Conoce cuándo estás pagando en un sitio inseguro y cómo evitar problemas

Pagar por Internet, realizar compras en todo tipo de servicios y plataformas online, es algo muy común hoy en día. Podemos comprar simplemente con acceder desde nuestro móvil u ordenador. Ahora bien, hay que tener en cuenta la importancia de mantener siempre la seguridad presente. Son muchos los ataques que podemos sufrir y que podría poner en riesgo nuestros sistemas e incluso llegar a robar información personal y de pagos. Por ello en este artículo queremos hacer un repaso sobre cuándo un sitio puede ser inseguro para realizar una compra o un pago. Daremos también consejos para comprar de forma segura en la red.

El comercio electrónico es muy importante en la actualidad

Sin duda en los últimos años hemos vivido un cambio muy importante en la manera en la que realizamos compras. Son muchas las plataformas que tenemos a nuestra disposición para comprar prácticamente de todo sin necesidad de movernos de casa o incluso pagar desde cualquier lugar y a cualquier hora.

El comercio electrónico vive tiempos de enorme expansión. Tiendas físicas de todo tipo ahora han tenido que adaptarse y ofrecer también envío a domicilio. Esto, lógicamente, ha supuesto una serie de dificultades logísticas que ha habido que sortear. Una de ellas es la seguridad y reducir el riesgo de tener problemas al realizar pagos o comprar cualquier producto.

El hecho de que sea algo tan utilizado en el día a día de los usuarios también hace que los piratas informáticos pongan aquí sus miras. Pueden llevar a cabo ataques muy variados y debemos estar alerta en todo momento y saber realizar las compras con seguridad.

Cuándo es un sitio inseguro para comprar o pagar

En primer lugar vamos a hablar de cuándo una página web o servicio de Internet pueden ser inseguros para realizar una compra. Qué señales podrían indicarnos que el lugar que estamos visitando es una estafa o que de alguna manera nuestros datos pueden correr peligro. Así sabremos cuándo no deberíamos realizar un pago.

Hemos entrado desde un link sin verificar

Sin duda algo fundamental es saber cómo hemos llegado a una página web. Es común que a la hora de utilizar el correo electrónico veamos mensajes donde nos indican que hay una oferta muy buena de un producto o una página web que supuestamente tiene precios muy económicos. Esto también podría llegarnos a través de redes sociales y mensajería como WhatsApp.

El problema es que estos enlaces que recibimos pueden ser un anzuelo. Podrían llevarnos a una página web creada simplemente con el objetivo de robar información o comprometer de alguna manera la seguridad de nuestro equipo. Debemos siempre asegurarnos bien de dónde hemos recibido ese enlace y ver que realmente es seguro.

Métodos seguros para pagar por Internet

No vemos información o contacto

También debemos observar bien la información de ese sitio donde estamos intentando comprar. ¿Vemos los datos de contacto bien puestos? ¿Podemos consultar la información de ese sitio, el tipo de empresa, el tipo de productos que vende…? Una página que sea seria debería de tener todo esto a la vista de los usuarios.

Si nos encontramos con una web en la que vamos a realizar una compra y no vemos por ninguna parte la información, podríamos estar ante una estafa. Podría tratarse de una página creada simplemente con el objetivo de robar a los usuarios.

La página no está cifrada

Por supuesto otro punto a tener en cuenta es que la página esté cifrada. Esto es muy sencillo de ver. Simplemente con acceder al sitio podemos analizar la URL y ver si es HTTP o HTTPS. Esta última opción nos indicaría que está cifrada.

Hay que evitar en todo momento realizar un pago o enviar cualquier tipo de datos personales a través de sitios web que no estén cifrados. Nuestra información podría verse comprometida y es algo con lo que debemos tener cuidado en todo momento.

La apariencia del sitio es sospechosa

Esta es una cuestión de sentido común y que debe estar presente siempre. Antes de realizar cualquier compra o pago hay que observar bien. Si vemos que el sitio web parece sospechoso, que no nos inspira confianza, deberíamos evitar pagar o comprar cualquier artículo.

¿A qué nos referimos con esto? Principalmente al aspecto general que muestra el sitio. La forma en la que está estructurado, posibles errores ortográficos, estar cargado de publicidad, de links a sitios de terceros… Todo esto podría ayudarnos a identificar una página que no es fiable.

Utiliza métodos de pagos inseguros o poco habituales

Los métodos de pago que permite una página web puede indicarnos que es insegura. Normalmente este tipo de servicios utiliza métodos con los que no podríamos recuperar el dinero en caso de problema. Por ejemplo métodos que sí son seguros podríamos hablar de PayPal o tarjeta bancaria. Siempre podríamos denunciar un fraude y podríamos recuperar el dinero.

No hay mucha información en Google

¿Qué pasa si sospechamos de una web y buscamos en Google? Si una página es fiable lo normal es que tenga reseñas en Internet, que haya información en foros y, en definitiva, tengamos datos que nos puedan indicar si es o no fiable.

Si al buscar en Google vemos que no hay mucha información, podríamos estar ante un sitio web que acaba de ser creado y es en realidad una estafa. Deberíamos huir de ese tipo de páginas.

Cómo pagar con total seguridad

Hemos visto cuándo un sitio web podría ser inseguro y no deberíamos pagar. Ahora vamos a dar algunos consejos sobre cómo comprar con seguridad. De esta forma estaremos más protegidos en la red y evitaremos riesgos innecesarios.

Tener el equipo protegido

Una primera cuestión que debe ser fundamental es la de mantener el equipo correctamente protegido. Aquí debemos hacer mención a la importancia de contar con un buen antivirus y otros programas que ayuden a protegernos al navegar por Internet.

El hecho de realizar un pago en cualquier sitio con nuestro equipo infectado podría poner en riesgo la seguridad y privacidad. Podría suponer el robo de contraseñas y datos personales mediante keyloggers y otras variedades de software malicioso.

Proteger la seguridad del router

Mantener los sistemas actualizados

También es esencial realizar compras a través de equipos actualizados adecuadamente. Son muchas las vulnerabilidades que pueden poner en riesgo nuestros equipos. Muchos fallos que deben ser corregidos lo antes posible y así evitar que posibles intrusos lleguen a acceder.

Usar tarjetas recargables

Un consejo importante para pagar sin poner en riesgo nuestras cuentas bancarias es utilizar tarjetas recargables. De esta forma simplemente recargamos con la cantidad que vamos a necesitar para ese pago y así, en caso de algún tipo de problema, únicamente quedaría expuesta esa cantidad.

Hoy en día en Internet podemos encontrar muchos tipos de tarjetas recargables. Son muy útiles para el día a día y, como decimos, ayudan a mejorar la seguridad en la red cuando vayamos a pagar.

Siempre pagar en redes seguras

También debemos tener en cuenta las redes desde las cuales vamos a realizar el pago. Hay que evitar una red Wi-Fi pública, como podría ser en un centro comercial o aeropuerto. No sabemos realmente quién puede estar detrás y si ha sido creada con el fin de robar información.

Siempre que realicemos un pago hay que asegurarnos de que estamos en una red fiable. En caso de que no tengamos más remedio, deberíamos hacer uso de un servicio VPN que cifre la conexión y reduzca al máximo el riesgo.

Mantener el sentido común

Por supuesto, el sentido común debe estar presente. Evitar riesgos, evitar caer en trampas como el hecho de abrir enlaces fraudulentos, es esencial para no tener problemas al pagar por Internet. Son muchos los tipos de ataques y estafas que hay en la red, pero la mayoría requieren de la interacción del usuario.

Por tanto, estos son algunos consejos esenciales que podemos tener en cuenta para pagar con total seguridad en Internet. Así lograremos evitar riesgos innecesarios y que nuestros datos puedan verse comprometidos.

¡Sé el primero en comentar!