Fraudes vía SMS: cómo se llevan a cabo y qué debes hacer para detectarlos

Fraudes vía SMS: cómo se llevan a cabo y qué debes hacer para detectarlos

Lorena Fernández

Los SMS (mensajes de texto) ya no gozan de la popularidad de hace unos años. De todas formas, este medio de comunicación aún se encuentra vigente. Especialmente, cuando se quieren aplicar un segundo método de autenticación a la hora de realizar pagos con tarjetas de crédito, o también para recibir notificaciones de eventos bancarios y publicidad. Sin embargo, un mensaje de texto puede servir como puente para ataques como el phishing.

Como hemos mencionado, no solamente puedes ser víctima de phishing sino de todo tipo de estafas o ciberataques. Por otro lado, por la simplicidad de su gestión, los mensajes de texto también pueden servir como un canal efectivo para enviar spam. Aquellas personas que perciben que están recibiendo mensajes sospechosos, generalmente los ignoran o los borran. Por fortuna, para los atacantes existen otras tantas personas que sí caen ante el encanto de estos mensajes, sobre todo si éstos informan sobre algo «urgente» o incitan a realizar alguna acción.

Un clásico ejemplo consiste en la recepción de un mensaje que informa que tienes un paquete listo para retirar, aunque tú no recuerdes haber hecho ninguna compra o haber esperado para recibir algún paquete. Muchas veces, nuestra curiosidad nos gana y queremos saber de qué se trata. Es ahí en donde empiezan los problemas.

Mensajes sospechosos como el que mencionamos, informan o mejor dicho, te incitan a que realices una acción. Si recibes un mensaje así, nuestro mayor y mejor consejo es dudar. Si realmente tienes un paquete pendiente de recoger, debería indicarte que llames al número oficial de la empresa de mensajería, o simplemente que accedas a tu cuenta habitual para revisar qué ha ocurrido exactamente con el envío que supuestamente estás esperando. Al fin y al cabo, uno mismo tiene el control de sus datos personales y los paquetes que nos deberían llegar, siguiendo con el caso de los paquetes.

En la captura de arriba vemos un caso de un mensaje con las características del ejemplo que habíamos comentado. Ya en primera instancia, nos damos cuenta que dice «Hello mate» (Hola, compañero/amigo). Es una evidente señal de informalidad. Una empresa de esas características no se dirigiría de esa manera a sus clientes, bajo ninguna circunstancia. Otro aspecto importante es que casi nunca te van a enviar SMS en otros idiomas como en inglés, y si lo hacen en español, no deberían tener ninguna falta de ortografía ni utilizar palabras que apenas se utilizan.

Por otro lado, quiere que te dirijas a un enlace que no cuenta con ninguna característica que indique que realmente corresponda a tal empresa. Incluso si el enlace es muy similar al de una empresa auténtica o piensas que estás seguro de que es un enlace válido, es recomendable siempre no hacer click. Recuerda que con tan solo hacer click en un enlace sospechoso, puedes llegar a recibir hasta ransomware y el resto de la historia ya lo sabemos bien.

¿Ningún mensaje de texto que recibamos es legítimo?

Claro que sí, existen mensajes que puedes recibir y son legítimos de la empresa que te presta algún servicio. Solamente que, también pueden llegar mensajes fraudulentos y muchas veces podríamos no darnos cuenta. Es altamente recomendado el seguir estos consejos para poder evitar dolores de cabeza. ¿Sigues con la duda? Contacta directamente con la empresa por teléfono o a través de un chat en línea si es que posee ese medio. De esa manera, podrás despejar las dudas y también, potenciales problemas de encima.