Por qué no deberías guardar información importante en el e-mail

Por qué no deberías guardar información importante en el e-mail

Javier Jiménez

El correo electrónico es un medio de comunicación muy utilizado tanto por usuarios particulares como por empresas. Tenemos a nuestra disposición un gran abanico de posibilidades en este sentido. Son muchos los proveedores que podemos utilizar y como sabemos algunos incluso están orientados en la privacidad y seguridad. En este artículo vamos a centrarnos en este último punto, la seguridad, pero explicando la razón por la que no debemos almacenar información sensible en el e-mail. Vamos a explicar de qué manera podría ser un riesgo.

El e-mail, un servicio fundamental en nuestros días

No hay dudas de que en la actualidad el correo electrónico es un servicio muy utilizado a todos los niveles. Lleva con nosotros casi desde los inicios de Internet y ha mejorado constantemente. También hay que tener en cuenta que han ido apareciendo ciertas herramientas que pueden ayudar a preservar nuestros datos.

Si hacemos mención al uso que damos al e-mail, podemos decir que en la actualidad no solo sirve para enviar y recibir correos. Podemos utilizarlo también para almacenar información, ya que la mayoría de los servicios más utilizados cuentan además con almacenamiento.

Pero claro, mientras más usos aparezcan en el e-mail también puede hacer que los piratas informáticos pongan aquí sus miras. Por ello en este artículo vamos a explicar el riesgo de almacenar información sensible en nuestra cuenta de correo electrónico.

Seguridad en el e-mail

Por qué no debemos almacenar información sensible en nuestro e-mail

Es frecuente que los usuarios utilicen el e-mail para guardar datos de todo tipo. Podemos subir archivos, imágenes o incluso guardar contraseñas de otras aplicaciones y plataformas para tenerlas siempre disponibles. El problema es que el e-mail puede ser explotado por los ciberdelincuentes y todo eso está en peligro.

Riesgo de ataques

Lo primero y más evidente es el riesgo de sufrir algún tipo de ataque. Ya sabemos que nuestros datos en la red tienen un gran valor hoy en día. Podemos ser víctimas de muchos tipos de ataques que comprometan la seguridad en Internet. El correo electrónico, como hemos mencionado, es uno de los servicios que más atacan los piratas informáticos.

En caso de que un ciberdelincuente logre robar nuestra contraseña del e-mail podría acceder a toda la información que hemos almacenado. Tendría acceso a los correos donde guardamos archivos de gran valor, por ejemplo. También incluso si hemos guardado contraseñas de otros servicios o cualquier e-mail importante que hayamos recibido.

Por tanto cuando vayamos a almacenar información y datos sensibles en el correo electrónico hay que tener en cuenta el riesgo de ataques que podemos sufrir.

Acceso de aplicaciones de terceros

Esto es algo que muchos usuarios pasan por alto pero que es una realidad. Ya hemos indicado que la información personal tiene un gran valor en la red hoy en día. Podemos hacer uso de aplicaciones de terceros para tener diferentes complementos y utilidades en nuestro e-mail. Sin embargo en muchas ocasiones requieren de tener acceso a nuestro correo electrónico.

¿Qué puede ocurrir con esto? Básicamente que esas aplicaciones de terceros tienen acceso a toda la información y datos que guardamos en el e-mail. Quizás no queramos que cierta información sensible pueda ser averiguada fácilmente y esté disponible para terceros. Por ello es otro de los puntos por los cuales no debemos guardar información importante en el e-mail.

Problemas de privacidad del servicio

Es cierto que los proveedores de correo electrónico han mejorado con el paso del tiempo. Hoy en día son mucho más privados y utilizan también funciones para ayudar a preservar la seguridad en la red. Pero claro, no todos ellos lo hacen.

Podemos toparnos con un proveedor de correo electrónico que no cuide correctamente nuestros datos. Podrían, en definitiva, exponer nuestra información en la red y eso es un problema evidente.

Vulnerabilidades que expongan los datos

Por último, otra cuestión importante y que hay que tener en cuenta para no guardar archivos e información importante en el e-mail es que puede haber vulnerabilidades que expongan los datos.

Esto es algo que afecta a todo tipo de servicios y plataformas en Internet. En un determinado momento podemos ser víctimas de vulnerabilidades que puedan exponer nuestra información y datos. El e-mail no es una excepción.