Detecta y evita falsas alertas de amenazas que te ponen en riesgo

Detecta y evita falsas alertas de amenazas que te ponen en riesgo

Javier Jiménez

Es una realidad que a la hora de navegar por Internet nos podemos topar con múltiples amenazas que ponen en riesgo nuestros sistemas. Hablamos de muchos tipos de virus, variedades de malware, ransomware… Ahora bien, no todas las alertas que nos encontramos donde nos indican que algo va mal, realmente son ciertas. A veces podemos toparnos con advertencias de virus y malware que son falsas y suponen un problema. Vamos a explicar cómo detectarlas y qué hacer para evitarlas.

Qué son las alertas de malware falsas

Es relativamente común que a la hora de navegar por Internet, ya sea desde un ordenador o dispositivo móvil, nos aparezca un mensaje de alerta diciendo que algo va mal. Suele ser una ventana emergente, un cuadro de diálogo o banner en el propio sitio. Nos indica que nuestro equipo tiene virus y que debe analizarse.

La cuestión es que estas alertas en realidad son falsas. Simplemente son un anzuelo para que la víctima haga clic y terminar en una web controlada por los atacantes. Una estrategia para robar información, ofrecer software maliciosa y, en definitiva, comprometer la seguridad y privacidad.

Como decimos, esto puede aparecer al navegar desde cualquier dispositivo. En ocasiones si nos aparece este problema puede ser porque ya tenemos un malware en nuestro equipo, ese sitio es inseguro o ha sufrido algún ataque.

Cómo detectar estas alertas falsas

Por suerte detectar estas alertas falsas, o también conocido como scareware, suele ser bastante sencillo. Generalmente muestran mensajes muy llamativos, con colores vivos y símbolos de alerta para captar nuestra atención. Pueden ser ventanas emergentes que aparecen, anuncios publicitarios mientras navegamos e incluso en ocasiones sonidos de alerta.

La primera opción para detectarlo es simplemente visual. Estamos navegando y nos encontramos con un mensaje de alerta que nos dice que nuestro equipo ha sufrido algún ataque o está en peligro.

Podemos detectar fácilmente que no se trata de nuestro antivirus al ver que procede del navegador, que el cuadro de diálogo es en realidad una ventana emergente y que muy posiblemente esté en otro idioma. También notaremos el propio mensaje, donde veremos claramente que se trata de un intento de engaño al no ofrecer muchos datos más allá de que nuestro equipo está en peligro o de que descarguemos un software para solucionarlo.

En ocasiones puede que simulen ser una alerta del sistema. Esto quiere decir que van a pretender ser un mensaje de alerta de nuestro sistema operativo, como puede ser Windows por ejemplo.

Virus falso al navegar

Cómo evitar problemas con estas alertas de malware falsas

Es muy importante que nunca interactuemos con estas alertas de ninguna manera. Jamás debemos hacer clic en los mensajes de alerta que nos aparecen, ni descargar ningún software que nos digan, ni rellenar ningún dato en caso de que nos lo pidan. Es esencial que ignoremos estos mensajes y si es posible cerremos las ventanas o cuadros de diálogo (a veces estarán integrados en un sitio web que visitamos).

Igualmente es importante para evitar problemas contar con herramientas de seguridad. Un buen antivirus puede prevenir la entrada de malware que comprometan nuestro sistema. Si hemos recibido alertas falsas de este tipo a veces puede ser porque ya previamente tenemos un malware. Por tanto será importante prevenir la entrada de software malicioso.

Algo fundamental es contar con las últimas versiones. Nuestro sistema operativo, las herramientas que utilicemos, tienen que contar con los parches y actualizaciones que haya disponibles. De esta forma podemos corregir posibles vulnerabilidades que puedan ser explotadas para atacar.

Pero también será necesario el sentido común. Lo normal es que si estos anuncios falsos nos aparecen es porque hemos entrado en un sitio inseguro. Tal vez incluso hayamos hecho clic en algún link que pueda ser problemático. Es muy importante que no cometamos errores a la hora de navegar por la red y que no expongamos de ninguna manera nuestros datos al acceder a sitios que puedan ser peligrosos.