Cómo debe ser un navegador para considerarse seguro y privado

Cómo debe ser un navegador para considerarse seguro y privado

Javier Jiménez

Son muchas opciones las que tenemos para navegar por Internet hoy en día. Podemos contar con muchos tipos de navegadores para todos los dispositivos y sistemas operativos. Ahora bien, como sabemos no todos ellos son iguales. En ocasiones podemos encontrarnos con opciones que cuentan con más herramientas disponibles, más variedad de funciones y una configuración más amplia. No obstante, la seguridad y privacidad son factores que siempre deben estar presentes. En este artículo vamos a hablar de qué hay que tener en cuenta en un navegador si queremos preservar la seguridad y privacidad.

Cómo debe ser un navegador en seguridad y privacidad

Como hemos indicado tenemos un gran abanico de posibilidades cuando elegimos un navegador para nuestro sistema. Son muchas las opciones que tenemos y muy diferentes. Algunos pueden estar exclusivamente orientados en la privacidad y seguridad, mientras que otros pongan su trabajo en la creación de complementos para dar una mayor versatilidad.

Nosotros en este artículo queremos mencionar algunos aspectos que consideramos importantes para aquellos que busquen preservar sus datos, mantener el anonimato y la seguridad cuando navegan por la red.

Ya sabemos que a la hora de navegar por Internet nuestros datos pueden ser objetivo para posibles intrusos o empresas de marketing. Buscan la manera de obtener esa información para posteriormente incluirnos en una campaña de Spam, enviar publicidad orientada o incluso vender los datos a terceros y obtener así beneficio económico.

Contar con DNS-over-HTTPS

Una de las características más interesantes en cuanto a seguridad y privacidad es contar con DNS-over-HTTPS. Es algo que está cada vez más presente entre los navegadores modernos y permite cifrar las búsquedas de nombres de dominio antes de enviarlas por Internet.

Hay que tener en cuenta que algunos navegadores no tienen esta función activada de forma predeterminada, aunque podemos configurarlo para ello.

Código abierto

Esto es algo que valoran mucho los usuarios. No es algo exclusivo de los navegadores, sino en general de cualquier aplicación que utilicemos. El hecho de ser de código abierto significa que cualquiera puede ver toda la estructura de ese programa, detectar posible código diseñado para el robo de información o para comprometer de alguna manera nuestra seguridad.

Otro punto positivo de ser código abierto es que muchos investigadores de seguridad externos pueden analizar en busca de posibles fallos.

Complementos de seguridad y privacidad

Para mantener la seguridad no solo basta con tener un antivirus. Son muchas las herramientas que podemos utilizar para ello y también los navegadores cuentan con complementos de seguridad y privacidad.

Algunos de los que cuentan con más usuarios ofrecen un gran abanico de posibilidades en este sentido. Es algo que debemos tener en cuenta y así aumentar aún más nuestra protección a la hora de navegar por la red.

Funciones de privacidad integradas

Esto es algo que está presente principalmente en los navegadores que están basados en la seguridad y privacidad. Ofrecen funciones añadidas de privacidad que vienen integradas en el propio navegador con el objetivo de proteger los datos e información de los usuarios a la hora de navegar.

Actualizaciones frecuentes

No podemos utilizar un navegador obsoleto, que no cuente con actualizaciones frecuentes para solucionar posibles problemas que surjan. Lo interesante siempre es hacer uso de este tipo de programas que cuente con versiones actualizadas, que tenga soporte para poder solucionar posibles problemas que aparezcan y ofrecer las mayores garantías a los usuarios.

Navegación en modo de incógnito y facilidad para borrar datos

Por otra parte, algo exclusivo para mantener la privacidad es que el navegador cuente con modo de incógnito. De esta forma no se almacenan datos de la sesión. También hay que mirar que cuente con facilidad para borrar los datos que se han podido almacenar a la hora de navegar por la red en nuestro día a día.

En definitiva, estas son algunas características esenciales que debemos tener en cuenta cuando vayamos a instalar un navegador si queremos preservar siempre la seguridad y privacidad.