Abandonware: por qué estás muy expuesto a este problema sin saberlo

Abandonware: por qué estás muy expuesto a este problema sin saberlo

Javier Jiménez

Hay muchos términos que podemos encontrar y que hacen referencia a los múltiples y variados ataques que podemos sufrir en Internet. Muchos tipos de amenazas que de una u otra forma pueden comprometer el buen funcionamiento de los equipos y nuestra propia privacidad. En este artículo vamos a hablar de qué es el Abandonware. Es una palabra que quizás no esté tan presente como otros tipos de amenazas, pero que sin duda puede afectar a muchos usuarios sin que lo sepan.

Qué es el Abandonware

El término Abandonware hace referencia básicamente al software abandonado. Sin embargo no solo hablamos de programas informáticos, ya que también podemos encontrar por ejemplo una página web que, aunque sigue estando disponible para los usuarios, ha sido abandonada hace tiempo.

Para entender mejor qué es el Abandonware lo mejor es poner ejemplos. Un caso muy común es el de un programa informático que fue creado hace años, cumplía su función e incluso podría ser una fuente de ingresos para un desarrollador o empresa. Esa aplicación con el paso del tiempo fue abandonada y ya no recibe actualizaciones, ni hay ningún usuario u organización detrás.

Ese programa sigue presente en Internet. Los usuarios incluso podrían descargarlo, instalarlo en sus equipos y utilizarlo con normalidad. Ahora bien, estarían ante un software que ha sido abandonado, que ya no recibe ningún tipo de mejora ni actualización.

Algo similar podría ocurrir con una página web. Es un servicio que ofrece algo a los usuarios, como puede ser información, descarga de archivos, un foro para comentar… De la misma manera que el caso de un programa informático podría quedar abandonada. Eso sí, en este caso es algo más complicado que esto ocurra, ya que requiere de mantener el dominio y eso suele suponer un coste económico. No obstante, podría darse el caso de que alguien mantenga la página, renueve el dominio cada año, pero simplemente sea eso.

Evitar el drive-by malware

Cómo afecta el Abandonware a la seguridad

Una vez hemos explicado qué es el Abandonware podemos hacernos una idea de cómo podría afectar a la seguridad de los usuarios. Se trata de software abandonado, programas que no tienen ningún tipo de respaldo ni obligación legal en ese momento. Incluso esto último podría permitir que un tercero se aprovechara y llegara a comercializar con una determinada aplicación, la cual incluso podría modificar de forma maliciosa.

Por ello, los usuarios podrían estar utilizando aplicaciones vulnerables que llevan años sin recibir ningún tipo de actualización ni de corregir esos fallos de seguridad que podrían ser explotados por piratas informáticos.

Detrás de todo esto también hay plataformas que se aprovechan precisamente de este software abandonado. Podemos encontrar, por ejemplo, páginas web donde podemos descargar juegos antiguos. En la actualidad ya han sido abandonados y no hay derechos legales sobre ellos, por lo que podrían estar disponibles de forma libre en la red.

Ahora bien, esto como podemos imaginar puede suponer un problema de seguridad. Esos juegos, esas aplicaciones, podrían ser un riesgo. Aunque en sí mismo ese software pudiera no tener vulnerabilidades, sí que podría ser utilizado de forma maliciosa por un ciberdelincuente para modificarlo y ofrecerlo en la red.

Muchos usuarios utilizan Abandonware o software abandonado sin saber realmente que es un problema. Hablamos de esos programas que tenemos para el ordenador y que llevan años sin recibir actualizaciones e incluso ya no están disponibles para su descarga. Los seguimos utilizando porque nos gusta, porque nos resultan útiles para llevar a cabo determinadas tareas. También si volvemos al ejemplo de los juegos antiguos, muchos usuarios encuentran algún videojuego clásico en la red y lo instalan.

¿Debemos evitar programas desactualizados?

Con todo esto que hemos hablado, muchos usuarios se harán esta pregunta. Realmente cualquier programa, cualquier página que visitamos, podría en algún momento suponer un problema de seguridad. Las vulnerabilidades están presentes en todo tipo de sistemas y dispositivos. Eso sí, lógicamente hay más riesgo de tener problemas si estamos usando un programa que ha sido abandonado, que ya no recibe actualizaciones.

Hace unos años surgió un movimiento muy extendido que consistía básicamente en dar una segunda vida a esos juegos antiguos, esas aplicaciones que un día fueron de pago pero que ya fueron abandonadas y su código no pertenece a nadie. Surgieron voces tanto a favor de su uso como también en contra.

Al final podemos resumir todo en tener buenos hábitos a la hora de usar nuestros equipos e instalar software, ya sea abandonado o no. Con esto queremos decir que es esencial contar con herramientas de seguridad, mantener los equipos actualizados para evitar que se vean afectados por ciertas vulnerabilidades y también tener siempre presente el sentido común.