¿Problemas de cobertura con tu red Wi-Fi? Consejos para solucionarlo

¿Problemas de cobertura con tu red Wi-Fi? Consejos para solucionarlo

Lorena Fernández

No hay nada más práctico que conectarte vía Wi-Fi, no necesitas cables, y en unos pocos segundos, ya consigues conectarte a la red de tu preferencia. Sin embargo, este no está exento tanto de limitaciones y problemas. Ya que la red Wi-Fi es inalámbrica, es mucho más susceptible a interferencias. Por otro lado, la red Wi-Fi es bastante más popular en las casas y lugares públicos, en donde no existen demasiados ajustes en relación al control del ancho de banda, restricción de acceso a ciertos sitios web, entre otros puntos. En consecuencia, si utilizas Wi-Fi desde casa, es bastante fácil contar con problemas de señal. Por fortuna, esta guía te comentará qué debes hacer para poder solucionarlos. Lo mejor de todo es que no necesitarás de una inversión adicional.

Lo más importante: dónde se encuentra el router Wi-Fi

Antes de citar las posibles soluciones, es necesario revisar algunos puntos relacionados al router Wi-Fi. Tal vez con éstos, ya podrías tener la solución del problema. Uno de los problemas con Wi-Fi que se da con frecuencia es que la señal «se corta», es decir, se desconecta repentinamente o en ciertos períodos de tiempo. Lo primero que debemos ver es si nuestro router se encuentra en la ubicación correcta.

Una mala práctica que se acostumbra a llevar a cabo es colocar el router en un lugar aislado para que no se toque o bien, que esté protegido ante amenazas como niños algo traviesos, o el polvo. Sin embargo, esto afecta en gran medida en la calidad de la señal recibida, sobre todo si nos encontramos en lugares alejados del router.

Es importante colocar al router en un lugar abierto pero seguro. Lo ideal es que no se encuentre próximo a objetos metálicos ni espejos. Así también, debemos garantizar que el lugar en donde nosotros estamos tampoco cuente con interferencias que afecten la recepción de la señal de nuestro ordenador. Por ejemplo, evitemos estar muy alejados del router, lo ideal es colocarlo en un lugar central en nuestro hogar, para que reparta de manera homogénea en todos los sitios. En caso de que nuestra conexión a Internet necesite abarcar una casa de más de un piso o bien, se encuentra en un terreno muy amplio, opta por sistemas Wi-Fi Mesh, repetidores Wi-Fi triple banda simultánea, e incluso PLC con Wi-Fi para mejorar la señal Wi-Fi.

En RedesZone, contamos con un listado completo de los mejores repetidores Wi-Fi. ¿Tienes presupuesto limitado? No hay problema, este listado destaca por tener una muy buena relación calidad-precio, por lo que no hay duda de que encontrarás el más adecuado para tu hogar. Te encontrarás con marcas como ASUS, NETGEAR y D-Link, AVM FRITZ! entre otros.

Verificar la calidad de la señal de la red Wi-Fi

Siempre que tengas problemas de señal con tu red inalámbrica, una muy buena forma de identificar el potencial problema es contar con una aplicación que te de información respecto al nivel y la calidad de señal de tu red. Si utilizas Android, recomendamos utilizar WiFi Analyzer, la cual es completamente gratuita y la puedes descargar desde aquí:

No solamente podrás visualizar tu propia red, sino de las demás. Esto es útil para poder tener datos útiles en relación a tu problema de conectividad. Una de las distinciones que tiene esta aplicación es que es de código abierto, por lo que está en constante mejora. Algo muy importante es que no requiere de demasiados permisos ni acceso a Internet.

WiFi Analyzer es muy sencilla de utilizar. Una vez terminada la instalación de la aplicación, lo primero que verás es el listado de las redes Wi-Fi disponibles a tu alrededor, incluyendo la cual estás conectada. La señal de Wi-Fi con los colores del semáforo, permite identificar mejor la calidad de señal de cada una.

  • Verde – calidad óptima.
  • Amarilla – buena calidad, pero no excelente.
  • Rojo – baja calidad, es decir que tu dispositivo no está recibiendo una buena señal.

Otra característica que destacamos es el Gráfico de Canal, en donde es posible comparar las redes Wi-Fi que están próximas a nosotros considerando la intensidad de la señal y los canales que están ocupando cada una de ellas. De esta manera, con esta aplicación fácil de usar podríamos saber la razón de nuestra baja recepción de señal y ubicar el router en un lugar apropiado. O bien, considerar adquirir un repetidor.

En caso de querer utilizar un ordenador con sistema operativo Windows, nuestra recomendación pasar por utilizar Acrylic WiFi, tanto en su versión gratuita como en su versión profesional. Acrylic es el mejor programa para analizar las redes Wi-Fi que hay a nuestro alrededor, nos proporcionará una gran cantidad de información, gráficas de los canales que estamos utilizando, la intensidad de señal recibida y mucho más.

Os recomendamos leer nuestro completo tutorial de Acrylic WiFi donde encontraréis todas las opciones de visualización y configuración de esta herramienta.

Actualizar los controladores

Si el inconveniente persiste, o si directamente te has percatado que la calidad de señal no es el problema, considera verificar el estado de los controladores de red inalámbricos. Recordemos que los controladores son esenciales para que prácticamente todo nuestro ordenador funcione de la manera esperada. Entonces, busca en el menú «Administrador de Dispositivos» y expande el apartado de Adaptadores de red. Luego, identifica el adaptador de red inalámbrico o wireless.

Haz clic derecho en el controlador inalámbrico y selecciona la opción Actualizar controlador. Verás dos opciones y para agilizar la actualización, escojamos la primera opción que corresponde a la búsqueda automática.

Si no encuentra ninguna actualización, puedes probar pasar a una versión anterior que probablemente permita su vuelta al funcionamiento normal. Haz clic derecho nuevamente en el controlador inalámbrico y selecciona la última opción: Propiedades. Ve a la pestaña Controlador y selecciona la tercera opción que destacamos en amarillo. Esto permitirá que el controlador de red inalámbrico pase a una versión anterior. Luego de haber terminado, debes reiniciar el ordenador.

También es recomendable visitar la web oficial del fabricante de tu tarjeta de red, en nuestro caso Intel, para descargar las últimas actualizaciones de drivers. Por ejemplo, si tenemos un router con Wi-Fi 6 y una tarjeta antigua, si no tenemos los últimos drivers, tendremos problemas de conectividad debido a que hay problemas de incompatibilidad.

Si esto no funciona, dentro del propio Administrador de Dispositivos puedes probar ajustar la sensibilidad del controlador de red para poder recibir mejor la señal. Entonces, vuelve a seleccionar tu adaptador de red, y haz clic en Propiedades y dirígete a la pestaña de Opciones Avanzadas. Echa un vistazo y localiza la opción Agresividad de Itinerancia y selecciona una opción de Valor mayor con el que cuentas actualmente.

Reiniciar la conectividad de red

Se dice que el secreto a voces de las personas que trabajan o bien, son entusiastas de la tecnología, consiste en reiniciar para poder «solucionar de raíz» el problema. Sin embargo, esto no siempre soluciona los problemas, pero es una opción que podemos probar cuando todo lo demás no ha funcionado.

Por eso, busca en el menú redes y te aparecerá como primera opción «Mostrar redes disponibles»

Selecciona una de las opciones que se encuentra al final y la misma es «Restablecimiento de la red». Como en toda situación en la que restableces algún parámetro de configuración, o si realizas algún ajuste, lo que debes hacer siempre es reiniciar el ordenador para que se puedan aplicar los cambios sin tener problemas añadidos.

Verifica el estado del consumo de energía de la red

Busca en el menú Opciones de Energía, luego ve a Editar la configuración del plan y después Cambiar la configuración avanzada de energía

Allí aparecen varias opciones de ajustes de consumo de energía. Entonces, ve a «Configuración de adaptador inalámbrico» y verifica las opciones de» Modo de ahorro de energía». El caso que ilustramos es el de un ordenador portátil, para este caso tendrás tanto las opciones de ahorro de energía con la batería por sí sola, o si es que el ordenador está conectado a la corriente de energía. Para el caso de estar con el ordenador portátil con su batería, debemos optar por la opción de rendimiento máximo. Así también, garantiza que la opción de corriente alterna tenga esta misma configuración.

Sabemos que es importante el ahorro de energía, pero cuando hablamos de conectividad, es importante permitir que nuestros adaptadores de red funcionen al máximo para una mejor calidad de señal y, en consecuencia, conectividad. En muchas ocasiones, si tenemos el ahorro de energía activado, es posible que no recibamos buena señal Wi-Fi debido a esto, por lo que os aconsejamos siempre dejarlo en rendimiento máximo para no tener problemas.

¿Has probado una de estas opciones? ¿Te ha funcionado? Coméntanos al respecto en los comentarios.