podemos encontrar este tipo de dispositivos desde unos 50-55 euros y hasta más de 130 euros. Un ejemplo es este D-Link DHP-P601AV entre 50 y 55 euros. No tiene WiFi pero dispone de una alta velocidad en la red eléctrica, por lo que podremos conseguir un gran ancho de banda.

Por otro lado tenemos una opción superior, como es este Devolo Magic 1, por ejemplo. Estos equipos ofrecen una velocidad mayor, ya que alcanzan los 1200 Mbps y tienen WiFi. También tienen puertos Ethernet y disponen de conector de corriente integrado.

Por tanto, podemos decir que desde poco más de 50 euros podemos adquirir dispositivos PLC para mejorar la conexión inalámbrica en nuestro hogar. Vamos a aprovechar la red eléctrica para tener una mayor estabilidad.

Os recomendamos visitar nuestro completo ranking de los mejores PLC con WiFi que puedes comprar.

Repetidores Wi-Fi

Otra opción que tenemos para mejorar la conexión Wi-Fi en toda la casa es tener repetidores. En este caso el abanico de posibilidades es muy amplio y también hay que decir que el precio es inferior. No obstante, no siempre vamos a lograr el rendimiento esperado.

Hay que tener en cuenta que un repetidor lo que hace básicamente es eso, reflejar la señal que ofrece el router. Esto quiere decir que para llegar a determinados lugares de la vivienda igual no es suficiente y la señal sigue llegando débil. Pero sí, podemos decir que es una opción más para cubrir una mayor superficie en nuestro hogar.

Los repetidores Wi-Fi los podemos encontrar desde poco más de 10 euros y hasta más de 100, según la calidad y la velocidad inalámbrica que busquemos. Debemos observar algunos aspectos como la velocidad máxima, si cuentan o no con cable Ethernet, así como la distancia que pueda abarcar y el hecho de ser doble banda.

Una opción que encontramos por unos 12 euros es este repetidor Xiaomi. Permite alcanzar velocidades de hasta 300 Mbps y funciona en la banda de 2,4 GHz. Además tiene puerto Ethernet.

Como alternativa más potente podemos encontrar este repetidor Wi-Fi D-Link DAP-1620 doble banda. Ofrece velocidades de hasta 300Mbps en 2.4GHz y hasta 867Mbps en la banda de 5GHz. Tiene dos antenas externas duales y también dispone de puerto Gigabit Ethernet. En este caso, el precio es de algo más de 40 euros, pero merece muchísimo más la pena.

Por tanto, a través de un repetidor Wi-Fi y desde 15 euros aproximadamente podemos mejorar la conectividad inalámbrica en nuestro hogar. Son diferentes las opciones que tenemos y debemos elegir la que se adapte más a nuestras necesidades.

Os recomendamos visitar nuestro completo ranking de los mejores repetidores WiFi que puedes comprar.

Sistema Wi-Fi Mesh

Los sistemas Wi-Fi Mesh son alternativas muy completas para poder cubrir una gran superficie en nuestra vivienda. Es ideal para un espacio muy amplio, ya que incluso podría alcanzar varios cientos de metros cuadrados. Lógicamente estamos ante una alternativa más costosa. Un sistema Wi-Fi Mesh está compuesto por diferentes satélites que actúan como repetidores, aunque se conectan entre sí y no directamente con el router. Pueden ser dos o más. Incluso algunos actúan como router y tienen diferentes satélites.

El precio en este caso puede oscilar desde unos 100 euros para versiones de dos nodos, hasta varios cientos de euros. Un ejemplo es este D-Link COVR-1103. Un sistema Wi-Fi Mesh que permite cubrir entre 100 y 200 metros cuadrados, tiene doble banda simultánea WiFi AC1200, puertos Gigabit Ethernet, soporte para WPA3-Personal y muchas otras características.

Otro sistema WiFi Mesh muy recomendable a precio bajo, es el ASUS ZenWiFi AC Mini CD6, el cual permite conectar muchos nodos al router principal, y disponemos de una gran cantidad de opciones de configuración disponibles. El precio de este dispositivo es realmente competitivo, podemos comprarlo por unos 120 euros.

Una alternativa mucho más completa sería este sistema Wi-Fi Mesh de NETGEAR compuesto por un kit de tres dispositivos (uno actúa como router) y que permite abarcar hasta 375 metros cuadrados. Es doble banda simultánea de cara a los clientes, y ofrece velocidades de hasta 1300 Mbps (400Mbps en 2.4GHz y 867Mbps en 5GHz). Sin duda, una opción muy interesante para cubrir toda la vivienda, aunque el precio es más elevado, ya que tenemos una banda de frecuencias dedicada para la interconexión de los nodos.

En este caso, el coste de tener Internet en todo el hogar puede ser más elevado. Un sistema Wi-Fi Mesh básico nos puede costar desde 90 euros. Podemos encontrar opciones más superiores, con mejores prestaciones y una mayor velocidad por varios cientos de euros. Os recomendamos visitar nuestro completo ranking de los mejores sistemas WiFi Mesh que puedes comprar.

Por tanto, estas son algunas opciones que tenemos para poder mejorar la conectividad inalámbrica en nuestra vivienda. Hemos visto las opciones de dispositivos PLC, repetidores Wi-Fi y sistema Wi-Fi Mesh. En todos estos casos el objetivo es llevar la conexión de un lugar a otro de la vivienda, siempre manteniendo la estabilidad y calidad lo mejor posible. Como hemos indicado cada vez tenemos más equipos conectados sin necesidad de cable y eso a veces puede ser un problema si queremos que en todas las habitaciones la señal sea correcta.