Duplicati: Crea copias de seguridad cifradas y gratis para Windows

Duplicati: Crea copias de seguridad cifradas y gratis para Windows

Lorena Fernández

Las copias de seguridad son una parte fundamental e importantísima de la seguridad de la información. Es la primera línea de defensa contra un desastre informático, incluyendo infección por ransomware, borrado accidental de datos, e incluso intrusión en nuestro sistema. Actualmente usamos nuestros ordenadores y equipos con regularidad, todos los días pasamos varias horas delante, y almacenamos en ellos una gran cantidad de información como fotografías, documentos, presentaciones o cualquier otro tipo de contenido multimedia. Sobre todo, si eres una persona que trabaja desde casa con dispositivos personales, es sumamente importante generar copias de seguridad, además, estas copias deben estar cifradas para proteger nuestra privacidad. Duplicati es una solución bastante práctica que no sólo nos ayudará con la generación de copias de seguridad, sino también, asegurar que las mismas estén cifradas.

Independientemente de que utilices Windows, Mac OS o alguna distribución de Linux, podrás sacar provecho de esta solución gratuita. Duplicati trabaja con los protocolos de transferencia de archivos más importantes como: FTP, SFTP (SSH) y WebDAV. Por otro lado, es compatible con los principales servicios en la nube como S3 de Amazon Web Services, Google Drive, Microsoft OneDrive y mucho más. Consultando más detalladamente la documentación de Duplicati, podemos ver que, de forma nativa, brinda soporte a 19 servicios. Habíamos comentado que las copias de seguridad generadas son cifradas, esto es porque se vale del cifrado simétrico AES de 256bits, por tanto, podremos indicar una contraseña maestra para cifrar y descifrar la información. Así también, tienes la opción de optar por GPG, este último es especialmente útil si estás utilizando dispositivos con alguna distribución Linux.

¿Por qué debo cifrar mis copias de seguridad?

Hay algo peor que perder nuestros archivos por razones que probablemente, no logremos evitar del todo (borrado accidental, archivos dañados, que el disco del ordenador no esté funcionando correctamente, entre otras), y lo peor es que alguien más se apropie de ellos. Puedes pensar: perfecto, tengo mi copia de seguridad y no pasará nada si algo ocurre con mi ordenador o mis archivos. ¿Qué pasaría si pierdes tanto los archivos locales como la copia de seguridad? ¿Qué ocurriría si comprometen el servicio donde tienes alojada la copia de seguridad? A pesar de que este tipo de situaciones no te haya pasado nunca, siempre es mejor tomar las medidas de prevención adecuadas para proteger nuestros archivos.

Duplicati: basado en la web y mejor gestión de espacio

Con esta solución es posible generar copias de seguridad sin la preocupación de que se cancele o se interrumpa por problemas de conectividad. En el caso de que la conexión a Internet presente problemas, el proceso queda en pausa, y se reanuda una vez que todo se normalice. Además, se revisa constantemente si el contenido de las copias de seguridad presenta alguna irregularidad, esto permite que las copias de seguridad con problemas que se encuentren en sistemas de almacenamiento corruptos sean detectadas a tiempo, y se pueda corregir este inconveniente rápidamente.

La gestión de espacio de almacenamiento es más eficaz gracias a que cuenta con la característica de copias de seguridad incrementales y unos procesos que evitan la duplicación de datos. Todo esto nos ayudará a tener más de una copia de seguridad, que casi siempre significa un desperdicio de espacio de almacenamiento, sobre todo si es que constantemente estamos trabajando con archivos como documentos. Por otro lado, cuenta con un gestor de programación de las copias de seguridad.

Cómo aprovechar Duplicati en servidores NAS

Recordemos que un servidor NAS nos facilita el contar con un sistema de almacenamiento en red donde poder almacenar las copias de seguridad. Con los servidores NAS, podemos tener control y acceso centralizado a nuestros archivos. Es mucho más seguro que si optamos por alguna de las soluciones gratuitas de almacenamiento en la nube, que, al fin y al cabo, son nubes públicas. La seguridad y la privacidad de nuestros datos es sumamente importante. En consecuencia, podemos hacer que nuestro NAS proteja aún más nuestros archivos mediante la integración con Duplicati. Como hemos comentado, las copias de seguridad generadas a través de esta solución son cifradas con algoritmos sumamente robustos, y en combinación con la seguridad de los servidores NAS, podremos estar bastante tranquilos. Nuestras copias de seguridad estarán disponibles con toda seguridad y privacidad, siempre que lo necesitemos.

Para que el control de nuestras copias sea mucho más accesible, Duplicati se ha desarrollado con una interfaz de usuario basada en la web. Por lo que podremos ingresar desde el navegador de nuestra preferencia, ya sea desde nuestro ordenador o desde el móvil.

¿Quieres probar Duplicati? En el tutorial de la web oficial podemos seguir los pasos para instalarlo dependiendo del sistema operativo que estemos usando. Si estás utilizando Windows, debes descargar el instalador y podrás hacerlo en pocos minutos gracias al asistente de instalación. Sin embargo, debes asegurarte que tengas la última versión de .NET Framework. Para esto, busca en el menú de Windows «Agregar o quitar programas» y revisa qué versión de Framework tienes. Si el que tienes es menor al que figura en el portal de Microsoft (o no lo tienes), descárgalo e instálalo. Por otro lado, debes tener los componentes de ejecución Visual C++ para Visual Studio 2015, si no los tienes puedes descargarlos aquí.

Para garantizar que puedas instalarlo correctamente, te detallamos los pasos a seguir para la instalación si tienes Windows:

Acepta los términos y condiciones antes de continuar

Si lo deseas, puedes escoger la locación en donde se almacenará el programa. Si no, puedes continuar sin problemas.

Finalmente, haces clic en Instalar

Ya puedes lanzar el programa

Automáticamente, se abrirá una pestaña en tu navegador de preferencia. El enlace debe ser muy similar a este:

http://localhost:8200/ngax/index.html#/

Si ha terminado de cargar correctamente, ya está listo. Ya puedes disfrutar de Duplicati desde tu ordenador. Por ser la primera vez, te preguntará si tu ordenador tiene múltiples cuentas de usuario, en el caso de que así sea, debes seguir los pasos para crear una contraseña y así evitar accesos indebidos a la aplicación.

Posteriormente, te encontrarás con una interfaz muy sencilla de manejar. A continuación, veremos cómo generar una copia de seguridad. Hagamos clic en Añadir copia de seguridad

Te preguntará si quieres configurar la copia de seguridad desde cero, o bien importar la configuración. Para este caso, optaremos por la primera opción.

En principio, colocarás datos generales: nombre, descripción, qué cifrado utilizarás (se recomienda el cifrado que vemos en la captura más abajo (AES-256), el cual ya está habilitado por defecto. Puedes colocar una frase de seguridad o que Duplicati te ayude en generarla.

Seleccionarás el tipo de almacenamiento (puedes optar por otros servicios como MEGA, OneDrive y otros), la ruta de la carpeta a la cual deseas realizar la copia de seguridad. Si así lo deseas y para mayor seguridad, puedes personalizar la copia con un nombre de usuario y contraseña.

Al final de este paso, se encuentran varias opciones avanzadas en relación a la unidad o carpeta local, o bien, puedes configurar solicitudes HTTP. Algunas de ellas son: aceptar cualquier certificado SSL del servidor, establecer versiones permitidas SSL y habilitar el buffering HTTP. Sin embargo, esto está orientado a usuarios avanzados que precisan de otras características en su copia.

El siguiente paso corresponde a Datos de Origen, en donde justamente se escoge cuál es el origen, eligiendo una carpeta determinada, o bien, indicando una ruta en particular. Más abajo te da las opciones de agregar filtros y excluir ciertos tipos de archivos: ocultos, los de sistema y los archivos temporales. Así también, para poder gestionar de mejor manera el tamaño de la copia, tenemos la opción de excluir archivos de cierto tamaño. Por ejemplo, yo puedo excluir archivos mayores a 1GB.

Aquí es en donde configuramos si nuestra copia de seguridad se ejecutará automáticamente. Si activas esta opción, podrás configurar a partir de qué fecha empieza el ciclo de generación de las copias, cada cuánto tiempo y los días que deseas.

Al final, aparecerán algunos apartados, de los cuales tienes la opción de ajustarlos o no. Uno de ellos corresponde a si queremos conservar nuestras copias permanentemente o bien, borrarlas luego de un determinado período de tiempo. Hay varias opciones. Luego, ya puedes guardar la copia.

De acuerdo al tamaño de los archivos a partir de los cuales quieres generar tu copia, el proceso tardará más o menos tiempo. Puedes realizar cualquier otra actividad mientras tanto y el proceso no se verá interrumpido por ello.

Como hemos visto, esta solución es una de las más prácticas a la hora de gestionar nuestras copias de seguridad. Hoy en día y, sobre todo, nuestra privacidad es algo esencial. Duplicati se caracteriza por ser sumamente práctico y se encuentra disponible siempre que lo necesites. Pero, ¿qué pasa si necesito restaurar mi copia? ¡Muy sencillo! Sólo debemos ir al apartado de Restaurar. Aquí te aparecerán tres o más opciones, de acuerdo a la cantidad de copias que has creado. Sin embargo, la primera y la segunda se mantienen:

  • Restaurar desde ciertos ficheros que queramos
  • Restaurar desde una configuración (se refiere a la restauración importando el archivo de configuración)

Después sólo restan un par de pasos que consisten en indicar en qué ubicación hacemos la restauración y cómo gestionamos los archivos restaurados (permisos de lectura/escritura, sobrescribir y otros).

Gestionar las configuraciones de Duplicati

En la misma interfaz web podemos ajustar varios aspectos. Uno de los más importantes es permitir o no que el programa siga ejecutándose después de iniciar nuestro ordenador o si se lo deja en estado de hibernación. Sin embargo, esta solución no ocupa mucho espacio en memoria ni recursos. Por otro lado, puedes cambiar el idioma del programa y la apariencia para un aspecto más personalizado, entre otros ajustes más.

Si utilizas distribuciones de Linux como Ubuntu, Debian o CentOS, en el mismo enlace de ayuda para la instalación de Duplicati, podrás encontrar los conjuntos de comandos que corresponden a cada uno. Por fortuna, no existen muchas diferencias entre las distintas distribuciones de Linux. También será posible utilizar esta solución en ordenadores con Mac OS.

Tal y como habéis visto, es muy sencillo realizar copias de seguridad con Duplicati, y posteriormente almacenarlas en un servidor NAS o en la nube pública, ya que las copias de seguridad se encuentran cifradas con AES 256 bits.