Ataques más comunes a los dispositivos IoT

Ataques más comunes a los dispositivos IoT

Javier Jiménez

Los dispositivos IoT están cada vez más presentes en nuestro día a día. Son todos aquellos aparatos que tenemos conectados a la red. Pueden ser televisiones, bombillas, equipos de reproducción de vídeo… Hay un gran abanico de posibilidades. Ahora bien, la seguridad no siempre está presente. Son dispositivos que pueden ser atacados de diversas formas y poner en riesgo nuestra seguridad y privacidad. En este artículo vamos a hablar de cuáles son los ataques a dispositivos IoT más comunes.

Los dispositivos IoT, cada vez más utilizados

En los últimos tiempos ha habido un aumento considerable de los dispositivos IoT en nuestro hogar. La tecnología avanza rápido y cada vez tenemos más equipos conectados a Internet. La tendencia es que en los próximos años la cifra se multiplique y sea mucho mayor a la actual. Tendremos más dispositivos, pero también muy diferentes.

El problema es que los piratas informáticos están aprovechando el auge de este tipo de tecnología para llevar a cabo sus ataques. Se basan principalmente en vulnerabilidades que encuentran, así como una configuración de seguridad deficiente por parte de los usuarios. Esto hace que no solo se ponga en riesgo ese equipo en concreto, sino también podría afectar a otros dispositivos en la red.

Principales ataques a dispositivos IoT

Los piratas informáticos aprovechan estos equipos para llevar a cabo diferentes tipos de ataques. Vamos a mencionar cuáles son los principales que pueden poner en jaque a nuestros equipos.

Ataques DDOS

Uno de estos problemas que pueden afectar a los dispositivos IoT son los ataques DDOS. Como sabemos, un ataque de denegación de servicio puede afectar a muchos tipos de equipos. Nuestro aparato puede unirse a una red de bots controlada por los ciberdelincuentes para comprometer otros sistemas.

Spam

El Spam es otro de los problemas que está presente en los dispositivos IoT. Puede ocurrir que nuestro aparato forme parte de una botnet para enviar Spam a otros equipos, pero también podría darse el caso de que a través de vulnerabilidades un atacante pueda enviarnos Spam a nosotros.

El hecho de recibir Spam puede suponer un riesgo importante para nuestra seguridad. Detrás podría haber malware, links maliciosos y afectar a nuestra privacidad.

Fuerza bruta

Es sin duda uno de los ataques que más afectan a los dispositivos IoT. En este caso los ciberdelincuentes utilizan la fuerza bruta para intentar acceder a ellos. Prueban las contraseñas más genéricas y utilizadas y poder así comprometer los equipos de las víctimas.

Robo de información

Por supuesto el robo de información es otra de las amenazas presentes en dispositivos IoT. En este caso podrían obtener datos del uso que damos a los equipos, recopilar el historial de navegación, etc

Ya sabemos que hoy en día la información tiene un gran valor en la red. Muchas empresas de marketing pueden utilizarlo para enviar publicidad orientada. También las propias plataformas pueden vender esos datos a terceros.

Malware

Simplemente el envío de malware a nuestro dispositivo abre un abanico de posibilidades muy grande para los ciberdelincuentes. Un ejemplo es el ransomware, que busca cifrar nuestro dispositivo y de esta forma pedir un rescate a cambio para recuperar los archivos. El malware podría trasladarse a otros dispositivos conectados a la red.

Seguridad de los equipos IoT

Cómo proteger la seguridad de los dispositivos IoT

Hemos visto algunos de los tipos de ataques más frecuentes en dispositivos IoT. Ahora vamos a dar una serie de consejos para evitar ser víctimas y no comprometer nuestros equipos. Lo primero y más importante es siempre tener actualizados estos dispositivos. No importa qué tipo de aparato es, si lo usamos más o menos. Siempre es importante tenerlo actualizado, ya que a veces surgen vulnerabilidades que pueden ser aprovechadas por los piratas informáticos.

También será esencial tener cuidado con los programas y complementos que instalemos. Es vital que siempre los descarguemos desde fuentes oficiales. Solo así podremos evitar riesgos innecesarios que hagan que nuestros aparatos no funcionen correctamente.

Por supuesto otro punto que no podemos olvidar es el de cifrar los aparatos. Normalmente estos equipos traen una contraseña de fábrica. Sin embargo lo ideal es que cambiemos esa clave y generemos una totalmente fuerte y compleja. Debe contener letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros símbolos especiales.