Claves para que un dispositivo IoT realmente sea seguro

Claves para que un dispositivo IoT realmente sea seguro

Javier Jiménez

Cada vez tenemos más equipos conectados a Internet. Más dispositivos con acceso a la red en nuestros hogares también significa que hay que enfrentarse a mayores riesgos. Los piratas informáticos ponen sus miras en aquellos aparatos nuevos que en ocasiones tienen vulnerabilidades de seguridad. En este artículo vamos a explicar qué hay que tener en cuenta para saber si un dispositivo IoT realmente es seguro. Una serie de claves que hay que tener presentes para no comprometer nuestra privacidad y seguridad.

El gran auge de los dispositivos IoT

Los dispositivos IoT o del Internet de las Cosas son todos aquellos aparatos que tenemos en nuestros hogares conectados a Internet. Tenemos un gran abanico de posibilidades que nos ayudan en nuestro día a día. La cuestión es que la cifra de este tipo de aparatos va a ir en gran aumento en los próximos años. Eso también genera incertidumbre en cuanto a la seguridad.

Todos estos dispositivos pueden servir para conectarnos a Internet a través de ellos mismos o de terceros aparatos. Al final pueden ser varios los que estén de una u otra manera conectados a nuestra red y eso significa que si uno  tiene vulnerabilidades puede provocar un efecto dominó y que afecte a otros.

Hay que tener en cuenta ciertos aspectos que pueden indicar si un dispositivo IoT es o no seguro. Por ello en este artículo hemos querido hacer una lista de esas cuestiones que debemos tener presentes.

Ataques DDoS en dispositivos IoT

Claves para que un dispositivo IoT sea seguro

Recibir actualizaciones automáticas

Una cuestión importante es la de poder recibir actualizaciones de forma automática. Ya sabemos que a veces surgen vulnerabilidades que pueden poner en riesgo el buen funcionamiento y la seguridad de los dispositivos. Esos fallos pueden ser aprovechados por los piratas informáticos para desplegar sus ataques.

Por tanto algo muy importante y que hay que tener en cuenta al adquirir un dispositivo IoT es que reciba actualizaciones de forma automática. De lo contrario estaríamos adquiriendo un producto que puede ser vulnerable llegado el momento y poner en riesgo nuestra seguridad.

Permitir cifrar con contraseña

Las contraseñas son una de las principales barreras de seguridad. Es lo que evita que posibles intrusos entren en las cuentas y registros. En el caso de los dispositivos IoT ocurre lo mismo. Por ello es vital que los equipos IoT que tenemos permitan cifrarlo con contraseña.

En algunos casos puede que traigan una clave de fábrica o que incluso vengan sin contraseña. Es un problema importante y eso hay que evitarlo. Siempre debemos utilizar dispositivos que realmente estén correctamente cifrados.

Saber cómo se almacenan los datos

Otro punto importante para saber si un dispositivo IoT es realmente seguro es la claridad con la que nos informa de cómo se almacenan los datos. Ya sabemos que muchos aparatos de este tipo pueden guardar una gran cantidad de datos e información de los usuarios. Puede utilizarlo para sugerir mejorar, por ejemplo. También para conectar otros equipo diferentes.

En cualquier caso, algo que debemos tener presente es la importancia de saber cómo almacenan realmente nuestros datos. Esa información tiene que estar cifrada y que no sea posible acceder a ella por parte de intrusos.

De la misma manera los usuarios deberían saber qué datos exactamente almacenan pero también cómo borrarlos.

Contar con la posibilidad de enviar vulnerabilidades

También, como así lo indican los expertos en seguridad informática, es importante que los dispositivos IoT permitan a terceros enviar vulnerabilidades que encuentren. Esto significa que ese dispositivo puede ser más seguro al recoger todos esos fallos que puedan tener. Así, entre todos, pueden mejorar la seguridad.

En definitiva, estos son algunos puntos que hay que tener en cuenta para que los dispositivos IoT sean seguros. Ya sabemos que existen muchas vulnerabilidades que pueden poner en riesgo el buen funcionamiento y también la seguridad. Será vital preservar siempre la privacidad de los usuarios y no exponer nuestros datos e información personal.