¿Tu Wi-Fi usa el cifrado correcto? Compruébalo

Las redes inalámbricas están muy presentes en el día a día de los usuarios al navegar por Internet. Tenemos a nuestra disposición un amplio abanico de posibilidades para poder conectarnos desde cualquier sitio. Ahora bien, un factor muy importante va a ser la seguridad. No basta solo con tener una contraseña, como vamos a ver. En este artículo explicamos la importancia de utilizar un cifrado correcto para proteger nuestro Wi-Fi.

Las redes Wi-Fi deben protegerse correctamente

Como decimos, la seguridad es un factor muy importante para evitar problemas al utilizar redes inalámbricas. En caso de que nos conectemos a una conexión insegura podríamos poner en riesgo nuestra privacidad y permitir además la entrada de intrusos. Esto afectaría igualmente al rendimiento, a la manera en la que podemos navegar por Internet, la velocidad y calidad.

Por tanto nuestro consejo es siempre dedicar tiempo a configurar adecuadamente nuestro router para evitar posibles vulnerabilidades. El objetivo es prevenir la entrada de posibles intrusos que puedan comprometer nuestra privacidad.

Sin embargo en muchas ocasiones los usuarios no protegen correctamente el dispositivo. Puede que hagan uso de la configuración errónea y pese a tener contraseñas podrían ser explotadas por atacantes.

Utilizar el cifrado correcto para proteger el Wi-Fi

Todos sabemos de la importancia de tener una clave para acceder a una red inalámbrica. Hoy en día son pocas las que encontramos abiertas, mucho menos en viviendas particulares. Queremos evitar que cualquiera pueda acceder a nuestra red sin ningún tipo de barrera.

Esto podría afectar tanto a nuestra seguridad y privacidad como evidentemente al rendimiento. Si tenemos una conexión a Internet limitada, el hecho de tener intrusos dentro podría ralentizar mucho la velocidad, afectar a la calidad y provocar cortes.

Pero como hemos mencionado no basta solo con utilizar una contraseña cualquiera, sino que debemos hacer uso de un cifrado correcto. Las redes Wi-Fi hoy en día permiten utilizar diferentes tipos de cifrados que nos protegen. Pero claro, todos ellos no son igual de seguros e incluso algunos son muy fáciles de romper y podríamos quedar expuestas nuestras redes.

Seguro que a la hora de configurar una clave para el Wi-Fi hemos visto que nos aparece una opción para elegir el tipo de cifrado. Vemos que existen varias opciones y a veces los usuarios menos expertos pueden perderse y terminar por elegir cualquiera de ellas. Esto es un error, ya que como hemos mencionado no todos van a proteger igual.

De la misma manera que debemos utilizar contraseñas que sean fuertes y seguras, que contengan letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros símbolos, que sean aleatorias totalmente y que no las estemos utilizando en otro lugar, también será esencial saber qué cifrado Wi-Fi elegir.

¿Usamos el cifrado Wi-Fi adecuado?

Como hemos indicado existen varios diferentes. Podemos ver que está el WEP, WPA, WPA2… e incluso dentro de cada opción tendremos algunas variantes. Pero claro, algunos han quedado obsoletos y los intrusos con los conocimientos y herramientas adecuados podrían acceder a la red.

KRACK Seguridad WPA2 rota

En este sentido podemos decir que es un error utilizar cifrados WEP y WPA. Son antiguos, han quedado obsoletos y hay numerosas herramientas en Internet que podemos utilizar para intentar obtener la clave. No tendríamos protegida correctamente nuestra red si los estamos utilizando.

Hay diferentes variantes como WEP 64, WEP 128, WPA-PSK (TKIP) o WPA-PSK (AES). Ninguna de ellas es hoy en día segura realmente, ya que se trata de protocolos que han quedado anticuados.

También podemos encontrar los cifrados WPA2, que son los más utilizados hoy en día. Son los que deberíamos tener en nuestras redes inalámbricas para no tener ningún tipo de riesgo. Ahora bien, incluso en este caso tenemos varias opciones y no todas ellas son correctas.

Podemos utilizar WPA2-PSK (TPIK) y WPA2-PSK (AES). La primera no es la más indicada, ya que TPIK está dado de baja de la WiFi Alliance y los nuevos routers no deberían tenerlo. Esto hace que la opción más segura hoy en día sea WPA-PSK (AES).

En definitiva, como hemos visto hay diferentes tipos de cifrado Wi-Fi. Es importante que elijamos correctamente cuál vamos a utilizar para evitar problemas de seguridad. De lo contrario podríamos estar abriendo la puerta a posibles piratas informáticos que comprometan todos los equipos conectados a esa red.

Cómo utilizar una clave del router segura

Hemos explicado la importancia de contar con un cifrado para el Wi-Fi que sea totalmente fiable. Ahora vamos a dar una serie de consejos para elegir una contraseña fuerte. Es un complemento fundamental para proteger el router, para mantener nuestras conexiones totalmente seguras y no tener ningún tipo de problema que nos afecte en un momento dado.

Clave aleatoria

Algo muy importante es que la contraseña sea totalmente aleatoria. Nunca debemos usar palabras o números que puedan relacionarnos. Mucho menos debemos utilizar esa misma clave en otros sitios, ya que podría producirse lo que se conoce como efecto dominó en caso de que un atacante llegara a averiguar la contraseña de algún otro servicio o dispositivo que estamos usando.

Tener todo tipo de símbolos

Otra cuestión a tener en cuenta es que la clave del Wi-Fi debe contener todo tipo de caracteres. Hay que utilizar números, letras (mayúsculas y también minúsculas), así como otros símbolos especiales. Mientras más incluyamos, mejor. A fin de cuentas lo que interesa es tener una gran lista de caracteres aleatorias que puedan dificultar la entrada de los pirata informáticos. Cada letra, cada número adicional, podría hacer que la seguridad aumente exponencialmente.

Cambiarla de forma periódica

Por supuesto también debemos indicar la importancia de cambiar esa contraseña de vez en cuando. Una clave es segura hasta que deja de serlo. Por ello conviene poner una nueva periódicamente y así refrescar la seguridad. Evitaremos que pueda ser averiguada en caso de que haya alguna filtración, vulnerabilidad o cualquier problema que pueda surgir.

Por tanto, estas son algunas cuestiones importantes para proteger nuestra seguridad en la red. Hemos mostrado cómo crear una clave segura que complemente un buen cifrado. El objetivo no es otro que hacer que el router esté siempre a salvo de sufrir problemas.

¡Sé el primero en comentar!