Descarga torrents ocultando la dirección IP pública y mejora tu privacidad

Descarga torrents ocultando la dirección IP pública y mejora tu privacidad

José Antonio Lorenzo

Las descargas P2P de torrents y de otros programas como eMule están a la orden del día. Para el primero tenemos BitTorrent, que es un método para compartir y descargar contenido. En muchas ocasiones se les relaciona con contenido ilegal, aunque en realidad podemos subir y descargar archivos de muy diversa clase. Por otro lado, hay que señalar que también se comparte mucho software libre y de contenido sin derechos de autor. En este tutorial vamos a explicar cómo descargar torrents ocultando la dirección IP pública de nuestra conexión para hacer descargas de forma anónima.

Vamos a empezar explicando qué es una IP, qué información revela sobre nosotros y por qué es importante ocultarla cuando usamos programas P2P tipo torrent o eMule. Luego continuaremos explicando cómo descargar torrents de manera que nuestra IP pública quede oculta para obtener anonimato.

Qué es una IP y los distintos tipos

Una dirección IP podemos definirla como un identificador lógico y único para cada uno de los equipos conectados a una red. Estas direcciones van a representarse en notación decimal separados por puntos, como, por ejemplo, la dirección IP 81.33.48.180. En cuanto a las IPs, podríamos decir que existen dos clases: la IP pública y la IP privada.

La IP pública podríamos considerarla como el identificador de nuestra red de cara a Internet. Una peculiaridad es que, a este tipo de IP no podemos elegir la que nosotros queramos. En este caso va a ser nuestro proveedor de servicios de internet el encargado de asignaros una a muestra conexión. En ese sentido, tenemos dos clases, una la IP pública estática que es la que nunca va a cambiar. La otra sería la IP pública dinámica, que puede cambiarse por otra y nuestro proveedor de Internet será el que determina cada cuando se hace el cambio.

Respecto a la IP privada, es la que identifica a cada uno de los dispositivos que tenemos conectados a nuestra red doméstica. Por lo tanto, nos referimos a las que el router asigna al PC, los smartphones, tablets, Smart TV y más. La que afecta a nuestro anonimato y la queremos ocultar para obtener anonimato es la IP pública.

Cómo saber nuestra IP pública y qué pueden averiguar con ella

Ahora vamos a averiguar cuál es nuestra IP pública, es decir, la que nos identifica fuera de nuestra propia red local en Internet. Lo haremos fácilmente utilizando una página web que abriremos en nuestro navegador habitual de Windows, Android. IOS o Linux. Para hacerlo vamos a utilizar la web cual-es-mi-ip.net. Estos son los resultados que he obtenido en Windows 10 con un PC:

Simplemente al hacer esto, además de la IP pública obtenemos el proveedor de Internet, el país en el que estamos ubicados, y si nuestra conexión pasa a través de un proxy o no. También en este caso nos indica con Static IP que es estática, y, por lo tanto, no cambia. Si no pone nada, es dinámica. No obstante, todavía podríamos llegar más lejos y obtener una información adicional pulsando sobre el botón Geolocalizar la IP.

Además del país ya nos ha añadido la ciudad, con lo cual nos pueden ubicar fácilmente en la comunidad de Madrid. Si lo aplicamos a descargar torrents, esto nos puede servir para comprobar que realmente estamos ocultando nuestra IP pública. En el caso de seguir siendo la misma IP, entonces ese método no está cumpliendo nuestras expectativas y no vamos a conseguir privacidad.

Por qué debemos ocultar la dirección IP al descargar torrents

En el momento que empezamos a descargar archivos torrent, nuestra dirección IP se agrega a un montón de usuarios torrent que están descargando lo mismo. Esto quiere decir que cualquiera que esté compartiendo el mismo archivo puede ver nuestra dirección IP. Respecto a quienes suelen monitorizar esta actividad de descarga de archivos suelen ser dos:

  1. Los ISP o proveedores de Internet.
  2. Organismos que defienden los derechos de autor.

Según el país en el que estemos ubicados tienen una legislación más o menos restrictiva. En algunos casos se establecen multas, corte de la conexión de Internet y más. El típico caso con legislación muy estricta es Estados Unidos. Una vez que se detecta que se ha infringido la ley se envía un aviso de infracción de copyright al correo electrónico, por carta o el medio establecido legalmente.

Por ese motivo, a la hora de descargar torrents se busca ocultar la IP pública. Ya sea para evitar multas, mantener la privacidad o ambas. En ese sentido como veremos a continuación, las VPN y los proxys anónimos se constituyen en la mejor alternativa para conseguir el anonimato.

Descargar archivos Torrent con seguridad

Usar proxy para descargar torrents

Un proxy es un servidor, programa o dispositivo que realiza una función de intermediación en las peticiones de recursos que realiza un cliente A hacia otro servidor C. Un ejemplo clásico, es cuando una máquina A realiza una petición a C. La manera en que se va a hacer es mediante una petición a B que enviará la petición a C. Así, este último no va a saber que la petición original era de A. Después, esa respuesta pasará por B, que es el proxy y se la mandará al usuario A, que fue quien realizó la petición de esos datos. Aquí tenemos un esquema de cómo funciona un proxy:

De este modo gracias a los proxys se consigue el anonimato. Los inconvenientes que tienen es que vamos a perder velocidad, se aumentará la latencia y tardaremos más tiempo en recibir nuestras peticiones.

Que funcione mejor o peor, dependerá de la calidad del servidor y del lugar en el que se encuentre. Hay servicios proxy que permiten ocultar la IP y usarlo para P2P. Uno de los más conocidos que podemos utilizar para descargar torrents es BTGuard. Este proxy puede operar con los principales clientes de BitTorrent. Una cosa muy importante a tener en cuenta es que un proxy solamente hace anónimo el uso de una aplicación concreto.

Usar servicios de VPN para descargar torrents

Por si no lo sabéis, VPN vienen del acrónimo inglés Virtual Private Network. Una VPN nos ofrece una tecnología de red que permite una extensión segura de la red de área local sobre una red pública como Internet. La forma de operar es estableciendo una conexión virtual punto a punto, mediante el uso de conexiones dedicadas que estarán cifradas.

Cuando usamos una VPN muestra conexión es como un túnel en la que nuestra información va cifrada desde el punto de origen al de destino. Esto dificulta enormemente el trabajo a los ciberdelincuentes ya que nuestra conexión a Internet es más segura. Por ese motivo, desde RedesZone recomendamos su uso cuando estemos en una red Wi-Fi pública.

Las ventajas que nos puede ofrecer la utilización de una VPN son:

  • Evitar los bloqueos geográficos para ver contenidos no disponibles de plataformas de streaming o webs que no se puedan ver en tu país.
  • Navegar de forma más anónima al no mostrar nuestro tráfico a nuestro ISP.
  • Ocultar nuestras descargas P2P.

El inconveniente que tienen, al igual que el proxy, es que puede disminuir la velocidad de conexión. Por eso hay que contratar una VPN o proxy de calidad para que la reducción de la velocidad sea la menor posible. Un factor importante es que no podemos usar cualquier VPN para descargar torrents o ver contenidos en streaming. Esto sucede porque las VPN o proxy gratuitos suelen ser demasiado lentos o tienen límite de tráfico. También al usar uno gratuito se corre el riesgo de que se vendan datos privados nuestros porque de algún lado tienen que sacar beneficios.

Por ese motivo y por su versatilidad, la mejor opción para descargar torrents de forma segura y con una buena velocidad es contratar alguna VPN de calidad. Alguno ejemplos que podemos utilizar son: Surfshark VPN, PureVPN, HMA VPN, NordVPN o Cyberghost.