Con estas sencillas técnicas espían todo lo que haces en Internet

La privacidad es un factor que preocupa mucho a los usuarios hoy en día. Lo cierto es que la información y los datos tienen un gran valor en la red. Muchas empresas buscan obtenerlos para fines publicitarios y comerciar con ellos. Ahora bien, también podemos tener en cuenta ciertos consejos para protegernos. En este artículo vamos a explicar qué técnicas de espionaje pueden utilizar los piratas informáticos para robar nuestra información. También daremos algunos consejos importantes para evitar ser víctimas de este problema.

El gran valor de la información en Internet

Hoy en día nuestra información tiene un gran valor en Internet. Hablamos de todo tipo de datos relacionados con nuestro nombre, teléfono, información de nuestros gustos, ubicación… Todo eso tiene un gran valor. La información es algo que buscan constantemente muchas empresas de marketing para poder orientar campañas publicitarias, por ejemplo. Buscan conocer más a los usuarios, saber cuáles son sus gustos, por dónde se mueven, dónde viven…

Más allá de nuestros datos personales e información relacionada con nosotros, también tienen un gran valor nuestras cuentas en Internet. Con esto nos referimos a cuentas de redes sociales, correo electrónico, etc. Esto provoca que muchos piratas informáticos pongan aquí sus miras.

Podemos decir que por un lado corremos el riesgo de ser espiados para que intrusos logren nuestros datos personales e información. Sin embargo por otra parte también podemos ser víctimas de ataques para robar nuestras cuentas y credenciales.

Es importante por tanto conocer cuáles son las técnicas más frecuentes que utilizan los ciberdelincuentes para espiarnos y robar nuestra información. De esta forma podremos hacer frente a esos problemas y protegernos.

Principales técnicas para espiarnos

Hay que tener en cuenta que podemos ser víctimas de este problema sin importar el tipo de sistema operativo o dispositivo que estemos utilizando. Somos vulnerables sin importar si estamos delante de un móvil, ordenador o cualquier otro aparato con conexión a Internet. Son muchas las técnicas que pueden utilizar para espiarnos y estas son las principales.

Malware en los dispositivos

Una de las técnicas más comunes para espiar a los usuarios es mediante malware en los dispositivos. Son muchos los tipos de amenazas que podemos encontrar en la red, pero el spyware es uno de los tipos más presentes. El objetivo no es otro que robar todo tipo de información de la víctima.

Algunos tipos de malware están diseñados para obtener datos de los dispositivos, el tipo de sistema operativo, así como la información personal del usuario. Pueden llegar a través de archivos fraudulentos, links maliciosos o mediante correo electrónico.

Bots en redes sociales

Las redes sociales son muy útiles pero también pueden ser un problema. Si quieren espiarnos, sin duda es una de las técnicas más sencillas y a la vez utilizadas. Se basan en bots en redes sociales. Tienen como objetivo agregar usuarios en plataformas como Facebook o Instagram. En ocasiones simulan ser personas reales.

Tienen como objetivo recopilar todo tipo de datos posibles. De esta forma crean un perfil de esa persona y pueden incluirlas en campañas de marketing, envío de publicidad abusiva, etc.

Redes públicas

Los piratas informáticos también pueden configurar redes Wi-Fi maliciosas para robar nuestros datos. Pueden espiarnos a través de redes públicas a las que accedemos.

Esto puede ocurrir en aeropuertos, centros comerciales y normalmente lugares muy concurridos. Creemos que estamos navegando por sitios seguros pero en realidad nuestros datos están expuestos. Hay que tener cuidado con esto.

Ataques Phishing

No hay dudas de que los ataques Phishing están cada vez más presentes. Tienen como objetivo robar todo tipo de datos, información e incluso contraseñas. Puede que recibamos un mensaje a través del correo electrónico donde nos piden rellenar un formulario con datos personales para algún fin.

Al enviar esta información realmente se la estamos entregando en bandeja a los ciberdelincuentes.

Vulnerabilidades en los equipos

Por último, muchas técnicas se basan en vulnerabilidades que hay en los equipos. A veces hay fallos de seguridad que pueden ser aprovechados para distribuir amenazas. Esto es algo que puede ocurrir en todo tipo de equipos y sistemas operativos. Las técnicas utilizadas pueden ser muy variadas y normalmente permiten distribuir malware.

Métodos para espiar por Internet

Cómo evitar que nos espíen por Internet

Hemos visto las principales técnicas que tienen los ciberdelincuentes para espiarnos y robar información por Internet. Ahora vamos a ver qué podemos hacer los usuarios para hacer que esto sea más complicado y poder protegernos.

Contar con programas de seguridad

Una de las acciones más importantes que hay que tomar siempre para evitar ser espiados es protegernos del malware. Para ello no hay mejor forma que contar con programas de seguridad. Los hay de muchos tipos y para todo tipo de dispositivos y sistemas operativos. Algunos son gratis y otros de pago.

Es importante tener siempre un buen antivirus, así como otras herramientas de seguridad que puedan protegernos frente a las múltiples amenazas que hay.

Tener los sistemas actualizados

Hemos visto que muchas técnicas de ataque se basan en vulnerabilidades que hay en los equipos. Por tanto algo vital es siempre tener los sistemas actualizados a la última versión. De esta forma podremos evitar la entrada de malware que pueda aprovechar esos fallos de seguridad y estar protegidos.

Descargar de fuentes oficiales

Por otra parte es muy importante que todo lo que descarguemos sea desde fuentes oficiales. Descargar software de sitios de terceros puede comprometer seriamente nuestros sistemas. Es conveniente siempre bajar archivos de fuentes fiables y no correr el riesgo de que haya sido modificado de forma maliciosa.

Sentido común

Sin duda algo vital es el sentido común. Algunos tipos de ataques como el Phishing van a requerir de la interacción del usuario. Pueden pedir que rellenemos un formulario con nuestros datos o introduzcamos nuestra contraseña para modificar algo, por ejemplo. Por tanto el sentido común es muy importante para evitar que nos espíen en Internet.