Consejos para evitar la pérdida de datos y archivos

En Internet podemos sufrir ataques muy variados. Nuestras contraseñas pueden ser robadas, puede haber intrusos en nuestras redes, los piratas informáticos pueden infectar los sistemas con malware y afectar al rendimiento… Pero sin duda algo que está muy presente es la pérdida o filtración de datos. Básicamente significa que nuestra información queda expuesta en la red y puede ser robada por ciberdelincuentes para lucrarse con ello. En este artículo vamos a dar algunos consejos para evitarlo.

Cómo evitar la pérdida o robo de datos en Internet

Como decimos, uno de los problemas en Internet que podemos sufrir en nuestro día a día es el robo de información. Nuestros datos personales tienen un gran valor en la red. Pueden ser utilizados para incluirnos en campañas de Spam, enviar publicidad orientada o incluso venderlos a terceros. Todo esto hace que mantener la privacidad en Internet, evitar el robo de información personal, sea una de las claves que debemos tener en cuenta. Por suerte podemos hacer uso de diferentes herramientas que nos ayuden, así como funciones y características para evitar comprometer nuestros datos.

Pero sin duda los errores humanos en muchas ocasiones están detrás de estas filtraciones. Debemos tener siempre presente el sentido común y no cometer fallos. Vamos a ver algunas recomendaciones interesantes para evitar la pérdida de datos y que no nos afecte.

Configurar bien los parámetros de seguridad

Algo básico para evitar todo tipo de problemas que nos afecten en el día a día es configurar correctamente los parámetros de seguridad. Normalmente los servicios y plataformas que utilizamos en la red cuentan con diferentes puntos que podemos configurar para mejorarlo.

Es importante que dediquemos tiempo en configurar correctamente todo lo relacionado con la privacidad y seguridad. De esta forma no dejaremos expuestos nuestros datos y no comprometeremos así la privacidad.

En este punto, también podemos englobar las redes sociales, donde se pueden realizar configuraciones de seguridad, como por ejemplo la autenticación en dos factores, que es totalmente recomendable. Aquí añadiremos una nueva capa de seguridad, lo que hace que la contraseña por sí sola no tenga validez sin que autoricemos el acceso desde un teléfono vía sms o llamada, o por correo electrónico.

Luego están las opciones de privacidad, donde también es recomendable realizar algunas configuraciones, de forma que esta se mantenga lo más privada posible. Es posible que de simples fotos, videos o posts, se pueda sacar información muy valiosa que puede ser de beneficio para los atacantes, sobre todo a la hora de generar diccionarios de los usuarios y así poder descubrir contraseñas.

En este sentido Apple incorpora opciones en el propio sistema operativo iOS por ejemplo, donde se puede seleccionar qué es lo que queremos que las aplicaciones puedan ver, como la ubicación el acceso a fotos, contactos, redes locales, cámara y micrófono, entre otros. Incluso podemos bloquear a Siri con respecto a aplicaciones concretas, como poder evitar que aprenda de ellas.

Usar el cifrado de datos

Por supuesto el cifrado de datos es algo muy importante. Para evitar que nuestra información quede expuesta en la red, que puedan recopilar todo lo relacionado con nuestro día a día, es fundamental utilizar el cifrado de datos.

Existen diferentes opciones para cifrar archivos en nuestros equipos. Esto es interesante cuando tenemos información sensible que no queremos exponer en un hipotético ataque o incluso para compartir archivos con total seguridad por la red. Es especialmente recomendable usar sistemas de cifrado, como por ejemplo, usando una VPN, si acostumbramos a conectarnos desde redes abiertas como pueden ser las de aeropuertos, estaciones o cafeterías.

Crear copias de seguridad

También es muy importante crear copias de seguridad. Es la mejor manera de prevenir la pérdida de datos. Ya sabemos que hay algunos tipos de ataques como el ransomware que pueden cifrar los archivos y hacer que podamos perder información importante de nuestros equipos.

Por suerte podemos hacer uso de muchas herramientas que crean copias de seguridad tanto en la nube como de manera física. Así podremos tener siempre presente nuestros archivos en caso de sufrir algún problema.

Actualmente, la mayoría de los dispositivos que podemos adquirir, tiene opciones para crear copias de seguridad de forma automática, donde se pueden guardar copias exactas de todo el contenido, incluso aplicaciones y configuraciones, de forma que restaurando una de estas, tendremos el dispositivo igual que el momento en el que se realizó la copia de seguridad que estamos restaurando.

Mantener los sistemas actualizados

No podemos olvidarnos de la importancia de mantener los equipos correctamente actualizados para evitar la pérdida y robo de datos. En muchas ocasiones surgen vulnerabilidades que son aprovechadas por los piratas informáticos para llevar a cabo sus ataques.

Es esencial que tengamos siempre los últimos parches instalados. Así podremos corregir posibles problemas y beneficiarnos de nuevas funciones. En todo caso, es recomendable cada cierto tiempo, realizar una búsqueda manual y ver si aparecen más actualizaciones disponibles.

Contar con herramientas de seguridad

De igual forma es muy interesante tener siempre software de seguridad que nos proteja. Un buen antivirus puede evitar la entrada de malware que de una u otra forma pueda infectar nuestro sistema y robar datos.

Tenemos a nuestra disposición un amplio abanico de posibilidades. Muchas herramientas y muy variadas para proteger todo tipo de dispositivos. Incluso hoy en día, los sistemas traen herramientas de seguridad ya incorporadas, e imperceptibles para el usuario final.

Cuidado con enlaces maliciosos

Los enlaces maliciosos pueden llegar por correo electrónico, mensajería instantánea, redes sociales… Son utilizados para desplegar ataques Phishing y robar datos e información personal. Debemos tener cuidado siempre con este tipo de links que podrían afectar a nuestra privacidad.

Sentido común

Por último, aunque quizás lo más importante, el sentido común. La mayoría de ataques llegan después de errores que cometen los usuarios. Fallos a la hora de instalar programas que en realidad son inseguros, clic en enlaces fraudulentos…

Siempre debemos tener presente el sentido común y no cometer errores de ningún tipo que pueda comprometernos.

¡Sé el primero en comentar!