¿Eres capaz de detectar el Phishing? Ponte a prueba

¿Eres capaz de detectar el Phishing? Ponte a prueba

Javier Jiménez

Son muchas las amenazas que podemos encontrarnos a la hora de navegar por Internet. Muchos tipos de ataques que pueden poner en riesgo nuestra seguridad y privacidad. Si hablamos de uno de los más frecuentes y que ha aumentado mucho en los últimos tiempos es el Phishing. Es importante prevenir este tipo de ataques que tiene como objetivo robar nuestras credenciales y contraseñas. Por ello en este artículo hemos querido mostrar una serie de pautas a los usuarios para saber detectar los ataques Phishing. ¿Estás preparado?

El problema de los ataques Phishing

Como hemos mencionado los piratas informáticos utilizan los ataques Phishing para robar contraseñas y credenciales de los usuarios. Es un problema que está muy presente tanto para usuarios particulares como para empresas. Es cierto que las herramientas de seguridad cada vez están más preparadas para evitar este tipo de ataques, pero también los ciberdelincuentes perfeccionan sus técnicas.

Los ataques Phishing pueden llegar por medios muy variados. Tradicionalmente han llegado a través de un correo electrónico. Sin embargo en los últimos tiempos también han aumentado los ataques de este tipo a través de redes sociales o incluso de aplicaciones de mensajería instantánea como puede ser WhatsApp.

Hay que tener en cuenta que este tipo de problemas de seguridad afecta a usuarios de sistemas operativos y plataformas muy variadas. No importa si estamos utilizando Windows, Linux, Android… cualquier dispositivo puede ser atacado por alguno de los medios por los cuales se distribuye el Phishing.

Todo esto hace que sea necesario estar preparado para detectarlo. Hay ciertas pautas que podemos mencionar para que los usuarios sepan si cometen errores o no. Es posible que en algún momento nuestra contraseña esté en peligro por no haber prestado atención.

Detecta el Phishing antes de que te afecte

Es vital saber identificar las señales que pueden indicar que estamos ante un ataque Phishing. Esto lo podemos aplicar a la hora de recibir correos electrónicos, mensajes por redes sociales o incluso por WhatsApp. También a la hora de navegar por páginas web podemos toparnos con enlaces fraudulentos.

Iniciar sesión desde links en correos electrónicos

¿Has iniciado sesión directamente desde links que has recibido por e-mail? Esa es sin duda una de las causas más comunes de ser víctima de este tipo de ataque. Es muy importante evitar iniciar sesión desde enlaces que recibamos por correo electrónico, redes sociales o mensajes. Siempre debemos iniciar sesión directamente desde la página web de ese servicio.

Por tanto esta es una prueba de que has cometido un error y has podido ser víctima de Phishing, en caso de que hayas iniciado sesión desde enlaces recibidos por e-mail. Es importante saber detectar cuándo puede ser un riesgo iniciar sesión.

Abrir o descargar archivos adjuntos

Otra causa es abrir o descargar archivos adjuntos que recibimos. Esto puede suponer un peligro para la seguridad de nuestros equipos, pero también podrían ocultar un ataque Phishing que tenga como objetivo robar nuestras contraseñas.

Siempre debemos analizar muy bien los posibles archivos que recibamos por correo. Tenemos que saber que la fuente es fiable, así como no presentar ninguna anomalía que nos haga sospechar.

Usan Office Sway para enviar Phishing

Analizar la gramática y aspecto de un correo

También hay que tener en cuenta si hemos analizado o no la gramática y el aspecto general del correo. A veces podemos recibir un e-mail que simula ser de una organización legítima pero en realidad no lo es. Podemos detectarlo al observar el cuerpo del mensaje, la forma de escritura, si tiene errores gramaticales, etc. Lo mismo se podría aplicar si recibimos un mensaje por redes sociales.

Consultar que el dominio corresponde con el que debería

Por supuesto no puede faltar consultar el dominio. ¿Hemos entrado en un enlace acortado sin pensarlo? Ese es otro error. Siempre debemos asegurarnos de entrar en enlaces que realmente tienen el dominio correcto.

Es común que oculten links fraudulentos a través de enlaces acortados. De esta forma la víctima no sabe realmente si está accediendo a un sitio que puede ser una amenaza.

Enlaces desde sitios de terceros

Por último queremos hacer mención al error de acceder a enlaces que nos encontramos en sitios de terceros. Por ejemplo a la hora de actualizar un determinado programa, acceder desde un link que nos encontramos en una página que nada tiene que ver.

En definitiva, estos son algunas cuestiones que nos debemos hacer para saber si hemos cometido errores de cara a prevenir los ataques Phishing.