Cómo proteger tu web de ataques y hacerla más segura

La seguridad es un factor que debe estar presente en todo momento al navegar por Internet o utilizar dispositivos conectados. No importa el sistema operativo que sea o el tipo de equipo. Lo mismo debemos mencionar cuando se trata de algún servicio que tenemos en la red. En este artículo vamos a hablar de cómo proteger correctamente nuestra página web y evitar así problemas que puedan comprometer al propio sitio, además de a los visitantes.

Cómo proteger un sitio web correctamente

Una página web puede ser objeto de ataques por parte de los ciberdelincuentes. Esto hace que debamos tener en cuenta la importancia de contar con determinadas herramientas y llevar a cabo buenas prácticas. El objetivo no es otro que evitar intrusos que dañen el buen funcionamiento de ese sitio, además de comprometer a los visitantes.

A veces un sitio legítimo puede convertirse en una página insegura por errores de los administradores. Por ejemplo si han instalado algún complemento desactualizado o no han tenido en cuenta la importancia de proteger el acceso. Esto podría ser la puerta de entrada de piratas informáticos que se aprovechen.

Por ello vamos a dar una serie de consejos para mejorar la ciberseguridad de nuestro sitio web. Algunos parámetros esenciales que debemos tener en cuenta en todo momento.

Tener actualizado el software y plataforma

Esto es algo básico y que debe estar presente siempre. No importa si estamos usando WordPerss, Joomla o cualquier otro gestor de contenido. Siempre debemos contar con las últimas versiones del software y tener la plataforma correctamente actualizada.

Precisamente estas vulnerabilidades que pueden estar presentes es lo que pueden aprovechar los atacantes. Pueden realizar un ataque investigando qué puntos débiles puede tener un sitio web, como podría ser en algún software que tengamos instalado, el tema que estamos utilizando, la plataforma… Por tanto, el consejo número uno es tener actualizado todo lo que engloba nuestro sitio web.

Seguridad de un sitio web

Instalar un certificado SSL

Como sabemos, al navegar por Internet podemos toparnos con sitios que son HTTP y otros que son HTTPS. Este último caso es el más común hoy en día. De hecho los propios motores de búsqueda valoran mucho más los que cuenten con cifrado, ya que protegen los datos de los usuarios. Incluso algunos navegadores comienzan a lanzar advertencias cuando entramos en un sitio HTTP, que sería considerado inseguro.

Por sí mismo un sitio web HTTPS no es seguro, no significa que no pueda haber problemas. Sin embargo vamos a tener mucho ganado en ese sentido. Vamos a dar una buena imagen a los visitantes, posicionaremos mejor la página y evitaremos mensajes en los navegadores que indiquen que nuestra página no es de fiar.

Esto hace que debamos tener en cuenta la importancia de instalar un certificado SSL. Es sin duda un punto clave que no puede faltar en nuestra página.

No abusar de los plugins

Los plugins, los complementos, son muy variados en gestores de contenido como WordPress. Tenemos una gran cantidad de opciones que pueden ayudar tanto a administrar nuestra web, como también dar a los usuarios algunas funciones interesantes.

Ahora bien, el problema de los plugins es que pueden ser un peligro en caso de que haya alguna vulnerabilidad o que estén desactualizados. Esto es algo que debemos tener en cuenta, más allá de que también podrían ralentizar nuestra página en algunos casos.

Nuestro consejo es evitar en la medida de lo posible llenar la página de plugins. Debemos instalar únicamente aquellos que sean esenciales y que realmente puedan ayudarnos. Incluso hay algunos orientados en la seguridad que podemos tener en cuenta. Uno de los más populares es Wordfence.

Proteger el acceso de los usuarios correctamente

Un punto básico para proteger cualquier servicio online es evitar el acceso indeseado. No hay mejor forma que crear contraseñas que sean fuertes y complejas. No debemos dejar a la improvisación este aspecto, ya que podría servir para que atacantes pudieran entrar.

Lo primero que debemos tener presente es que la clave que vayamos a crear debe ser lo suficientemente fuerte como para evitar que cualquiera la averigüe. Debería tener letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros símbolos especiales. Además tiene que ser aleatoria.

Pero no solo importa la contraseña para proteger el acceso a una web, sino que debemos también evitar poner nombres de usuario de administrador típicos como Admin, por ejemplo. Así dificultamos aún más los posibles ataques de fuerza bruta. La URL para acceder al panel de administración también deberíamos modificarlo y no usar el genérico.

Ataque por fuerza bruta para romper contraseñas

Escanear la web en busca de amenazas

De forma periódica podemos realizar un escaneo de la página web para buscar amenazas. Esto nos ayuda no solo a detectar posible software malicioso que hayamos subido, como complementos, imágenes, vídeos… También podemos realizar un análisis para detectar ciertas vulnerabilidades que pueda haber presentes.

Realizar copias de seguridad

Por supuesto las copias de seguridad deben realizarse periódicamente. Así lograremos guardar los archivos, publicaciones y todo el contenido en caso de sufrir algún ataque o pérdida de información. Siempre tendremos todo guardado en otro lugar para poder respaldarlo en caso de necesidad.

Evitar comentarios Spam

La ciberseguridad de nuestro sitio web no solo es mantener el buen funcionamiento de esa página y que todo vaya correcto. También debemos tener en cuenta la protección de los visitantes. Una manera en la que podrían infectarse, descargar software malicioso o terminar en páginas inseguras es a través de los comentarios que pueden dejar bots.

Esto podría dar una mala imagen de nuestra página. De ahí que sea muy importante controlar los comentarios a través de filtros para verificar que realmente es un usuario humano y no se trata de un bot que simplemente quiera enviar Spam. Es sin duda una de las mejores formas de proteger los datos de los usuarios.

¡Sé el primero en comentar!