Añade excepciones a Windows Defender
Javier Jiménez

Tener programas de seguridad instalados es fundamental para evitar ataques al navegar por la red. Existen muchas opciones, pero hoy en día lo más utilizado es Windows Defender en los sistemas de Microsoft. Ya viene integrado, funciona muy bien y además ofrece la posibilidad de configurarlo según queramos. En este artículo vamos a explicar cómo añadir excepciones a Windows Defender tanto en Windows 10 como en Windows 11.

Por qué añadir excepciones al antivirus

Microsoft ha mejorado en los últimos años la interfaz de Windows Defender. Ha hecho que cuente con opciones más visibles y podamos modificar algunos aspectos. Siempre, eso sí, manteniendo el objetivo de la seguridad. Pero hay veces que necesitamos añadir excepciones para que no tenga en cuenta un archivo.

¿Por qué ocurre esto? Principalmente por lo que se conoce como falso positivo. Básicamente es cuando el antivirus alerta de que hay un virus o algún problema de seguridad, pero en realidad no es así. Sabemos que ese archivo que estamos bajando o que queremos instalar es seguro, pero para Windows Defender es una amenaza.

Esto es algo que puede ocurrir con cualquier antivirus y Windows Defender no es una excepción. Por ejemplo al intentar descargar un archivo desde Chrome o Firefox, puede que lo bloquee y nos avise de que es potencialmente peligroso. Sabemos que no lo es, pero no hay manera de abrirlo o instalarlo.

Para poder abrir esos archivos tenemos un par de opciones. Una de ellas es desactivar el antivirus. Pero claro, esto no es lo más aconsejable ya que sí que podría entrar alguna amenaza real. La otra opción, la que vamos a explicar, consiste en crear una excepción en Windows Defender para que no tenga en cuenta un archivo o carpeta.

Pasos para crear una excepción en Windows 10

En primer lugar vamos a explicar cómo podemos crear esta excepción en Windows 10. Es un proceso sencillo. Para ello tenemos que ir a Inicio, entramos en Configuración, vamos a Actualización y seguridad y allí pinchamos en Seguridad de Windows y entramos en Protección contra virus y amenazas.

Windows Defender - Abrir configuración antivirus

Cuando estemos en este punto hay que acceder a Configuración de antivirus y protección contra amenazas y le damos a Administrar la configuración. Esto nos llevará a una nueva ventana con diferentes opciones. La que nos interesa es la de Exclusiones y tendremos que pinchar en Agregar o quitar exclusiones.

Windows Defender - Exclusiones

Allí tendremos que elegir si queremos aplicar esa excepción a un archivo en concreto o a toda una carpeta. Esto último es útil si tenemos varios archivos guardados y no queremos que el antivirus lo bloquee. También podemos aplicar una regla para un proceso del sistema, ya que esto también lo podría bloquear el antivirus.

Windows Defender - Añadir exclusiones

Simplemente tenemos que aplicar el tipo de excepción que queramos y ya. A partir de ese momento, Windows Defender empezará a ignorar las amenazas que pueda haber en esa regla. Sí tendremos que tener muy claro qué estamos añadiendo. Es decir, sería un error añadir la carpeta de descargas o la unidad C a las excepciones. Ahí podríamos tener archivos que sí son realmente un virus.

Cómo evitar falsos positivos en Windows 11

En Windows 11, la última versión del sistema operativo de Microsoft, también vamos a poder configurar excepciones para que no detecte amenazas falsas y tengamos problemas para bajar un archivo o instalar cualquier programa. Allí también funciona muy bien Windows Defender y es una herramienta fundamental para la seguridad, pero a veces aparecen los falsos positivos.

Lo primero que tenemos que hacer es ir a Inicio, allí pinchamos en Configuración, vamos a Privacidad y seguridad y accedemos a Seguridad de Windows, que aparece entre las opciones que nos mostrará a la derecha. Allí podremos acceder a los diferentes apartados como la protección antivirus, firewall, etc.

Seguridad y privacidad en Windows 11

Una vez aquí, tenemos que pinchar en Protección contra virus y amenazas. Allí dentro nos aparecerán diferentes opciones, pero la que nos interesa es la de Configuración de antivirus y protección contra amenazas. Hay que hacer clic en Administrar la configuración, que aparece abajo.

Configurar antivirus en Windows 11

Esto nos llevará a una nueva ventana. Nos aparecerán opciones similares a las que vimos en Windows 10. Hay que buscar Exclusiones. Veremos que nos informan que Windows Defender no explotará elementos que hayamos agregado como exclusión. Básicamente va a pasar por alto cualquier archivo o carpeta que pongamos, como si no hubiera ninguna amenaza.

Probablemente te muestre un mensaje para permitir que la aplicación realice cambios en el equipo. Simplemente hay que aceptar. Es una medida más de seguridad que tiene el sistema operativo para cuando realizamos algún cambio sensible, como es precisamente acceder a la seguridad del antivirus.

Agregar exclusiones en Windows 11

Cuando estemos dentro, aparecerá un botón para Agregar exclusión. Solo hay que pinchar allí y elegir archivo, carpeta o proceso. Se abrirá una nueva ventana con el explorador de Windows para ir a la ruta correspondiente. Marcamos el archivo y le damos a Aceptar. A partir de ese momento Windows 11 no tendrá en cuenta ese archivo o carpeta para considerarlo una amenaza.

Conclusiones

En definitiva, en Windows es muy sencillo evitar los falsos positivos con el antivirus de Microsoft. Tan solo tenemos que crear excepciones, ya sea en Windows 10 o Windows 11, de esos archivos o carpetas que nos interesan. A partir de ese momento, ya podremos bajar ese archivo problemático o instalar ese programa que detectaba como una amenaza de seguridad.

No obstante, hay que tener cuidado con esto que mencionamos. Debemos estar al 100% seguros de que ese archivo que queremos excluir del antivirus es realmente fiable. Por ejemplo, nunca debemos aplicarlo sobre un documento que hemos descargado desde una fuente que no conozcamos o que nos ha llegado por correo electrónico sin conocer el remitente. En esos casos muy probablemente sí que estemos ante un virus real.

Windows Defender no es el único antivirus que detecta falsos positivos, ni mucho menos. Podríamos encontrarnos con esta misma situación en cualquier otro programa de seguridad que tuviéramos instalado, como puede ser Avast o Bitdefender. Si te ocurre esto mismo con otra aplicación, también podrás llevar a cabo cambios en la configuración para crear excepciones. Eso sí, el proceso será diferente y cambiará según sea el caso.

¡Sé el primero en comentar!