Cómo cambiar la contraseña para entrar al router

Debemos mantener protegidos todos los dispositivos con una buena contraseña. Es la principal barrera de seguridad que evita que cualquiera pueda acceder a nuestras cuentas o registros. Sin embargo debemos tener en cuenta varios factores, como el hecho de cambiarla periódicamente y así refrescar la eficacia. En este artículo vamos a explicar cómo cambiar la clave para entrar en el router.

Por qué hay que tener una buena clave en el router

Muchos usuarios lo primero que hacen al adquirir un nuevo router es cambiar la contraseña del Wi-Fi. Esto es algo muy importante y además recomendamos hacerlo. Pero se olvidan de algo también esencial: cambiar la clave de acceso al router. Cada aparato trae una contraseña ya de fábrica, que además suele ser genérica del tipo 1234, admin123, etc. Esto hace que cualquier intruso con los conocimientos adecuados pueda acceder al router y cambiar la configuración o comprometer la seguridad.

Lo normal es que cada router traiga una contraseña genérica según el modelo. Por tanto, un atacante que tuviera acceso al aparato solo necesitaría saber el modelo exacto, realizar una búsqueda en Internet y conocería cuál es la clave. También simplemente bastaría con probar, puesto que la mayoría son genéricas como hemos mostrado.

Por tanto, esto hace que debamos tener siempre una buena contraseña para acceder al router. Estaremos creando una capa extra de seguridad y evitaremos que cualquiera pueda entrar. A fin de cuentas es el dispositivo más importante de nuestra conexión, el que va a permitir que podamos conectarnos desde otros equipos tanto de forma inalámbrica como por cable. Si hay un intruso con acceso al router podría llegar a controlar otros dispositivos que tuviéramos conectados.

Pasos para cambiar la contraseña del router

Llegado a este punto, después de haber explicado por qué es importante cambiar la clave del router, vamos a mostrar cómo hacerlo. Hay que tener en cuenta que esto dependerá del modelo exacto, aunque en líneas generales los pasos son muy similares.

Lo primero que tenemos que hacer es entrar en el dispositivo. Aquí también dependerá del modelo que tengamos, pero por regla general suele ser a través de la puerta de enlace 192.168.1.1. Tenemos que poner esa dirección en el navegador y entrar con el usuario y contraseña.

Saber la puerta de enlace predeterminada

¿Y si la puerta de enlace es otra? Podemos saber cuál es de una manera sencilla. Para ello, en Windows 10, tenemos que ir a Inicio, abrimos el Símbolo del sistema y ejecutamos el comando ipconfig. Nos mostrará una serie de información relacionada con la conexión y los adaptadores de red. Uno de los datos que veremos es la dirección de la puerta de enlace predeterminada. En nuestro caso es 192.168.1.1, pero podría ser otra.

Saber puerta de enlace predeterminada

Conocer la clave para entrar en el router

Posteriormente, cuando pongamos la dirección en el navegador, nos solicitará poner usuario y contraseña. Normalmente suele ser del tipo admin, admin; admin, 1234; admin, admin1234… Tendremos que conocer el modelo exacto y buscar información sobre la clave de acceso en caso de que no sea algo así. También incluso podemos verlo en la parte inferior del router, donde suele aparecer en una pegatina.

En ocasiones únicamente nos pedirá la contraseña, sin necesidad de tener que poner el usuario para acceder.

Cambiar la contraseña de acceso al router

Ya estamos dentro del router y ahora lo que tenemos que hacer es cambiar la clave de acceso. Aquí, como indicamos anteriormente, dependerá del modelo exacto. No obstante, los pasos van a ser similares. Puede cambiar la manera de llegar al punto final, pero el procedimiento es parecido.

Cuando estemos dentro vamos al menú. Puede que tengamos que acceder a Configuración avanzada, según el modelo de router que tengamos. Pero ya sea que tengamos que entrar o no, lo que hay que buscar es el apartado de Cambiar contraseña del router o algo similar que nos indique.

Cambiar la clave de acceso del router

Una vez estemos dentro de la opción de Cambiar la contraseña del router, simplemente nos solicitará la clave anterior y poner una nueva. Hecho esto tendremos que dar a Aceptar y listo. Podemos probar nuevamente a entrar a través de la puerta de enlace predeterminada y ver si podemos acceder o no.

Crear una buena contraseña

¿Cómo debemos crear una buena clave de acceso? Esto sin duda es fundamental. De poco sirve cambiar la que viene de fábrica si vamos a poner otra que sea muy sencilla de averiguar y no nos proteja realmente frente a posibles intrusos. Vamos a dar algunos consejos interesantes para generar una contraseña que sea totalmente fuerte.

Debe ser totalmente aleatoria y variada

Un primer paso al crear cualquier contraseña es que sea totalmente aleatoria. Debemos tener números, letras (mayúsculas y minúsculas) y otros símbolos especiales. Todo ello siempre mezclado y además tener una longitud suficiente. Cada símbolo que añadamos haremos que aumente exponencialmente la seguridad.

Lo mejor es no recordar la clave

Un consejo para saber si una contraseña realmente es fuerte es saber si la podemos recordar o no. En caso de que la recordemos, algo mal hemos hecho. ¿Qué quiere decir esto? Normalmente los usuarios tienden a poner claves que pueden recordar fácilmente. Por ejemplo nombres, números familiares, etc. Pero esto también lo saben los piratas informáticos y los programas que utilizan para ataques de fuerza bruta. Por ello lo ideal es que esa clave no la podamos recordar. Sería una buena señal de que es buena.

Evitar usarla en otros sitios

Cada contraseña debe ser única. No debemos utilizarla en otros sitios, como podrían ser redes sociales o cualquier otro dispositivo que tengamos conectado. En caso de que haya alguna filtración o ataque, se podría producir lo que se conoce como efecto dominó. De ahí que pudieran acceder a nuestra cuenta.

Cambiarla de vez en cuando

Un consejo más es el de cambiar la clave de vez en cuando. Así refrescaremos la seguridad constantemente. Una buena contraseña lo es hasta que se filtra y deja de serlo. Ahí es donde entra en juego el poder cambiarla periódicamente y siempre tendremos una totalmente segura.

En definitiva, cambiar la contraseña para acceder al router es algo muy importante. Debemos hacerlo periódicamente para tener siempre protegido nuestro aparato y evitar así la entrada de intrusos que puedan comprometernos.

¡Sé el primero en comentar!