Evita infiltrados en tu red con estos consejos

Evita infiltrados en tu red con estos consejos

Javier Jiménez

A la hora de navegar por la red son muchos los problemas de seguridad que nos podemos encontrar. Hay muchos tipos de amenazas que pueden poner en riesgo nuestros sistemas. Especialmente si hablamos de equipos conectados a la red, son claramente más vulnerables. En este artículo vamos a explicar cómo los piratas informáticos pueden infiltrarse en nuestras redes y llegar a acceder a los dispositivos. Vamos a dar una serie de recomendaciones importantes para evitar ser víctimas de este problema.

Ciberdelincuentes infiltrados en redes, algo cada vez más común

Los piratas informáticos buscan constantemente la manera de atacar a las víctimas. Es cierto que las medidas de seguridad, las herramientas que utilizamos, mejoran cada vez más y nos protegen de estos ataques. Sin embargo los ciberdelincuentes también perfeccionan sus técnicas con el objetivo de lograr llegar a nuestros equipos.

En los últimos tiempos hemos visto cómo ha aumentado la cifra de ofertas en la Dark Web de ciberdelincuentes que ofrecen sus servicios para infiltrarse en la red. Básicamente venden acceso a un servidor, cuentas, etc. De esta forma un atacante podría infectar los dispositivos gracias a poder acceder a ellos.

Podemos decir que hay piratas informáticos que se dedican a acceder de forma ilegítima en redes y dispositivos y posteriormente venden esas credenciales o métodos de acceso a terceros. Esos terceros podrían usarlo para distribuir malware, como puede ser por ejemplo ransomware y obtener a cambio beneficio económico.

Los usuarios podemos tener en cuenta ciertas recomendaciones para evitar la entrada de intrusos. El objetivo no es otro que no permitir que posibles piratas informáticos puedan acceder a nuestras redes, ya sea de forma directa o indirecta.

Evitar infiltrados en la red

Cómo evitar la entrada de intrusos en nuestras redes

Proteger redes y sistemas

Lo primero que hay que tener en cuenta es la necesidad de proteger tanto las redes como los sistemas. Esto significa que vamos a utilizar contraseñas fuertes y complejas. Tienen que contener letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros símbolos especiales. Además tendrán que ser totalmente aleatorias y únicas.

Esto debemos aplicarlo especialmente al router, pero también a cualquier dispositivo conectado a la red, así como a posibles servidores y sistemas. Siempre debemos proteger correctamente nuestras cuentas y credenciales.

Algo alternativo es habilitar la autenticación en dos pasos. Es algo que cada vez está más presente en nuestros dispositivos. De esta forma un posible atacante, incluso aunque tenga nuestra contraseña de acceso, no podría entrar sin ese segundo código.

Utilizar cortafuegos y sistemas de detección

Las herramientas de seguridad son muy importantes en todos los casos. Algo que podemos aplicar es el uso de cortafuegos y sistemas de detección de intrusos. De esta forma no permitiremos la entrada a nuestra red de dispositivos que no estén permitidos. Una manera más de aumentar nuestra privacidad y seguridad.

Podemos crear alertas para que nos informen de tráfico extraño y posibles intrusos que lleguen a entrar en nuestra red. Así podremos tomar medidas lo antes posible y evitar males mayores.

Restringir el uso de aplicaciones peligrosas

También podemos restringir el uso de ciertas aplicaciones que podrían representar una amenaza. Programas que podrían ser utilizados por intrusos para suplantar nuestra identidad y acceder a los sistemas. Por ejemplo aquellas herramientas que permiten hacer uso del escritorio remoto.

Cambiar los valores de fábrica

Esto es muy importante. En muchos casos los ciberdelincuentes se basan en los valores de fábrica que tenemos en el router o dispositivos de red. De esta forma pueden tener más probabilidad de éxito al tratar de acceder a ellos.

Un consejo importante es cambiar los valores de fábrica. Así podremos mejorar la protección inicial de nuestros dispositivos.

Mantener los sistemas actualizados

Por supuesto no debemos olvidarnos de mantener los sistemas y dispositivos actualizados. En muchas ocasiones surgen vulnerabilidades que son aprovechadas por los piratas informáticos para atacar. Son los propios fabricantes quienes lanzan parches y actualizaciones de seguridad para corregir esos problemas.

Esto debemos aplicarlo siempre, ya sea en el firmware del router o en cualquier programa o sistema que estemos utilizando. Es importante tener las últimas versiones disponibles.