Evita ataques configurando el firewall de Windows con SimpleWall

Tener un firewall en nuestro equipo Windows es una cuestión innegociable para mantener nuestra seguridad. Microsoft desde Windows XP comenzó con la implementación de un cortafuegos básico. A lo largo de los años, en sus diferentes versiones ha ido mejorando. Su función es controlar el uso que hacen las aplicaciones de nuestra conexión a Internet y también la de ofrecernos protección frente a posibles ataques informáticos provenientes de la red. En este tutorial vamos a hablar de la herramienta gratuita SimpleWall que nos va a permitir de forma sencilla complementar el firewall de Windows.

La llegada de Windows 10 ha supuesto un antes y un después en el sistema operativo de Microsoft. El buen desempeño de Windows Defender y su cortafuegos ha conseguido que cada vez más usuarios le den su confianza. Por este motivo, para complementar este firewall que viene instalado y activado de forma predeterminada, hoy vamos a hablar de SimpleWall.

Qué es SimpleWall y cuáles son sus características

En cuanto a SimpleWall podemos definirlo como una herramienta fácil de usar para configurar la plataforma de filtrado de Windows (WFP) que puede configurar la actividad de la red de tu ordenador. Un aspecto importante es que no se trata de una interfaz gráfica para el control del Firewall de Windows y no realiza ningún cambio en el mismo. Su funcionamiento, como ya hemos comentado antes, es sobre la plataforma de filtrado de Windows (WFP). Por si no lo sabéis, se trata de un conjunto de API y servicios del sistema que proporcionan una plataforma para crear aplicaciones de filtrado de red. Esta plataforma de filtrado no es un firewall en sí, pero gracias a SimpleWall vamos a poder crear nuestras reglas de red utilizando esta tecnología.

En cuanto a las características del programa tenemos:

  • Es libre y de código abierto.
  • Una interfaz gráfica sencilla en la que no hay presentes ventanas emergentes.
  • Editor de reglas con el que podremos crear las nuestras.
  • Tiene una lista de bloqueo interna para bloquear el espionaje y la telemetría de Windows.
  • Cuenta con un registro de paquetes perdidos.
  • Soporte para los servicios de Windows y su tienda.
  • Compatible con IPv6 y soporte de localización.

En cuanto a la instalación de reglas, podemos elegir de dos tipos. Unas son las permanentes que funcionan hasta que las desactives manualmente. Las otras son las temporales que desaparecen después de reiniciar. Respecto a si están bloqueadas las conexiones a Internet cuando no se está ejecutando simplewall, la respuesta es sí. Eso significa que, tras haber creado nuestras reglas, tenemos que tener abierta la herramienta.

Requisitos mínimos e instalación de la herramienta

En cuanto a los requisitos mínimos para poder instalar este programa es tener instalado en nuestro equipo Windows 7, 8, 8.1 o 10. Respecto al espacio requerido en disco duro es muy poco, hay que tener en cuenta que su instalador ocupa menos de 1 MB. En nuestro caso la instalación me ha requerido 1.6 MB. La versión que vamos a utilizar para hacer este tutorial de simplewall es la 3.43 pero si hay una versión más reciente conviene que utilicemos la más moderna. Lo primero que tenemos que hacer es ir al sitio web del autor Henry ++ pulsando sobre el siguiente enlace.

Entonces bajamos hasta el apartado Download y descargamos la versión más moderna del programa que termina en setup.exe.

Una vez descargado el instalador lo ejecutamos y nos saldrá una pantalla de bienvenida como esta donde pulsaremos el botón Next:

Luego aceptamos el acuerdo de licencia activando la casilla correspondiente y pulsamos sobre el botón con la flecha roja.

A continuación, elegimos el directorio de instalación, salvo que haya un motivo especial dejaremos el que viene por defecto.

Aquí lo dejamos con las opciones que marca, para que nos cree un acceso directo en el escritorio y en el menú de inicio de Windows.

En el momento que finalice la instalación con éxito de simplewall veremos una pantalla como esta.

Si pulsamos como viene por defecto en el botón Finish para terminar la instalación se ejecutará por primera vez el programa.

Primeros pasos con simplewall para configurar el firewall

La primera vez que se inicie la herramienta veremos una pantalla como esta:

Como simplewall viene en inglés y se puede poner en español, aquí es por donde vamos a empezar. Para ello nos dirigimos a File y dentro seleccionamos Settings. En el apartado general en Language seleccionamos Spanish y le damos a cerrar. También una opción interesante que se usa mucho en «Configuración General» es Cargar al iniciar el sistema para que lo ejecute al arrancar Windows.

Ahora ya tenemos todo en castellano y vamos a ver el menú principal de esta herramienta que tenéis señalado con un recuadro rojo.

Aquí tenemos estas opciones:

  • Archivo: podemos acceder a la configuración de opciones y trabajar con archivos.
  • Editar: para purgar apps no utilizadas, buscar y actualizar lista.
  • Ver: sirve para elegir opciones de visualización y la fuente de letra.
  • Reglas: para configurar como trabajan las reglas conviene dejarlo como viene por defecto.
  • Lista de bloqueo: sirve para configurar cómo actúan las listas de bloqueo y conviene dejarlo como está.
  • Ayuda: para ir a la web del autor para obtener información, comprobar si hay actualizaciones y ver qué versión tenemos instalada.

Justo debajo tenemos una botonera que simplemente lo que nos hace es ofrecernos accesos directos a las opciones más importantes del menú principal o de la creación de reglas. Por ejemplo, si pulsamos el botón «Configuración» iremos directamente al lugar donde se cambia el idioma y otros muchos más parámetros. Luego más adelante profundizaremos con algún botón más.

Cómo crear una regla, activar filtros y más

Ahora llega el momento de empezar a trabajar con simplewall. Debajo de la botonera tenéis una serie de pestañas señaladas con un recuadro con las que deberéis operar. Cada una de ellas tiene una función bien diferenciada.

Según queremos trabajar con aplicaciones, servicios de Windows, lista de bloqueo y más, tendremos que seleccionar la pestaña adecuada. Por defecto, viene en el de Apps que se refiere a programas y que es con la que vamos a trabajar. Una cosa muy importante a tener en cuenta es que, en cualquiera de las pestañas como se aprecia en el lugar que señala la flecha verde abajo, los filtros están desactivados. Por lo tanto, si queréis que se apliquen deberéis pulsar sobre el botón Activar filtros.

Seguidamente en ese momento simplewall ha bloqueado la conexión de la aplicación OneDrive de Microsoft. Como la que utilizo y me hace falta le he dado a Permitir para que me cree la regla. Justo después hemos hecho lo mismo con la de Google Drive.

Luego tras varias peticiones que nos irá haciendo clasificará los programas en permitidos, bloqueados y bloqueados silenciosos. También activando la casilla de un programa pasará a permitidos.

Además, a la hora de conceder acceso con nuestras reglas, el botón Permitir admite la creación de reglas temporales pulsando sobre el icono del triángulo negro invertido.

Por otra parte, si pulsamos sobre el botón con un + señalado con la flecha negra podremos crear nuestras reglas personales. En este caso para Apps pero también podríamos hacerlas en otros apartados.

En General pones el nombre a la regla, luego el protocolo y la familia opcional. Entonces establecemos la dirección, ya sea entrante, saliente o cualquiera, y una acción que será permitir o bloquear. En la pestaña Regla podremos trabajar con IPs locales y remotas junto con su puerto si hace falta.

Por otra parte, en el apartado Apps podemos asignar que esa regla se aplique a un programa concreto. Si no se selecciona nada se aplica a todas las aplicaciones. Y cuando terminemos le damos a Guardar.

Por último, si queremos ver la regla que hemos creado iremos a la pestaña Reglas de usuario. Allí podremos borrarla, editarla y ver si está activa o no.

Tal y como habéis visto, SimpleWall nos permitirá administrar el firewall de Windows de manera muy fácil, avanzada y su funcionamiento es realmente intuitivo. Si no utilizas el firewall del propio Windows Defender, podéis usar este SimpleWall porque os facilitará enormemente la tarea de permitir o denegar las conexiones en tu PC con Windows.

¡Sé el primero en comentar!