Cómo pueden atacar y robar mi correo

Cómo pueden atacar y robar mi correo

Javier Jiménez

El correo electrónico podemos decir que es un medio de comunicación imprescindible hoy en día. Está presente tanto entre los usuarios domésticos como también a nivel empresarial. Un método muy ágil de poder contactar con una organización, compañeros de trabajo, amigos… Ahora bien, lo cierto es que el hecho de ser tan usado también hace que los piratas informáticos pongan aquí sus miras. Vamos a explicar cómo podrían atacar el e-mail y entrar en la cuenta.

Proteger la cuenta de correo es muy importante

El e-mail no es simplemente un servicio para enviar mensajes a otros usuarios. Lo cierto es que lo utilizamos para mucho más. Es esencial para poder registrarnos en páginas y plataformas, lo usamos también para almacenar información y documentos importantes y tenerlos siempre disponibles, podemos mandar correos con archivos adjuntos de importancia…

Por tanto, el correo electrónico no es cualquier servicio. Es muy importante para nuestro día a día y en caso de tener algún problema podríamos comprometer seriamente nuestra privacidad. Los ciberdelincuentes además podrían utilizar este medio como puerta de entrada a nuestros dispositivos.

Si un intruso tuviera acceso a nuestro correo electrónico, podría incluso llegar a controlar nuestras redes sociales, servicios donde estemos registrados, almacenamiento en la nube… El e-mail actúa en cierto modo como un gestor de contraseña. Podemos darle a recordar la clave y nos envían un correo con una nueva.

Todo esto hace que proteger la cuenta de correo electrónico sea algo fundamental. Debemos conocer en todo momento cómo podrían acceder a nuestra cuenta y qué hacer para estar protegidos y no sufrir ningún tipo de percance con nuestro e-mail.

Métodos para atacar una cuenta de e-mail

En primer lugar vamos a explicar cómo podrían atacar nuestra cuenta de correo electrónico y llegar a acceder a ella. Esto es importante para conocer los riesgos y posteriormente poder tomar medidas para aumentar la protección.

Ataques Phishing

Sin duda uno de los métodos más comunes para robar contraseñas y poder acceder al correo electrónico y también otros muchos servicios en la red, es a través de un ataque Phishing. Un pirata informático lo que hace en este caso es enviar un cebo a la víctima para que ponga sus datos. Sin embargo esos datos en realidad van a un servidor controlado por los atacantes.

Esto es algo que puede afectar a todo tipo de plataformas. Podría comprometer nuestro correo electrónico y, como hemos visto, poner en riesgo mucho más que simplemente el e-mail.

Uso de malware

También pueden utilizar software malicioso para infectar los equipos y robar las contraseñas para entrar en el correo. Algo muy presente son los keylogger. Se trata de un programa que se instala en el equipo y tiene como misión recopilar todas las pulsaciones de teclas y así robar las contraseñas.

Pero no solo podemos ser víctimas de un keylogger, sino también de troyanos y otras variedades de malware que puedan permitir entrar a los atacantes. Por ejemplo troyanos, que podrían permitir la entrada a un intruso por una puerta trasera.

Filtraciones de datos

Otra cuestión a tener en cuenta es que podrían entrar en nuestra cuenta de correo electrónico en caso de que haya alguna filtración de datos en el propio proveedor. Es algo que puede ocurrir en una determinada plataforma. Pueden aprovecharse de un fallo de seguridad y quedar todos los datos expuestos.

Fuerza bruta

Un clásico a la hora de romper cualquier contraseña, ya sea de correo electrónico o cualquier otro servicio, es mediante fuerza bruta. Básicamente consiste en que los piratas informáticos van a utilizar un software para probar una tras otra múltiples contraseñas hasta dar con la correcta.

Mediante aplicaciones peligrosas de terceros

¿Dónde iniciamos sesión? Eso también puede poner en riesgo nuestro e-mail. Podemos hacerlo desde la web oficial del proveedor y desde su aplicación para móvil u ordenador, pero también hay alternativas, que son programas de terceros que nos permiten iniciar sesión.

Ahora bien, estos programas independientes pueden ser un problema. Es cierto que a veces ofrecen funciones y características interesantes, pero podrían contener errores y no ser seguros, algo que facilitaría la tarea a los piratas informáticos.

Qué hacer para mejorar la seguridad del correo electrónico

Hemos visto cómo podrían robar nuestra cuenta de correo electrónico y poner en riesgo nuestra seguridad y privacidad. Son diferentes los métodos que podrían usar para ello, pero también contamos con opciones para protegernos y evitar ser víctimas. Vamos a dar algunos consejos importantes para ello.

Crear siempre contraseñas fuertes

Algo fundamental va a ser contar con contraseñas que sean fuertes y complejas. A fin de cuentas es la principal barrera que va a impedir que un intruso entre en nuestra cuenta de e-mail. Hay que evitar poner claves que tengan datos personales y que podrían ser averiguados.

Una buena contraseña es aquella que no podemos memorizar. Tiene que contar con letras (mayúsculas y minúsculas), números y cualquier otro símbolo especial que podamos agregar. Todo ello de forma aleatoria y por supuesto no estar utilizándola en ningún otro lugar.

Mantener los sistemas y aplicaciones actualizados

En muchas ocasiones surgen vulnerabilidades que pueden ser aprovechadas por los piratas informáticos para llevar a cabo sus ataques. Podrían aprovecharse de esos errores para llevar a cabo sus ataques y acceder a la cuenta.

Esto es algo que hay que aplicar tanto al propio sistema operativo como a cualquier aplicación que estemos usando. Pueden surgir fallos de seguridad en cualquier momento y debemos siempre contar con las últimas versiones disponibles.

No usar programas de terceros

Como dijimos anteriormente, podemos conectarnos a nuestro correo electrónico a través de programas de terceros. Sin embargo esto podría ser un problema, ya que los problemas de seguridad son más frecuentes en estos casos. Debemos por tanto evitar acceder desde sitios que no sean los oficiales.

Revisar periódicamente la configuración

¿Tenemos configurado correctamente el correo electrónico? ¿Hay algún parámetro que debamos cambiar dentro del programa que estamos usando? Todo esto lo debemos tener controlado y que no haya ningún cabo suelto que pueda ser aprovechado por un atacante para acceder a nuestra cuenta.

Tener programas de seguridad

Por supuesto también debemos contar con programas de seguridad. Son muchas las opciones que tenemos en este sentido. Podemos utilizar antivirus, firewall, extensiones para el navegador… Todo esto puede ayudar a mantener la seguridad y dificultar la tarea a los piratas informáticos.

Hay que tener en cuenta que hay programas tanto gratuitos como de pago. Los hay además para todo tipo de sistemas operativos. Debemos siempre tener nuestros equipos correctamente protegidos.

Sentido común

Por otra parte hay que hacer mención al sentido común. Tal vez sea el punto más importante para evitar problemas de seguridad. Por ejemplo hay que evitar descargar archivos adjuntos que no sean seguros a través del e-mail o iniciar sesión desde links de terceros.

En definitiva, siguiendo estos pasos podemos evitar la entrada de intrusos en nuestra cuenta de correo electrónico. Una serie de recomendaciones esenciales que debemos tener en cuenta y no comprometer nunca nuestra privacidad.

¡Sé el primero en comentar!