Comprueba rápidamente si estás infectado con Emotet

Comprueba rápidamente si estás infectado con Emotet

Javier Jiménez

Dentro de todas las amenazas que podemos encontrar a la hora de navegar por Internet, Emotet es una de las más presentes e importantes en los últimos tiempos. Se trata de un malware que puede poner en riesgo nuestra seguridad y privacidad y que además es capaz de infectar de formas muy diversas. Es importante saber si nuestro equipo está infectado o no por este problema. Por ello en este artículo vamos a hablar de una herramienta que nos permite saber de una manera sencilla si nuestro sistema está infectado por Emotet.

Cómo saber si nuestro equipo está infectado con Emotet

Emotet ha sido una de las amenazas más presentes en los últimos tiempos. Puede llegar a través de métodos muy diversos, como hemos mencionado. Su objetivo no es otro que comprometer la seguridad y privacidad de los usuarios.

Un ejemplo de cómo se propaga Emotet es simplemente a través de un correo electrónico con un archivo Word adjunto. Esto podría liberar malware en nuestro sistema y comprometer la seguridad. Entre otras cosas, Emotet es capaz de descargar e instalar el troyano bancario TrickBot, que puede robar nuestras credenciales, las cookies, historial de navegación e incluso propagarse a otros equipos en la misma red.

Todo esto hace que sea muy importante proteger nuestros equipos para prevenir la entrada de amenazas como Emotet. Sin embargo en ocasiones podemos cometer errores, puede haber vulnerabilidades o podemos agregar software malicioso que haga que nuestro equipo se infecte. Por ello también es interesante saber en todo momento si nuestro equipo está infectado o no.

Aquí es donde entra en juego EmoCheck. Se trata de una herramienta sencilla que podemos utilizar en Windows para saber si el sistema ha sido infectado por Emotet. Es totalmente gratuito y su funcionamiento es muy sencillo.

EmoCheck, la herramienta que detecta Emotet

Lo primero que tenemos que hacer es descargar la herramienta de EmoCheck desde GitHub. Está disponible tanto en la versión de 32 como de 64 bits. Una vez la tengamos descargada solo tenemos que ejecutar el archivo.

Si al ejecutar el archivo nos indica que no ha detectado Emotet en nuestro sistema significa que está libre de esta amenaza. No tendremos que preocuparnos por nada más.

En cambio, en el caso extremo de que nos indique que ha detectado Emotet tendríamos que tomar medidas. Es importante que vayamos al administrador de tareas y cerremos ese proceso. También será necesario instalar o actualizar el antivirus y realizar un análisis profundo del sistema. Será vital también contar con las últimas actualizaciones del sistema operativo para corregir posibles vulnerabilidades.

El problema de Emotet

La importancia de proteger nuestros equipos

Es una realidad que nuestros sistemas deben estar protegidos correctamente. No hablamos solo de evitar la entrada de Emotet, sino también de cualquier otra amenaza que pueda poner en riesgo nuestra seguridad y privacidad en la red. Son muchos los ataques que pueden afectarnos y debemos tomar precauciones para evitarlo.

Será necesario contar con herramientas de seguridad, como hemos mencionado. Un buen antivirus puede ayudarnos a detectar y eliminar malware muy diverso. Los hay muy variados, tanto gratuitos como de pago. Es importante aplicarlo en cualquier sistema operativo.

También será necesario contar con los últimos parches y actualizaciones de seguridad. Solo así evitaremos las posibles vulnerabilidades que sean utilizadas por los piratas informáticos para llevar a cabo sus ataques. Necesitamos evitar esos fallos de seguridad.

Por último, aunque quizás lo más importante, el sentido común. Hemos visto que en el caso de Emotet puede llegar simplemente a través de un correo electrónico que tenga un archivo adjunto malicioso. Eso significa que con abrir o descargar ese archivo se puede ejecutar el malware y comprometer todo nuestro sistema. Hay que tener cuidado a la hora de utilizar el correo electrónico y asegurarnos siempre de conocer el destinatario antes de abrir o descargar un archivo adjunto. Lo mismo podríamos aplicar a la hora de navegar por la red y no caer en posibles trampas que comprometan nuestros sistemas.