Así protegen tus datos los diferentes tipos de cifrado

Así protegen tus datos los diferentes tipos de cifrado

Javier Jiménez

La privacidad es un factor fundamental para los usuarios. Son muchas las amenazas que pueden comprometer nuestra información y datos personales. Muchos tipos de ataques en la red. Es una realidad que nuestros datos tienen un gran valor en Internet hoy en día. Muchas empresas buscan la manera de recopilar información para incluirnos en campañas de Spam, enviarnos publicidad orientada o incluso lucrarse al vender esa información a terceros. Ahora bien, por suerte podemos hacer uso de métodos y herramientas para protegernos. En este artículo vamos a centrarnos en la importancia del cifrado y qué tipos existen para proteger todo tipo de información y datos que podamos tener.

La importancia del cifrado

Gracias a contar con herramientas de cifrado podemos ocultar nuestra información y datos personales. De esta forma no podrá haber intrusos que accedan fácilmente, que puedan recopilar información para posteriormente venderla a terceros o comercializar con ella de alguna manera.

Es esencial que siempre tengamos en cuenta la importancia de proteger nuestra privacidad cuando navegamos por Internet. En ocasiones utilizamos servicios o plataformas que pueden no ser seguros o tener ciertas vulnerabilidades que expongan nuestros datos. Por ello es fundamental hacer uso del cifrado.

Y sí, el cifrado es algo que podemos utilizar en diferentes ámbitos. Podemos proteger nuestros archivos, documentos, sistemas, contraseñas… Es importante que todo esto esté realmente cifrado, oculto a posibles intrusos que lleguen a acceder a esa información.

Tipos de cifrados que protegen nuestros datos

Cifrado en la nube

La nube está cada vez más presente en nuestro día a día. Es una realidad que tanto usuarios particulares como empresas utilizan cada vez más los servicios en la nube para poder tener siempre disponibles los archivos e información, en cualquier lugar y desde cualquier dispositivo.

Sin embargo es muy importante que esos archivos, esa información que almacenamos, estén cifrados correctamente. Puede que utilicemos servicios seguros, pero siempre puede haber alguna filtración, alguna vulnerabilidad que sea explotada, y nuestros datos queden expuestos.

Normalmente los servicios en la nube más importantes cuentan con cifrado. De esta forma nuestros archivos siempre estarán protegidos. También los propios usuarios pueden utilizar diferentes herramientas para cifrar esos archivos previamente a la subida.

Cifrado de discos y equipos

Esto es algo clásico. Siempre podemos cifrar nuestro disco duro, memorias extraíbles, dispositivos… El objetivo es que nadie pudiera acceder a esa información en caso de algún problema.

Pongamos como ejemplo que perdemos un disco duro externo o que nos roban un portátil. Siempre que tengamos cifrados correctamente las memorias y discos evitaremos que nuestros archivos queden expuestos.

Cifrar memorias

Cifrado de mensajes

Por supuesto el cifrado de mensajes es algo que está cada vez más presente. La mayoría de aplicaciones de mensajería instantánea ya cuentan con cifrado de extremo a extremo. Esto significa que ningún intruso intermedio podría leer esa información que estamos enviando o recibiendo.

Aplicaciones como WhatsApp, por ejemplo, incluyen este tipo de cifrado. Así nuestros mensajes estarán protegidos aunque hubiera algún intruso en esa red intentando leerlo.

Cifrado de tráfico web

El cifrado de tráfico web también es muy importante. En este caso protege toda la información que enviamos a la hora de navegar. Por ejemplo al iniciar sesión en un sitio web, rellenar un formulario, etc.

En la actualidad la gran mayoría de páginas web son HTTPS. Esto significa que nuestros datos van cifrados. Nunca debemos iniciar sesión o enviar información desde un sitio HTTP a través de una red insegura, ya que podría haber intrusos que pudieran interceptar esa información.

Cifrado de contraseñas

Por último, algo fundamental es el cifrado de contraseñas. Podemos hacer uso de gestores de contraseñas que cuenten con un cifrado potente. De esta forma nuestras claves estarán siempre aseguradas y no habrá problemas.

Las contraseñas es la principal barrera que tenemos para evitar la entrada de intrusos. Debemos usar siempre claves que sean fuertes y complejas, que estén protegidas correctamente y evitar así problemas que afecten a nuestra privacidad.